Inicio Cine Te invitamos al preestreno en Madrid de ‘Cenicienta’

Te invitamos al preestreno en Madrid de ‘Cenicienta’

Compartir

Consigue una de las dos entradas cuadruples que sorteamos para ver ‘Cenicienta’ con la familia en los cines Kinépolis Ciudad de la Imagen de Madrid

Gracias a Sensacine.com tenéis la oportunidad de ver antes que nadie y en familia la nueva versión de Disney de ‘Cenicienta’ en los cines Kinépolis Ciudad de la Imagen de Madrid el próximo sábado 21 de marzo a las 11:30. La película que ha dirigido Kenneth Branagh (‘Thor’, ‘Hamlet’), está protagonizada por: Cate Blanchet, ganadora del Oscar (‘Blue Jasmine’, ‘Elizabeth’) que encarna a la malvada pero incomprendida madrastra; Lily James (‘Downton Abbey’) en el papel de la dulce Ella, una joven que no se da nunca por vencida; Richard Madden (‘Juego de Tronos’) que encarna al cortés y deslumbrante Kit, que al principio oculta a Ella su verdadera identidad de Príncipe; y Helena Bonham Carter, nominada en dos ocasiones a los Oscar (‘El discurso del Rey’, ‘Alicia en el País de las Maravillas’) como la Mendiga y mítica guardiana de Ella, el Hada Madrina.

Para participar conseguir una de las 2 entradas cuádruples que sorteamos tan solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Ser seguidor de Cinemascomics.com en ,facebook,Google +, Twitter, o Instagram;
  2. Compartir en nuestro muro de facebook, Google +, Twitter o Instagram antes del 19 de marzo una imagen de ‘Cenicienta’ sea de la película que se va a estrenar o de la película clásica de animación con el siguiente mensaje, ‘Quiero acudir al preestreno de #Cenicienta en #Madrid con @cinemascomics y @sensacine’

El preestreno es para familias con niños. Los niños que acudan vestidos de príncipes o princesas si es posible. Habrá un pequeño premio para los primeros peques que se presenten vestidos de gala. Como en el cuento, la puntualidad cuenta.

Sinopsis

La historia de ‘Cenicienta’ cuenta las andanzas de la joven Ella cuyo padre, un rico comerciante, vuelve a casarse tras la muerte de su madre. Ella quiere dar gusto a su padre y acoge con cariño a su nueva madrastra y a sus hijas Anastasia y Drisella en la casa familiar. Pero, cuando el padre de Ella muere inesperadamente, la joven se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Al final, Ella queda relegada a ser una sirvienta cubierta de ceniza y por eso la bautizan con el triste nombre de Cenicienta. Pero no pierde la esperanza y a pesar de la crueldad con la que la tratan, está dispuesta a cumplir las últimas palabras de su madre: “Debía ser siempre valiente y amable”.

Ella no caerá en la desesperación ni despreciará a los que la maltratan. Y además está ese apuesto extraño al que conoce en el bosque. No sabe que se trata de un príncipe; cree que es un aprendiz que trabaja en Palacio y que ha encontrado por fin a su alma gemela. Su suerte está a punto de cambiar cuando envían desde Palacio una invitación a todas las doncellas para que asistan a un baile donde Ella confía en volver a ver al encantador Kit. Por desgracia, su madrastra le prohíbe asistir y rasga su vestido en un acto de crueldad. Pero, como ocurre siempre en todos los buenos cuentos de hadas, alguien acude en su ayuda. Esta vez toma la forma de una bondadosa mendiga que, armada con una calabaza y unos cuantos ratones, cambia para siempre la vida de Cenicienta.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.