Inicio Cine Superhéroes de pacotilla. Por Manuel Moros

Superhéroes de pacotilla. Por Manuel Moros

2496

El cine de superhéroes se han visto sujetos en muchas ocasiones a cuestionamientos, burlas y parodias, aquí repasamos algunos títulos del género

Nada más y nada menos que 72 años han pasado ya desde que en junio de 1938 apareciera en los quioscos norteamericanos un comic book en cuya portada podía verse a un tipo enfundado en un uniforme multicolor levantando por encima de su cabeza un automóvil sedán mientras un grupo de malhechores huían despavoridos. Aquel cómic book fue el número 1 de Action Comics y aquel tipo, salido de las mentes de dos adolescentes de Cleveland llamados Jerry Siegel y Joseph Shuster era, naturalmente, Superman. Su repercusión en los lectores de los años de la Depresión fue enorme.

En el número 27 de Detective Comics, fechado en mayo de 1939, el dibujante Bob Kane y el guionista Bill Finger presentaron a Batman, y ese mismo año se publicó el número 1 de Marvel Comics, donde aparecieron, entre otros, el Namor de Bill Everett y la Antorcha Humana original de Carl Burgos.

Número 1 Action Comics SupermanPronto los quioscos se llenaron de cómics de superhéroes como Plastic Man, El Capitán Marvel o El Capitán América en lucha constante con supervillanos, todos ellos poseedores de poderes y capacidades a cada cual más asombrosas en un proceso que a pesar de verse interrumpido en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial volvió con fuerza en los 50 de la mano de la DC con Flash, Linterna Verde, El Hombre Halcón, Atom o La Liga de la Justicia de América, y que alcanzó su apogeo cuando a principios de la década de los sesenta Stan Lee y Jack Kirby iniciaron la Era Marvel de los Cómics con Los 4 Fantásticos, a los que siguieron Spiderman, Los Vengadores, los X-Men, Iron Man, Thor y tantos otros que ya forman parte del imaginario popular. Probablemente, los “padres fundadores” del género nunca imaginaron la enorme popularidad que iban a alcanzar sus personajes, con ediciones traducidas a prácticamente todos los idiomas y toda clase de merchandising.

Por ello no resulta extraño que dada su enorme popularidad, los productores cinematográficos recurrieran a los cómics de superhéroes, realizando numerosas adaptaciones siempre limitadas por la imposibilidad técnica de llevar a la pantalla sus asombrosas aventuras. Sin embargo, en los últimos años los efectos digitales han conseguido superar estas dificultades por lo que, sin duda, serán pocos los superhéroes que no sean llevados a la gran pantalla.

Y como todo buen género que se precie, también las películas de vigilantes enmascarados han sido sometidas a cuestionamientos, a burlas, a lo que se conoce como parodias. Una corriente que parece haber encontrado su momento en estos tiempos de crisis y de pérdida de referentes, como demuestran los estrenos estos últimos tiempos de este tipo de películas. Con el próximo estreno de la segunda entrega de Kick-Ass, actualizamos el post que publicamos en nuestros inicios repasando algunos de los títulos que han ido apareciendo.

La primera en encabezar la lista, es como no, Kick-Ass 2. Con un par

Bruma Roja regresa a la ciudad tras un tiempo fuera de casa convertido en The Mother F%&*^r, decidido a vengarse de la muerte de su padre a manos de Kick-Ass y Hit Girl.

Dirigida por Jeff Wadlow, Kick-Ass es la adaptación de los cómics de Mark Millar y John Romita Jr., que sigue la historia de un joven solitario aficionado a los cómics que decide hacerse un traje y dedicarse a combatir el crimen con la ayuda de una adolescente que se hace llamar Hit-Girl y de su padre Big-Daddy. La primera película pasó discretamente en taquilla pero los buenos resultados en el mercado domestico animaron al estudio a realizar la secuela y el buen trabajo realizado por Matthew Vaughn le sirvió de excelente carta de presentación que le valió hacerse cargo de la estupenda ‘X-Men: Primera generación’, film que cuenta los orígenes en el universo cinematográfico de la Patrulla X de Marvel.

Fotograma de Kick-Ass

En la misma línea va Super estrenada en 2010.

Dirigida por James Gunn (responsable de la próxima Marvel: Los guardianes de la Galaxia), Gunn comenzó su carrera en la mítica productora Troma y Super supuso su regreso al género de los súper héroes tras haber producido y protagonizado junto a Rob Lowe en el año 2000 The Specials. La cinta no llegó a estrenarse en cines en España y paso directamente al mercado domestico pese a contar con un reparto de lujo formado por Rainn Wilson (más conocido por su papel de Dwight Schrute en The Office), Ellen Page, Liv Tyler y Kevin Bacon. Super sigue a Frank un hombre normal que al ver cómo su mujer cae bajo la influencia de un traficante de drogas decide convertirse en Crimson Bolt, un superhéroe sin ninguna habilidad.

Woody Harrelson: Defendor (2010), de Peter Stebbings

Nuestro mata-zombis favorito interpreta a Arthur Poppington, un inmaduro cuarentón incapaz de distinguir la realidad de la ficción que por las noches se enfunda en un ridículo disfraz para buscar por toda la ciudad a su némesis, El Capitán Industria.

Más difícil será que lleguemos a ver en nuestras salas la independiente producción Paper Man, de Kieran y Michele Mulroney, donde Ryan Reynolds es El Capitán Excelente, el superhéroe de colorido uniforme de licra que habita en el mundo imaginario de un fracasado y cuarentón novelista (Jeff Daniels) al estilo de El Capitán Kilotón encarnado por Luis Larrodera en el interesante corto de 2008 Manual práctico del amigo imaginario (Abreviado), de Ciro Altabás. Estos recientes estrenos nos han parecido un buen pretexto para hacer una revisión de esos otros superhéroes, los superhéroes de pacotilla, tan patéticos como divertidos, que además de salvar al mundo buscan provocar la carcajada del espectador. Supermán ha muerto…¡Viva Superlópez!

El vengador tóxico (The Toxic Avenger, Michael Herz y Samuel Weil, 1985).

El Vengador ToxicoEl título emblemático de Troma Entertainment, el estudio independiente más famoso, importante, antiguo y gamberro de Estados Unidos. El infeliz Melvin Ferd, limpiador de un gimnasio donde sufre toda clase de humillaciones acaba cayendo en un bidón de basura tóxica y convirtiéndose en un monstruo de rostro deforme y fuerza sobrehumana dispuesto a llevar la justicia a su ciudad.

Gore, erotismo y humor negro a partes iguales en un film de culto que cuenta con tres secuelas, una serie de dibujos animados, videojuegos, cómics editados por Marvel y toda clase de merchandising, además recientemente se anunció que Akiva Goldsman, Richard Saperstein y Charlie Corwin producirán un remake de la película para New Line. No podemos olvidarnos del otro anti-héroe de la Troma: Sgt. Kabukiman NYPD (Michael Herz y Lloyd Kaufman, 1991), el pseudo-samurai entre cuyos absurdos superpoderes se encuentra el lanzamiento de rollitos de primavera explosivos.

Mystery Men (Mystery Men, Kinka Usher, 1999).

En Champion City, Mr. Furioso, un Ben Stiller poseedor de una fuerza sobrehumana (según dice él); El Zapador (un experto en el manejo de la pala, interpretado por el jurásico William H. Macey) y El Rajá Azul (maestro en el lanzamiento de cubiertos) intentan hacerse un nombre luchando contra el crimen siguiendo los pasos de su héroe: el mediático Capitán Asombroso. Cuando éste cae en manos de su archienemigo, Casanova Frankenstein, deciden reclutar nuevos ‘superhéroes’ para rescatarle, entre los que se contará un joven con la capacidad de hacerse invisible (pero solo cuando no lo mira nadie), otro con la capacidad de emitir flatulencias tóxicas y una muchacha lanzadora de una bola de bolos voladora que contiene en su interior el cráneo de su padre. Una muy divertida película, infravalorada en su momento, que merece la pena rescatar.

Mystery Men

Howard, un nuevo héroe (Howard the Duck, Williard Huyck, 1986)

Adaptación de uno de los personajes más atípicos de la Marvel: el pato Howard, que llega a la Tierra proveniente de otra dimensión en la que estos palmípedos son la especie dominante. Cuando el doctor Jennings intenta devolverlo a su hogar es poseído por un temible Señor de las Tinieblas del Universo que pretende sacrificar a los humanos para liberar a sus semejantes de su prisión celestial. Howard se jugará las plumas para desbaratar sus diabólicos planes.

Lucasfilms produjo esta película que con un coste de 37 millones de dólares fracasó en taquilla y tan solo recaudó un poco más de lo invertido. A pesar de ello, inspiró numerosas series televisivas que protagonizaron extravagantes criaturas antropomorfas que corrían mil aventuras en un ambiente ajeno, como la exitosa Alf. Para salvarse de la bancarrota, Lucas se deshizo de Graphics Group, el estudio encargado de la entonces incipiente animación por ordenador. Fue comprado por cinco millones de dólares por Steve Jobs, quien poco después le cambió el nombre a ¡Pixar!

pato howard

Condorman (Condorman, Charles Jarrott, 1981)

Música del gran Henry Mancini para acompañar las aventuras de Woody, un dibujante de cómics que después de hacer un favor a su amigo Harry, que trabaja para la CIA, es reclutado por la agencia, que le proporciona la tecnología necesaria para convertirse en uno de sus personajes: Condorman, el hombre volador; “el águila del mundo occidental”.

Mientras combate a los malvados agentes de la KGB, Woody aprovecha para seducir a la hermosa Natalia. Lo mejor: los divertidos títulos de crédito iniciales.

Hancock (Hancock, Peter Berg, 2008)

Si bebes no salves el mundo. Hancok nos muestra a un superhéroe alcohólico y con muy malas pulgas (interpretado por un ya oscarizado Will Smith) que pese a tratar de utilizar sus superpoderes para ayudar a sus semejantes no cuenta con demasiadas simpatías por sus formas poco ortodoxas y sus continuos destrozos. Pero conoce a Ray Embrey (Jason Bateman), un relaciones públicas al que salva la vida y que para agradecérselo decide mejorar su imagen y convertirle en el superhéroe que todos esperan. La película obtuvo un gran éxito y desde hace algún tiempo ya se habla de una secuela en la que repetirían tanto director como protagonista. Una película muy entretenida, con grandes efectos especiales, centrada en exponer el lado más vulnerable del superhéroe: su propia humanidad.

Hancock

Blankman. Mi hermano el chiflado (Blankman, Mike Binder, 1994)

Darryl y su hermano Kevin han crecido viendo Batman en la tele. Ya de mayores, y después del asesinato de su abuela, el primero inventa un traje a prueba de balas para combatir la ola de crímenes que se ha abatido sobre su ciudad, Metro City, intentando convencer a su hermano pequeño para que se convierta en su Robin particular. Basado en los sketchs del superhéroe retrasado Handi-Man, creado por el protagonista, productor y guionista, Damon Wayans, para el show In Living Color. Tal vez Blankman hubiera podido funcionar también como sketch, pero en absoluto aguanta los 92 minutos del largometraje. Otra muestra del extraño sentido del humor de Wayans fue el polémico Abortion Man (2008), donde un superhéroe con este nombre se dedica a provocar abortos de una forma, digamos, poco académica.

Los increíbles (The Incredibles, Brad Bird, 2004)

Tómese una familia de superhéroes modelo Los Cuatro Fantásticos, añádanse unas gotas del Watchmen de Alan Moore, unos toques de las pelis de James Bond, unos cuantos guiños para los más frikis (esa Edna tan Mr. Magoo o la persecución selvática deudora de El retorno del jedi), espolvoréese con generosidad la magia de Pixar y el talento de Bird (El gigante de hierro, 1999) y obtendrá una película tremendamente divertida y de una acción trepidante que hará las delicias de toda la familia.

Ganadora de dos Oscar (mejor película de animación y mejor montaje sonoro). Imprescindible.

Los increibles

Meteorman (Meteorman, Robert Townsend, 1993)

Alcanzado por un meteoro mágico, el maestro de escuela Jefferson Reed se ve dotado de asombrosos poderes. Intente vivir sin ver esta película. Lo conseguirá sin ningún problema.

The Specials (Craig Mazin, 2000)

Protagonizada por Thomas Haden Church, James Gunn, Rob Lowe, Jamie Kennedy, Judy Greer, Sean Gunn, Paget Brewster, Jordan Ladd, Jim Zulevic y Kelly Coffield.

‘The Specials’ es una parodia del género de superhéroes que sigue a un grupo de inadaptados con superpoderes. Cuando un nuevo miembro se une a ellos, las personalidades extremas de los miembros y las cuestiones personales amenazan con la separación del grupo.

Superhero Movie (Superhero Movie, Craig Mazin, 2008)

SuperheromovieEn 1980 la divertidísima y ya mítica Aterriza como puedas (Airplane!, Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker) inauguró un género que con el tiempo ha venido conociéndose como spoof movies, es decir, comedias que toman los elementos comunes de un género para parodiarlo sin piedad mediante una sucesión de sketchs y que en los últimos tiempos ha degenerado y dado lugar a monstruosos engendros, enemigos de la inteligencia y el buen gusto, como los perpetrados por los infames Jason Friedberg y Aaron Seltzer (Date Movie , 2006; Casi 300, 2007; Epic Movie, 2007, y Disaster Movie , 2008) que amenazan además con infectar al cine patrio. Afortunadamente, no es ese el caso de Superhero Movie, donde Craig Mazin como director y David Zucker como productor pretendieron dignificar el género contando las aventuras de un joven apocado llamado Rick Riker, que adquiere superpoderes después de ser picado por una libélula mutante. Evidentemente, lo que se pretende parodiar es Spider-man, aunque también hay referencias a Batman, X-Men y Los Cuatro Fantásticos. Una película entretenida que cumple con su propósito. Mazin ya parodió a los superhéroes en The Specials (2000), donde expuso las patéticas vidas de “el séptimo mejor grupo de superhéroes de América”, que confían en que el lanzamiento por parte de una compañía de juguetes de sus muñecos les saque de la marginalidad.

Mi súper ex-novia (My Super Ex-Girlfriend, Ivan Reitman, 2006)

Si te ligas a una superheroína, piénsatelo dos veces antes de cortar con ella. Y si no, mira lo que le ocurre a Matt Saunders cuando deja a la insoportable Jenny Johnson, alias G-Girl. Lo mejor: Uma Thurman.

Mi súper ex-novia