Superman le da a Batman el peor regalo de Navidad de la historia Superman le da a Batman el peor regalo de Navidad de la historia
Cómics

Superman le da a Batman el peor regalo de Navidad de la historia

Superman le da a Batman el peor regalo de Navidad de la historia

Superman y Batman pueden ser amigos, pero cuando se trata de dar regalos de Navidad, el Hombre de Acero eligió una opción muy cruel.

La Navidad, es el momento de compartir y pasar tiempo con la familia. Esto incluye a Batman y a Superman, quienes ocasionalmente han encontrado el momento de intercambiar regalos y celebrar juntos. Sin embargo, en la década de 1990, Superman le dio a Batman el regalo más cruel imaginable: un recordatorio de la muerte de sus propios padres.

En World’s Finest número 2, Batman y Superman investigan las ciudades de origen del otro en un intento de descubrir qué está haciendo Lex Luthor en Gotham, mientras Joker genera problemas en Metrópolis. Después de frustrar sus planes, el día termina con uno de los momentos más tiernos que han tenido los dos amigos.

Lamentablemente, un buen gesto resulta ser un error de juicio muy grave.

Después de salvar el día, Superman le entrega a Batman un regalo envuelto. Él lo abre para encontrar una copia de la película, Zorro. ¿Qué tiene de malo eso? En la historia de Batman, desde The Dark Knight Returns de Frank Miller de 1986, Bruce vio a Zorro con sus padres la noche en que los mataron.

Superman le da a Batman el peor regalo de Navidad de la historia

Superman probablemente no conocía la conexión emocional de Batman con la película, y pensó que sería un material identificable para alguien que se oculta de negro para luchar contra el crimen. De alguna manera, el malentendido de la pareja empeora, ya que Bruce Wayne intenta cambiar el tema diciendo que Clark Kent sería bienvenido en la Mansión Wayne. Superman responde agradeciendo a su colega, pero dice “Pasaré la Navidad con amigos”, antes de aclarar que se refería a “amigos en Metrópolis”. Superman intenta salvar la situación y le desea felices fiestas a Bruce, pero Batman se la devuelve diciendo que: “El crimen nunca se toma vacaciones, Clark“.

Lo curioso es que Superman no invita a Batman a Metrópolis a pasar allí la Navidad, quizás el Hombre de Acero crea que es demasiado oscuro para épocas tan entrañables.