Inicio Series de televisión DC Comics ‘Supergirl’, retomando ‘Smallville’ y poco más

‘Supergirl’, retomando ‘Smallville’ y poco más

Compartir

Filtrado seis semanas antes de su estreno, la nueva serie de DC: ‘Supergirl’ pasa por nuestro análisis. La prima de Superman, Kara Zor-El, comienza su camino y lo hace a paso rápido.

Enemigos extraterrestres, una conspiración gubernamental para ocultar a los aliens del público, problemas familiares, nuevos compañeros y una jefa insufrible, Supergirl se enfrenta a los problemas de cualquier joven y a los de un superhéroe en esta nueva serie familiar de televisión de la CBS.

Que los superhéroes están inundando nuestras televisiones es algo que ya hemos asumido. Que series como ‘Arrow’ o ‘The Flash’ son éxitos en USA y que lo son según se estrenan en España no es nuevo. En realidad ya han tenido popularidad los personajes de DC en nuestro país, empezando hace 20 años con ‘Lois y Clark: Las nuevas aventuras de Superman’, o ‘Smallville’. El tipo de rojo y azul siempre ha sido uno de los preferidos por los españoles, virtudes elevadas, crecimiento y madurez, responsabilidad y familia, valores tradicionales vamos. Pues no esperéis nada nuevo en ‘Supergirl’, el camino está hecho y por el momento la serie transige por el mismo sendero.

La historia esta vez nos emplaza con Kara Zor-El, prima de Kal El, Superman.

Enviada para proteger al bebe kriptoniano acaba llegando 20 años tarde, y el chico ya es el héroe de la Tierra, así que le toca vivir un remedo de la infancia de éste y así conocer lo que es ser humana. Comienza la historia con Kara ya siendo adulta en una nueva ciudad ficticia de la DC, en este caso Nacional City (¿suena a banco o es cosa mía?) y trabajando de secretaria, o asistente ejecutiva, como prefiera el lector, de la odiosa ex miembro del Daily Planet Cat Grant; la antigua Alley McBeal, Calista Flockhart.

Su hermana humana, sus amigos del trabajo y la llegada a CATCO (compañía de cierto odioso personaje) de James Olsen, coleguita de Superman, plantean las relaciones personales y familiares en los primeros minutos. Y como viene siendo normal un desastre, avión accidentado con hermana dentro, hace que la heroína surja y decida hacer el bien. ¿Trillado?, si ¿Efectivo? también.

supergirl-cbs1

Pero una vez planteado (en un tiempo record) que va a ser una superheroína, empieza la verdadera historia. El DEO (Departamento de Operaciones extraterrestres en español), entra en escena. Esta organización gubernamental oculta la existencia de aliens, y a nuestra heroína la ningunea, y para añadir mas leña su hermana es parte de la misma. El drama familiar está servido, así como el planteamiento más fuerte que aparece en este piloto, a los humanos no nos hace gracia que haya aliens con superpoderes por ahí fuera, pero no lo decimos en alto porque Superman es uno de ellos.

Tras esto conocemos el complot para ocultar Fort Razz, una prisión kriptoniana que llego a la Tierra al mismo tiempo que Kara, y con un montón de presos superpoderosos que tienen un plan (¿a nadie le suena esto a los metahumanos de ‘The Flash’?). Tras conocer al primero y ganar la segunda batalla, en la primera hay una clásica derrota inicial, veremos que no son sólo un puñado de zascandiles que quieren hacer de las suyas, hay un líder, y es alguien relacionado con la familia Zor-El.

supergirl_trailer

La serie sigue la estela de todos los shows que ya hemos nombrado, ‘Lois y Clark’, ‘Smallville’, ‘Flash’ y la de muchas series sobre jóvenes que empiezan a vivir en la gran ciudad. De momento no aporta nada al mundo superheroico ni al del “slice of life” o las series de madurez, pero mantiene el tipo como serie entretenida. Dirección clara y fotografía luminosa para una heroína que tiene que lucir palmito.

Alguna nota feminista para confirmar que es una mujer, y demasiadas referencias a Superman.

Si, demasiadas. La llegada de Olsen, que la jefa sea Cat, establecen que el tipo de la S gigante está por ahí presente, pero es que lo nombran tantas veces, lo usan como ejemplo tanto, y acaba siendo el tipo que lo resuelve todo sin aparecer siquiera, que le quita mucha importancia a las decisiones o los logros de Supergirl. Y que los intereses románticos y las relaciones estén tan marcadas desde un inicio, muy típico en las series familiares americanas, la condenan a recordar ‘Smallville’. Es de hecho una continuación de la misma, ya que toma la vida de Kara en el punto que la dejamos con Clark en la susodicha serie, cuando se pone el traje.

Entretenida y divertida, alejada de lo que ha dado ‘The Flash’ sobre como plantear héroes clásicos en televisión y a kilometros de la oscuridad de ‘Arrow’, Supergirl es una serie más juvenil y con un espíritu muy ligero. Sólo es el piloto, pero de momento parece todo demasiado manido, demasiado “visto”. Esperemos que mejore según avance, o nos encontraremos un producto hecho para tener a un “super” en la televisión, sin alterar la imagen seria de las nuevas películas del ‘Hombre de acero’.


Reseña Panorama
Crítica de la serie 'Supergirl'
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.