Inicio Cine ‘Ted 2’: Seth MacFarlane y el arte de la insolencia

‘Ted 2’: Seth MacFarlane y el arte de la insolencia

1126

Este viernes llega a los cines de España la secuela del osito de peluche más macarra de la gran pantalla: ‘Ted 2‘. Descubre la vida y la obra de su creador con este especial que le dedicamos en Cinemascomics a Seth MacFarlane, el padre de la criatura y el guionista mejor pagado de la historia.

Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la felicidad es el “estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien; satisfacción, gusto, contento; suerte feliz“. Para los carpedieministas, la felicidad es la constante búsqueda espiritual de la gratificación a través de experiencias. Por el contrario, para los hedonistas la constante búsqueda espiritual de la gratificación a través del placer. Sin embargo, para Pixar es un personaje activo y enérgico llamado “Alegría” que se ubica dentro de nuestra cabeza. Para Seth Macfarlane, la felicidad es una forma de vida.

Temprano gusto por la creatividad y el humor negro.

Hace casi 42 años nació en Kent (Connecticut, EE.UU.) uno de creadores más exitosos de la televisión estadounidense en la actualidad: Seth MacFarlane. Hijo de nativos de Newburyport (Massachusetts) y de ascendencia canadiense, MacFarlane niño pronto desarrolló un gusto extremadamente cuidado por la ilustración y los dibujos animados. Su temprana impaciencia creativa le llevó a dibujar una tira cómica para el The Kent Good Times Dispatch, titulada “Walter Crouton“. Tenía 9 años, por algo había que comenzar.

Ya en el instituto, el ácido humor negro característico de MacFarlane le llevó a tener desavenencias con su maestro, el reverendo Richardson W. Schell. Esto provocó la ira de sus padres, que también trabajaban como docentes en la Escuela Episcopaliana de Kent, quienes no dudaron en dimitir ante las acusaciones del “pobre humor” que el joven Seth gastaba ya por aquel entonces. La cruzada de Schell contra el artista llegaría hasta sus inicios en FOX, cuando el reverendo pidió a la cadena de televisión que se negara a emitir ‘Padre de familia. Gracias a Dios, aquello fue imposible.

Seth MacFarlane: Un friki con mucha suerte.

Warsie, trekkie y amante de cualquier corriente de ciencia ficción, MacFarlane es admirado no sólo por sus dotes creativas, sino también por su increíble habilidad como pianista y su asombrosa voz. ¡Incluso ha llegado a formar parte de un grupo de jazz! Como curiosidad, en noviembre de 2008 se le negó la entrada al Crown Bar de L.A. y Seth MacFarlane les envió a los propietarios del local 5.000 dólares en flores. Una muestra más del humor que caracteriza casi toda la obra de este artista, la cual repasaremos a continuación.

Otra anécdota, menos graciosa y más milagrosa que la anterior, gira en torno a los terribles atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas. Aquel día, MacFarlane amaneció con una inmensa resaca en Boston tras una noche de fiesta en la ciudad. Su idea era regresar a Los Angeles en el vuelo 11 de la compañía American Airlines, pero una negligencia en la hora de salida de su billete que su agencia de viajes cometió hizo que perdiera el vuelo. Apenas quince minutos después, se enteraba de que aquel avión había sido secuestrado y media hora después golpeaba contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York.

Años después, Seth MacFarlane contaría así su experiencia durante una entrevista en TVShowsOnDVD.com:

La única razón por la que realmente no me ha afectado tanto como podría haberlo hecho es que yo realmente no supe que estaba en peligro hasta que todo hubo terminado, de modo que no pasé por ese momento de pánico. Después del suceso, era algo muy serio de pensar pero la gente muy a menudo está siempre en peligro; cruzas la calle y casi te atropella un coche… En este caso, resultó que estaba relacionado con algo realmente importante. No puedo permitir que esto me afecto porque soy un escritor de comedias. Tengo que guardarlo en la recámara de mi cabeza.

La obra de un humorista infatigable.

1) ‘Ace Ventura: detective de mascotas‘ (1995):

Después del éxito que logró la versión de Jim Carrey en el cine, Warner Bros quiso lanzar a la pequeña pantalla una serie de animación inspirada en el personaje de Ace Ventura. Seth MacFarlane fue el elegido para hacerse cargo del guion, convirtiéndose en su primer trabajo y en el impulso perfecto para su carrera artística en el apartado de la animación.

Ace Ventura

2) ‘Vaca y pollo‘ (1997):

Marca de la casa de Seth MacFarlane: destilado de brutalidad versión animada con una pizca de surrealismo e insolencia. La base de su obra comenzaba a asentarse. Heredera de la icónica ‘Ren & Stimpy‘, la exitosa ‘Vaca y pollo‘ se basaba en las aventuras de dos psicóticos plagados de defectos, especialmente el de estar hambrientos durante la mayor parte del día y cometer errores allá donde iban.

Vaca y pollo

3) ‘El laboratorio de Dexter‘ (1997):

Creado en realidad por Genndy Tartakovsky, el verdadero corazón que late tras Dexter no es otro que el de Seth MacFarlane. ¡Algunos han llegado a sugerir que incluso el aspecto físico es parecido al del artista! MacFarlane llegó a escribir un total de 26 capítulos de este genio de la química y su insoportable hermanita. La cultura ci-fi del guionista se aprecia aquí en gran medida, gracias en parte a los innumerables experimentos que el pequeño protagonista lleva a cabo durante la ficción.

El laboratorio de Dexter

4) ‘Johnny Bravo‘ (1997):

Conseguido un nombre en el sector de la animación, Van Partible se puso en contacto con Seth MacFarlane para que se hiciera cargo del guion de esta serie de televisión que narraba las aventuras de un chulito de playa musculoso, adicto a la absurda práctica del gimnasio y con un nivel intelectual por debajo de lo requerido para ser humano. Los críticos consideran que ‘Johnny Bravo‘ es una mezcla de ‘El laboratorio de Dexter‘ y ‘Ace Ventura: detective de mascotas‘, y servía a MacFarlane para ironizar y criticar el estúpido culto al cuerpo ligado al egocentrismo y la vanidad.

Johnny Bravo

5) ‘Padre de familia‘ (1999):

La obra de MacFarlane por antonomasia. Su llegada a la cima. Su primera creación absoluta. Con trece temporadas cumplidas, la familia Griffin continúa haciendo de las suyas en la pequeña ciudad de Rhode Island. La comparación con ‘Los Simpsons‘ siempre ha sido inevitable, pero ‘Padre de familia‘ tiene la esencia de MacFarlane dentro y la barbaridad y la procacidad son la esencia de una serie que ya es parte de la cultura popular americana. Punto y aparte el personaje de Stewie Griffin, el brazo armado de MacFarlane y la síntesis de todo lo que el artista representa.

Padre de familia

6) ‘Padre Made in USA‘ (2005):

Algunos creen que ‘Padre Made in USA‘ es una copia basta de ‘Padre de familia‘, y podrían estar en lo cierto si no supieran que su creador es simple y llanamente el mismo. A pesar de que no alcanza el éxito de la original, las aventuras de Stan Smith, un agente de la CIA que sirve a MacFarlane para ironizar sobre todos los dogmas de la política republicana de su país, han cuajado con bastante facilidad en la sociedad norteamericana. Para ser sincero: no es tan divertida como ‘Padre de familia‘, pero a veces llega a superar a “su maestra” en lo que desvergüenza se trata.

Padre Made in Usa

7) ‘Cavalcade of Cartoon Comedy‘ (2008):

Con la seguridad que le da a uno el éxito y la fama, Seth MacFarlane se embarcó en este proyecto personal que una vez a la semana se emite a través del canal de YoutubeSeth Comedy“. Dos minutos de vídeo y sin ninguna conexión argumental, el artista empieza a criticar y a ironizar con su habitual humor sobre todo lo que le venga en gana: famosos, fallecidos recientemente, series de televisión, delirios creativos… MacFarlane en estado puro, vamos. ¡Imperdible!

Cavalcade of Cartoon Comedy

8) ‘El show de Cleveland‘ (2009):

Funcionando como spin-off de ‘Padre de familia‘, Cleveland es un personaje de la gran primera creación de Seth MacFarlane que alcanzó tanto éxito como secundario que logró una serie de televisión propia. Enfocada para la comunidad afroamericana, ‘El show de Cleveland‘ ha servido a MacFarlane para criticar la rutina de la clase media acomodada estadounidense y lo absurda que se vuelve su vida con la seguridad que da una buena base económica. Nunca terminó de cuajar, pero ahí queda.

El show de Cleveland

9) ‘Ted‘ (2012):

Consagrado en el mundo de la animación, MacFarlane cumplió el sueño de su vida y se lanzó a la gran pantalla para adaptar la historia de un oso de peluche que cobra vida y se convierte en el mejor amigo de Mark Wahlberg. El peterpanismo con adicción a la marihuana y a la televisión no fue suficiente para aplacar a la crítica, que no dudo en atacar a MacFarlane acusándolo de “domesticado y comercial” mientras por el otro costado sugerían una “madurez artística“. Su secuela llega este viernes a los cines. Que afilen los lápices los críticos porque MacFarlane viene con más Ted que nunca.

Ted

10) ‘Mil maneras de morder el polvo‘ (2014):

Una vez probado el pastel de la dirección MacFarlane se atrevió con la interpretación en ‘Mil maneras de morder el polvo‘, el western menos western de los westerns vistos en el cine. Posiblemente la que menos procacidad y mordiente tiene de todas sus creaciones, pero el sustento de humor permanece intacto en MacFarlane que, en unos tiempos de crisis y oscuridad donde ya nadie se atreve a reír, nos reta a mantener la sonrisa durante 30 segundos. Algo que consigue con una facilidad pasmosa.

Mil maneras de morder el polvo

Mientras esperamos al inminente estreno de ‘Ted 2‘, ¡no te pierdas el tráiler de la secuela del osito más macarra del cine!