Star Wars: Qui-Gon Jinn era el único que podía detener a los Sith
Star Wars

Star Wars sugiere que Qui-Gon Jinn era el único que podía detener a los Sith

Star Wars sugiere que Qui-Gon Jinn era el único que podía detener a los Sith

Se ha confirmado que Qui-Gon Jinn fue el único Jedi que pudo haber detenido a Palpatine e incluso vio sus planes para que los Sith tomarán la galaxia de Star Wars.

Introducido en Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma (1999), Qui-Gon Jinn (Liam Neeson) fue el maestro de Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor). Poco a poco, los cómics y las novelas vinculados han estado ofreciendo más información sobre este enigmático personaje. Ya que han revelando que era una figura inusual y a veces rebelde. A diferencia del resto de los Jedi, Qui-Gon Jinn era consciente de la Fuerza viviente. Además había una historia de tensión entre Qui-Gon y el Consejo Jedi. Ya que Qui-Gon sintiendo que los Jedi se habían visto comprometidos por la política. Algo que llega a insinuar también el Conde Dooku en el Episodio II.

Qui-Gon Jinn estaba familiarizado con las antiguas enseñanzas Jedi que enfatizaban el equilibrio como un aspecto distintivo de la Fuerza, como la luz y la oscuridad. También estaba bien versado en las antiguas profecías Jedi, y por lo tanto sospechaba que estaba viviendo en el tiempo del Elegido. Poco a poco se hace evidente que en la historia de Star Wars, él era el único Jedi que podría haber detenido a Palpatine.

El nuevo libro de E.K. Johnston, Queen’s Peril, acaba de apoyar esa afirmación.

La mayor parte de la historia se desarrolla inmediatamente antes de Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma. Aunque luego vuelve a contar la película desde la perspectiva de Padmé y sus doncellas. Sin embargo, hay varios interludios, y uno muestra a Qui-Gon Jinn y a su aprendiz estudiando detenidamente los proyectos de ley de impuestos que se presentan ante el Senado de la República. Estos fueron orquestados por Palpatine / Darth Sidious para diseñar la invasión de Naboo por parte de la Federación de Comercio y su ascenso al cargo de Canciller. Parece que Qui-Gon sintió que había algo extraño en esta legislación, y él y Obi-Wan estaban revisando cada detalle para resolverlo. Sin duda, eso explica por qué Qui-Gon fue el Jedi enviado a Naboo cuando la Federación de Comercio invadió. Él ya estaba familiarizado con los asuntos pertinentes.

Su muerte cambió el destino de la galaxia.

Está claro que Qui-Gon Jinn fue un Jedi singular. Era el único miembro de la Antigua Orden Jedi lo suficientemente sensible a la Fuerza viviente como para comprender lo que se avecinaba. Sabía lo suficiente como para estar vigilando los asuntos políticos con verdadera preocupación. No está claro si Palpatine realmente entendió la magnitud de la amenaza de Qui-Gon, o si fue solo su buena suerte que Darth Maul mató a Qui-Gon antes de ser cortado por la mitad por Obi-Wan Kenobi. Como explicó recientemente el showrunner de la serie de Star Wars El Mandaloriano, Dave Filoni, la batalla entre Maul y Qui-Gon realmente fue el “Duelo de los destinos”. El destino de Anakin Skywalker se basó en el resultado de esa batalla. Si Qui-Gon hubiera sobrevivido, habría podido salvar a Anakin.

Pero Qui-Gon Jinn no sobrevivió a la Batalla de Naboo. En cambio, el único Jedi que podría haber detenido a Palpatine fue asesinado. Palpatine se convirtió en Canciller, y el Consejo Jedi realmente no comenzaría a darse cuenta de que habían sido engañados hasta cerca del final de las Guerras Clon. Es fascinante considerar cuán diferente podría haber sido la historia de la galaxia de Star Wars.