Inicio Cine Stephen King, el rey del terror (I)

Stephen King, el rey del terror (I)

Compartir

Si nos preguntan alguna vez por el primer escritor de terror y fantasía que se nos venga a la cabeza, seguro que el que se nos asoma por la mente es Stephen King.

Desde hace casi cuatro décadas, Stephen King asombra y asusta a millones de lectores de todo el mundo. Su maestría a la hora de retratar el terror, sobre todo psicológico, es una de sus muchas virtudes. A veces se le he ha considerado el Dickens americano por su estilo populista. Cualquiera puede ser el personaje principal en muchas de sus novelas. Ese es otro motivo de su éxito global. La gente se siente identificada con muchos de los problemas que tienen los protagonistas de sus obras. En todas ellas, se puede reconocer las influencias de Lovecraft, Poe o Tolkien. De hecho, King nunca ha negado que bebió de las fuentes de los citados autores.

Stephen King, en una foto sacada de su web oficial (copyright: JFK Library)

A lo largo de su larga carrera ha publicado unas 70 novelas. Algunas con el sobrenombre de Richard Bachman. La mayoría de ellas han sido número 1 en ventas y, cómo no, han tenido su correspondiente adaptación al cine y la televisión. De eso, vamos a hablar, de las películas basadas en sus novelas. Son bastantes y variadas, como la calidad de las producciones. Pero antes de adentrarnos en materia, repasemos un poco la vida del autor.

Biografía

Stephen King nació el 21 de septiembre de 1947 en Portland, en el estado de Maine (muchas de sus obras transcurren en este estado y en un pueblo ficticio llamado Castle Rock) Empezó a escribir desde muy temprana edad. Escribía historias sobre temas fantásticos y las vendía a sus compañeros del colegio. Con 13 años comenzó a enviar sus historias a diferentes revistas y consigue que le publiquen una en la revista ‘Comics Review’ en el año 1965. El título era ‘I was a teenage grave robber’, pero fue cambiado por el editor por ‘In a Half-world of terror’.

Estudió inglés en la Universidad de Maine y allí conoció a Tabitha, su mujer, con la que se casó en 1971. Para poder pagar sus estudios tuvo muchos trabajos de media jornada. Después de terminar la carrera universitaria, y con una licenciatura en arte en inglés bajo el brazo, comienza enseñar inglés en Hampden Academy. En aquella época King, su esposa y sus dos hijos (Naomi y Joseph) malviven en una caravana. Durante ese periodo escribe varias novelas. Una de ellas la envía a la editorial Doubleday. La novela en cuestión es ‘Carrie’, una de sus obras más famosas. La editorial la compra por unos 2500 dolares y la publica. Ya nada volvería a ser como antes…

A partir de entonces no para de publicar. Casi un libro por año. ‘El misterio de Salem´s Lot’, ‘El resplandor’, ‘La zona muerta’, ‘Cujo’, ‘Ojos de fuego’, ‘It’, ‘Misery’, ‘Apocalipsis’A mediados de los años 80 su familia y amigos le convencen para que deje sus múltiples adicciones: cerveza, cocaína, valium, tabaco, xanax… Lo consigue y sigue publicando más y más obras.

En verano de 1999 sufre un terrible accidente. Mientras camina por el arcén derecho de una carretera, un Dodge Caravan le atropella. Sufre graves lesiones: cadera fracturada, múltiples fracturas en la pierna derecha, el pulmón derecho colapsado, laceración del cuero cabelludo… Padece cinco largas operaciones y tras un tiempo de tratamiento se recupera, aunque el ritmo de sus novelas baja. Se toma más tiempo para sí mismo y para su familia.

Actualmente vive en Bangor (Maine) junto a su esposa y pasan los inviernos en su mansión, con vistas al mar, en Sarasota (Florida).

Empecemos ahora a repasar las mejores adaptaciones de sus novelas a la gran y a la pequeña pantalla.

Adaptaciones cinematográficas de la obra de Stephen King:

‘Carrie’ (1976)

Dirigida por Brian De Palma. Interpretada por Sissy Spacek (Carrie White), Piper Laurie, John Travolta, William Katt, Nancy Allen y Amy Irving. Guión de Lawrence D. Cohen, basado en la novela homónima de King. Fotografía de Mario Tosi. Música de Pino Donaggio. Producción de Paul Monash. 95 minutos.

Brian De Palma hizo su primera película importante contando la historia de una niña con poderes telequinésicos que pierde la cabeza y da rienda suelta al odio que la embarga. Algunas escenas son de una violencia sobrecogedora, aunque hay gente que hubiera deseado que fueran más extremas, de acuerdo con la novela. Sissy Spacek estuvo nominada al Óscar por su interpretación de la desdichada Carrie White. Es una película brillante que cumple a la perfección su propósito: desasosegar a los espectadores.

Carrie

‘El resplandor’ (‘The Shining’; Reino Unido, 1980)

Dirigida por Stanley Kubrick. Intérpretes: Jack Nicholson, Shelley Duval y Danny Lloyd. Guión de Stanley Kubrick y Diane Johnson, basado en la novela homónima de King. Fotografía: John Alcott. Música de Bela Bartok y otros. Producción de Stanley Kubrik. 146 minutos.

Dirigida por uno de los grandes maestros del séptimo arte, ‘El resplandor’ contiene algunas de las escenas más terroríficas de la historia del cine. A pesar de ello, King no quedó satisfecho con el resultado. Según el propio escritor, Kubrick no supo llevar a la pantalla la maldad interna que yacía en el hotel Overlook y trató de compensar esta maldad en los personajes. La película tardó dos años en rodarse, algo usual en Kubrick, siempre a la búsqueda de la perfección técnica. Jack Nicholson está extraordinario en su papel de Jack Torrance, el padre de familia que pierde la cabeza y convierte la vida de su familia en una pesadilla.

El Resplandor

‘Creepshow’ (1982)

Dirigida por George A. Romero. Intérpretes: Hal Holbrock, Adrianne Barbeau, Fritz Weaver, Leslie Nielsen, E. G. Marshall, Stephen King y Ed Harris. Música de John Harrison. Fotografía de Michael Gornick. Producción de Laurel Creepshow. 100 minutos.

Richard Rubinstein, productor de cine, colaboró con sus amigos George A. Romero (‘La noche de los muertos vivientes’) y Stephen King para hacer esta película como homenaje a los tebeos de terror de los años 50 que tanto habían influido en sus vidas. La película contiene cinco historias: ‘El día del padre’, ‘Algo de marea por encima de ti’, ‘El baúl’, ‘La solitaria muerte de Jordy Verril’ y ‘Se arrastran sobre ti’.

creepshow

‘La zona muerta’ (‘The dead zone’ 1983)

Dirigida por David Cronenberg. Intérpretes: Christopher Walken, Brooke Adams, Martin Sheen, Tom Skerrit y Herbert Lom. Guión de Jeffrey Boan, basado en la novela homónima de Stephen King. Fotografía de Mark Irwin. Música de Michael Kamen. Producción de Dino de Laurentis. 102 minutos.

Cronenberg es un director atípico que en esta película nos sobrecogió por la veracidad de sus personajes, ayudado por actores de la talla de Christopher Walken  y del propio Martin Sheen.

La zona muerta

Continuaremos con el repaso a las adaptaciones de la obra de King en la segunda y tercera parte del especial ‘Stephen King, el rey del terror’.


Compartir

Nací en Zaragoza hace ya muchas lunas. Ávido lector de libros y cómics. Con estos últimos viví los mejores años de mi niñez y preadolescencia. Peleé en las Secret Wars, en las Crisis en tierras Infinitas y fui parte de las Legends; acompañé a Los Vengadores en mil y una misiones, cabalgué junto a Wonder Woman; peleé junto a Logan, Ororo, Scott y compañía; contemplé con tristeza La Masacre de los Mutantes; sentí las llamas del Inferno; mi corazón se quebró como el de Kitty Pride cuando Peter Rasputin se lo rompió en mil añicos; asistí a la aparición de La Liga de la Justicia Europea; luché junto a Batman en The Cult y reí en La Broma Asesina; me vengué junto al hombre de la mascara de Guy Fawkes en ‘V de Vendetta’; observé como Surtur intentaba destruir La Tierra y Thor se lo impedía; odié con todas mis fuerzas a Bill Sienkiewicz por su trabajo en Los Nuevos Mutantes, aunque al final le cogí un poquito de cariño; me emborraché junto a Tony Stark y volé junto a él; asistí a las perrerías que le hacía Kingpin al pobre Daredevil; combatí al Doctor Muerte junto a Los Cuatro Fantásticos y sitúe Latveria en mi mapa imaginario; también patrullé con Mahoney, Tackleberry, Hightower y compañía; me aburrí soporíferamente con Darryl, Howard y Rocketeer; fuí un Goonie más; viví las Aventuras en la gran ciudad; viajé junto a Dennis Quaid en ‘El Chip Prodigioso’ y, por supuesto, en el Halcón Milenario; luché contra los temibles Gremlins y los mortíferos Critters; quise vengar al padre de Íñigo de Montoya; viví, codo con codo, con Christian Slater al filo del abismo; combatí a los vampiros de ‘Jóvenes Ocultos’, con el histriónico Kiefer Sutherland a la cabeza….
Pasado un tiempo, descubrí el rock, los bares y el calimocho. Me pasé al lado oscuro y dejé de lado todas esas cosas. Nunca del todo, también es cierto. Siempre tuve tiempo para ver una buena película y leer algún cómic que me trasladara a aquellos felices tiempos. Tiempos en los que las únicas preocupaciones que tenía era en qué habría para cenar, en aprobar el examen de mates y en conseguir el cromo que me faltaba para completar mi álbum de ‘El Retorno del Jedi’.
Hace dos años y pico que creé un blog en el que escribo mis relatos y mis ralladas. Aquí os dejo su dirección: subte76.over-blog.es.
Últimamente he colaborado con un relato en un nuevo fanzine nacido en Zaragoza llamado ‘Los Diletantes’. Me llaman friki, luego existo…..