Noticias / Cine / Tarantino no quiso trabajar con una actriz impresionante
Cine

Tarantino no quiso trabajar con una actriz impresionante

El director Quentin Tarantino se negó a trabajar con una actriz impresionante, pero finalmente se vio obligado a hacerlo

Quentin Tarantino, uno de los directores más importantes del mundo, no quiso trabajar con Diane Kruger en la inolvidable película de Malditos Bastardos. Estamos hablando de una actriz impresionante, verdaderamente reconocida, que vio despegar su trayectoria profesional gracias a este papel. El cineasta ha destacado en su obra por haber hecho cambiar las carreras artísticas de diversos actores, pero la historia con Diane Kruger podría haber sido completamente diferente.

Diane Kruger en Malditos Bastardos (Quentin Tarantino)

El caso de John Travolta en Pulp Fiction es uno de los ejemplos más destacados en ese sentido. Su papel supuso un nuevo despegue en su carrera como actor. Desde entonces, el director de Reservoir Dogs ha logrado colocar en el mapa de Hollywood a intérpretes de la talla de Christoph Waltz, quien estuvo años peleando por triunfar en la industria cinematográfica. Sin embargo, y a pesar del buen ojo del cineasta, no siempre acierta de primeras. Y con Diane Kruger en Malditos Bastardos se equivocó.

La historia de cómo el cineasta rechazó a Diane Kruger en Malditos bastardos

En declaraciones al podcast Reign with Josh Smith, Diane Kruger reveló que Quentin Tarantino no quería seleccionarla para el papel de Bridget von Hammersmark en Malditos Bastardos. Por lo visto, el director no quedó nada impresionado con la actuación de la actriz en su última película. Y esto fue motivo suficiente para descartarla en el casting. Sin embargo, conforme pasaron los meses, el director de Django desencadenado decidió darle una oportunidad a la intérprete porque necesitaba a alguien alemán. Pero no le puso las cosas nada fáciles.

«No quiso ofrecerme una audición porque había visto una película en la que participaba yo y no le gustó. No creyó en mí desde el principio. Literalmente, la única razón por la que me dio la oportunidad fue porque no quedaba nadie para el casting. Pagué mi propio vuelto desde Nueva York hasta Alemania, porque él no pensaba hacerlo. Yo solo quería hacerlo para demostrarle que podía, ¿sabes? Afortunadamente, todo salió bien. A veces todo es muy injusto, pero puedes cambiar la historia«, recordó la actriz.

Te recomendamos