Inicio Star Wars ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ explicó la profecía de Darth Vader

‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ explicó la profecía de Darth Vader

Compartir

La profecía de Darth Vader fue uno de los elementos ocultos que ‘Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars 8)’ explicó. Hoy te contamos cómo lo hice y en qué consistió.

Star Wars: Los Últimos Jedi (Star Wars 8)‘ explicó la profecía de Darth Vader. ¿Trajo realmente Anakin Skywalker el equilibrio a la Fuerza? Los fans llevan preguntándose esto desde que se conoció la profecía del Elegido en ‘Star Wars: La Amenaza Fantasma‘ (1999). Ahora, el Episodio VIII de Star Wars finalmente le ha dado una respuesta a los espectadores casi dos décadas después.

Si ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza‘ fue la carta de amor de J.J. Abrams a la trilogía original de George Lucas, Rian Johnson ha elegido un camino muy distinto. ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ se sumerge en profundidad con temas e ideas que se desarrollaron por primera vez en la trilogía de precuelas. Se recuperan conceptos como el equilibrio de la Fuerza y se vuelve a la idea de que, de alguna manera, Darth Vader lo restauró todo. Pero vayamos al origen de todo esto antes de explicar cómo el Episodio VIII responde a la cuestión mencionada.

¿Qué es el “equilibrio de la Fuerza” en la saga de Star Wars?

La idea de que la Fuerza esté en equilibrio siempre ha sido un concepto un tanto extraño. Los Jedi veneran el Lado Luminoso de la Fuerza y, sin embargo, el Elegido parece ser una profecía Jedi. En ella se reconoce que el Lado Oscuro y el Lado Luminoso son necesarios, que existe como un yin y un yang en la Fuerza. Por esta razón, la mayoría de los fans asumen que la profecía del Elegido es anterior a la Orden Jedi. La trilogía de precuelas estableció una realidad en la que había miles de Jedi, pero solo dos Sith. Los Jedi creían que el Elegido vendría a traer el equilibrio de la Fuerza destruyendo a los Sith. “¡Tú eras el Elegido! ¡El que destruiría a los Sith, no el que se uniría a ellos! ¡Se suponía que ibas a traer el equilibrio a la Fuerza, no a hundirla en la oscuridad!“, le grita Obi-Wan Kenobi a Anakin Skywalker tras derrotarlo en Mustafar.

El equilibrio de la Fuerza en Star Wars

Incluso Darth Maul parecía llegar a la misma conclusión. La búsqueda del equilibrio de la Fuerza fue una parte crucial de la historia de Maul en ‘Star Wars Rebels‘. Maul murió creyendo que Obi-Wan Kenobi protegía al Elegido. “Él nos vengará“, susurró, confiando en que el Elegido traería el final a los Sith. A pesar de todas estas contradicciones, ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ nos dio una primera definición canónica del equilibrio de la Fuerza. La novela de Greg Rucka sobre los Guardianes de los Whills incluyó una cita que se atribuía a un Ascendente de Mau. Era la siguiente: “La pausa entre las respiraciones es el equilibrio de la Fuerza. Entre la vida y la muerte, entre el descanso y la acción, la serenidad y la pasión y la esperanza y la desesperación“. Según esta cita, el equilibrio es algo fugaz. Tan efímero como “la pausa entre las respiraciones“. No está en los caminos de los Jedi o de los Sith, sino en un lugar intermedio. Esto es algo que contradice directamente los códigos Jedi y Sith. Porque los Jedi veneran la serenidad y rechazan la pasión. Pero los Sith creen que la paz es una mentira y que solo debería haber pasión.

¿Cómo cambia ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ el equilibrio de la Fuerza?

El libro de arte de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ ha confirmado que el tema del equilibrio de la Fuerza en la película no fue solo cuestión de interpretación. Pablo Hidalgo, uno de los máximos responsables del Story Group de Lucasfilm (canon de Star Wars), vincula cuidadosamente los hilos en un artículo sobre el Líder Supremo Snoke. En él dice lo siguiente sobre el villano de la trilogía:

Snoke es muy poderoso en el Lado Oscuro de la Fuerza, pero él no es un Sith. Ese linaje de mil años de antigüedad que se extiende desde Darth Bane hasta el último Lord Sith, Darth Vader, se extinguió cuando Vader murió y destruyó a su mentor, Darth Sidious. El cumplimiento de esa antigua profecía predijo el final de los Sith, pero nunca predijo el final de la oscuridad“.

Snoke en Star Wars: Los Últimos Jedi (2017)

Esta es una aclaración muy importante, ya que reconoce que los Sith fueron la fuente que desequilibró la Fuerza en el pasado. Específicamente, cuando Darth Vader destruye el “linaje de mil años de antigüedad que se extiende desde Darth Bane” lo que hizo fue traer un equilibrio en la Fuerza. El Lado Luminoso y el Lado Oscuro se fundieron en uno solo. Fue Darth Bane quien redefinió a los Sith. El propuso la Regla de Dos: solo habría dos Sith al mismo tiempo; un maestro y un aprendiz; el que tiene el poder y el que lo ansía. Y es ahí donde entra Anakin Skywalker y la trilogía de precuelas.

¿Cómo trajo Anakin Skywalker el equilibrio a la Fuerza?

Luke Skywalker en Star Wars: Los Últimos Jedi

El papel de Anakin Skywalker en todo esto fue destruir a los Banite Sith, terminar con la Regla de Dos y, al hacerlo, traer el equilibrio a la Fuerza una vez más. Al matar a Darth Sidious terminó con un desequilibrio de mil años. Esto es algo que reconoce el propio Luke Skywalker en ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘. “Me convertí en leyenda. Durante muchos años, hubo equilibrio. Y luego vi a Ben…“, explica el Jedi. Esa “pausa entre respiraciones” pasó mágicamente. En entrevistas, Mark Hamill ha recalcado que Luke no se dio cuenta de que la profecía del Elegido se había cumplido. De hecho, él creía que Ben Solo era el Elegido. Cuando sintió la oscuridad de Ben, Luke Skywalker temía repetir los mismos errores que su mentor. Temía entrenar al próximo Darth Vader. Y su miedo lo condujo a la caída de su aprendiz. La Fuerza se desequilibró una vez más.

¿Cuál es el futuro del equilibrio de la Fuerza en la saga de Star Wars?

La oscuridad se eleva y la luz se encuentra con ella“. Snoke sabía que la Fuerza, naturalmente, iba a buscar la manera de restablecer el equilibrio. Por eso, después de que Ben Solo llevara el caos a la Fuerza, esperaba que la luz contrarrestara la oscuridad de Kylo Ren de la misma manera. Él creía que el héroe del Lado Luminoso sería Luke Skywalker. Pero en esas apareció Rey. Este es el motivo por el que Rey puede igualar a Kylo Ren con tanta precisión y sin necesidad de entrenamiento. Ella es el avatar de la Fuerza que debe equilibrar a la oscuridad. Kylo Ren pasa mucho tiempo resistiendo la llamada del Lado Luminoso, mientras que Rey está siendo atraída por el Lado Oscuro. El final de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi‘ nos muestra cómo ambos han elegido sus respectivos lados en todo este conflicto de la Fuerza.

Rey y Kylo Ren en Star Wars

Las palabras de Snoke también sugieren por qué los Sith provocaron un desequilibrio en la Fuerza. Si la oscuridad y la luz, naturalmente, se igualan entre sí, entonces la Regla de Dos concentraba el Lado Oscuro en solo dos seres. Los Sith, esencialmente, se convirtieron en avatares de la oscuridad. Eran iguales en poder y potencia que los miles de Jedi. Por lo tanto, los planes de Darth Sidious provocaron el desequilibrio absoluto cuando los Jedi murieron en las Guerras Clon y fueron finalmente masacrados con la Orden 66. El Líder Supremo entendió que el sacrificó de Anakin Skywalker permitió a la Fuerza encontrar el equilibrio una vez más. No supuso el final de la oscuridad. Cuando Kylo Ren cayó en el Lado Oscuro, mató al Jedi que habitaba en Luke y los pocos que sobrevivieron se convirtieron en los Caballeros de Ren. La Fuerza volvía a estar desequilibrada, con un Lado Oscuro ascendente. Pero Rey fue el despertar de la Fuerza. El despertar de la corrección de una Fuerza en desequilibrio.

Darth Vader y la profecía en Star Wars: Los Últimos Jedi

Parece ser que, después de todo, Anakin Skywalker sí trajo realmente un equilibrio en la Fuerza. Sin embargo, ese equilibrio es fugaz. Es una “pausa entre respiraciones“. El miedo al Lado Oscuro de Luke Skywalker fue lo que provocó que la galaxia volviera al caos una vez más, con la oscuridad en ascenso. Ahora, Rey tratará de restablecer ese equilibrio que la muerte de Darth Vader provocó en esa galaxia muy, muy lejana.