Inicio Cine “Terapia con Mr. Quinn”: ‘Cazafantasmas’ no es cuestión de sexo, es cuestión...

“Terapia con Mr. Quinn”: ‘Cazafantasmas’ no es cuestión de sexo, es cuestión de dignidad

1615

Artículo semanal de @goonielor en su “Terapia con Mr. Quinn”. Esta semana psicoanalizamos las ‘Cazafantasmas’ (2016), de Paul Feig.

Estoy vislumbrando el futuro. Estoy vislumbrando una página web, llamada “CINEMASCOMICS.COM“, y un artículo de humor sacado de contexto. Estoy vislumbrando ese post y veo comentarios airados, furiosos, clamando al cielo por acabar con el heteropatriarcado y el machismo imperante en nuestras sociedades. Y, de repente, en un comentario alguien se ríe. Risa. Ese poderoso torrente de felicidad que se desprende del cuerpo y golpea el aire al son de las carcajadas. Y yo pienso: “Esto no tiene ni puta gracia”.

Cazafantasmas - critica (1)

“Caca-culo-pedo-pis”. La gente ríe y aplaude en el cine. “Pis-pedo-culo-caca”. La gente no para de reír y aplaudir en el cine. “Caca”. Je. “Culo”. Ya está bien. “Pedo”. Pero bueno… “Pis”. Mierda para ti. ¡No lo entiendo! Señores, damas (las pocas que no hayan escapado enervadas de este post de HUMOR, con mayúsculas), no entiendo qué gracia tienen las Cazafantasmas, de Paul Feig. Lo digo de verdad. No me he reído con casi ninguno de los absurdos chistes de parvulario que infestan la película. No me he reído con casi ninguna de las escenas que quieren ser sketches largos y conectados, pero que hacen del filme un producto entretenido y que a ratos se puede disfrutar.

Cazafantasmas - critica (2)

Pero no. Esto no es Cazafantasmas. Es una parodia. Una imitación vulgar, barata, cutre. Made in Talavera de la Reina. Solo faltó la canción de “El puente de Talavera” para que Cazafantasmas, de Paul Feig, sea una aberrración audiovisual al nivel de Superhero Movie. Porque sí. Cazafantasmas, de Paul Feig, es a los Cazafantasmas clásicos lo mismo que Superhero Movie a las películas de superhéroes. Una parodia. Una imitación vulgar, barata, cutre. Una vergüenza.

Y digo yo: ¿por qué no hacen las cosas de otra manera? ¿Tan difícil es hacer algo que guarde cierta nostalgia con el clásico? Stranger Things ha demostrado que se pueden hacer las cosas bien sin necesidad de hacer las cosas igual que hace treinta años; Jurassic World demostró algo más o menos similar. ¿Cazafantasmas, de Paul Feig, qué ha demostrado exactamente? Además de que Sony Pictures sea una fábrica de remakes en descomposición, un recinto donde van a parar los proyectos malditos y en vías de fracaso taquillero. Porque Cazafantasmas, de Paul Feig, lo es.

Cazafantasmas - critica (3)

Y lo está siendo de tal manera que Sony ya ha cancelado las posibles secuelas que pudiera tener. Y la gente se indigna. Y acusa a la sociedad de machismo y heteropatriarcado. ¿De verdad? No creo que el fracaso de las Cazafantasmas, de Paul Feig, sea una cuestión de sexo, sino más bien una cuestión de dignidad. De la dignidad que siguen teniendo los amantes del clásico de los años 80, a los que les han faltado al respeto. De la dignidad que pierden con su “caca-culo-pedo-pis”, a los que aspiran a ver un humor un poco más inteligente del animal más inteligente del mundo: la mujer (sí, somos animales, mamíferos, dejad ya el temita, por el amor de Moore). Yo, sintiéndolo mucho, no quiero “caca-culo-pedo-pis”. Yo quiero a Bill Murray. ¿Que por qué? Porque… ¡Larga vida al heteropatriarcado!