Star Wars / Star Wars. La armadura mandaloriana. La guerra de los cazarrecompensas Libro 1
Star Wars

Star Wars. La armadura mandaloriana. La guerra de los cazarrecompensas Libro 1

El universo expandido de ya contó la historia de Boba Fett tras El Retorno del Jedi, porque da igual en qué universo estés, el cazarrecompensas siempre gana al Sarlacc.

Planeta Cómic recupera el canon de Leyendas Star Wars poco a poco, y en esta ocasión le toca a una de las menos conocidas y que a día de hoy resulta muy interesante: La trilogía de la Guerra de los cazarrecompensas protagonizada por Boba Fett. Escrita por K. W. Jeter, escritor de ciencia ficción conocido por su continuación novelada de la legendaria Blade Runner de Ridley Scott, nos cuenta en paralelo la recuperación de Fett de su caída en la fosa del Sarlacc y uno de los grandes hitos de su vida, convertirse en el mejor cazarrecompensas de la galaxia.

Tras la trilogía original, existían dudas y preguntas sobre el mundo de Star Wars. Las películas solo arañaban la superficie de un universo inmenso donde existían imperios malvados, princesa que rescatar, batallas navales entre gigantescas naves, duelos entre cazas a gran velocidad, héroes sinvergüenzas y descarados, y caballeros con poderes sobrenaturales. La mística y el espiritual de la fantasía se unían a la ciencia ficción para dar un gran escenario para grandes historias. Pero solo había tres películas. Y le tocó a la letra impresa y a las viñetas desarrollar este inmenso y variado planteamiento.

Así, Marvel al principio y Dark Horse posteriormente tomaron el mundo de Star Wars y crearon cómics llenos de aventuras y acción al principio, y que llegaron hasta la mística y el drama social en sus desarrollos. Las viñetas cogieron todo el potencial visual y lo llevaron todo lo lejos que el medio permitía. Sin embargo, el blanco sobre negro de toda la vida estaba un poco menos limitado, la imaginación del escritor y del lector era el limite, y como sabemos, el ser humano es capaz de imaginar más allá de lo que ve y conoce, y así las novelas de Star Wars daban aún más vida al universo creado por George Lucas.

Hoy con el nuevo canon establecido por Disney tras la adquisición de Lucasfilm, la mayoría de estos trabajos han pasado a una línea alternativa llamada Leyendas (Legends) y se nombra a este canon no oficial como el universo expandido. A pesar de no ser según la historia oficial parte del mundo de Star Wars, siguen tomándose elementos del mismo para incorporarlos al canon actual. Thrawn, la Inquisición o la milagrosa resurrección de Boba Fett son algunos de esos casos. Por lo que estas “leyendas” siguen siendo importantes y siguen muy vivas para el seguidor de la franquicia.

Las leyendas del Universo expandido más vivas que nunca

Star Wars. La armadura mandaloriana. La guerra de los cazarrecompensas, es uno de estos casos. Ya que el cazarrecompensas sobrevivió al Sarlacc y ha vuelto a la saga, el descubrir cómo se hizo preteritamente tiene interés, más por curiosidad que por utilidad. Pero la curiosidad es la que nos introdujo en Star Wars a casi todos los seguidores de la franquicia.

Cómo se viera en Imperio Oscuro, Boba sobrevivió a su caída a la fosa del Sarlac, y volvía a su trabajo, y de paso con bastante rencor nuevo contra los héroes de la Rebelión. Pero el cómo salió del estómago de la criatura sería un secreto hasta la novela que nos ocupa. K.W. Jeter sería el encargado de revelar el secreto y no dejaría pasar la oportunidad de dar más información sobre porque Boba es temido y respetado por otros cazadores. Esto se relata en la trilogía que comienza aquí, en la que el pasado y el presente de Fett se mezclan para dar forma a algo más que una armadura mandaloriana que todos temen ver aparecer.

De nuevo, todo comienza en Tatooine

La historia comienza en Tatooine, entre los restos de la gran barcaza de Jabba. Su imperio se ha derrumbado, su palacio ha sido arrasado por sus seguidores, sin el Hutt su supervivencia depende de su dinero, y todo se puede vender en los bajos fondos del Borde Exterior. Dengar, recorre lo poco que los jawas no han robado o el desierto corroído en busca de algo que le proporcione algún ingreso para su nueva familia, su esposa. Otra humana recorre y se esconde entre los desperdicios una antigua bailarina con un pasado borrado. Pero cerca de la fosa del Sarlac, algo espera a ambos, un cuerpo, herido de gravedad, apenas con un hálito de vida Boba Fett ha salido del estómago de la monstruosa criatura que habita el suelo del mar de las dunas.

Dengar conoce a Boba Fett, él mismo ha sido cazarrecompensas y volver al viejo oficio si es necesario tampoco es inesperado, y duda de si ayudar a su antiguo competidor es inteligente. La muchacha, recuerda que en el palacio de Jabba el temido cazador la miró y una chispa de memoria la alcanzó, Boba es parte de su pasado y si sobrevive quizás pueda ayudarla a encontrar lo perdido.

Mientras, la mente de Fett recorre épocas anteriores, cuando se dedicaba a su trabajo, sin sentimientos, sin penas ni demasiadas alegrías la verdad. Hasta que algo lo cambia todo, un trabajo, lleno de misterio, pero que estaba muy bien pagado. Ku’Dar Mu’Bat la araña alienígena que ejerce de intermediaria para todo el que lo solicita le propone un reto enorme, destruir al gremio de cazarrecompensas. Pero tras las cortinas hay intereses escondidos, los del príncipe Xizor, servidor del Emperador Palpatine y en constante conflicto con Lord Vader, tiene un plan para fortalecer el puño del Imperio en la galaxia sin necesidad de gastar sus recursos, y de paso dejando al lord sith de negra armadura por detrás suyo como favorito del trono.

Muchos personajes y tramas se interconectan en esta primera parte de la trilogía

Un inicio potente con una idea clara, contar la historia de Fett. Desde su forma de trabajar hasta su personalidad, fría y poderosa como una roca, en contraposición al puñado de taimados confabuladores que quieren usarlo, y los esbirros de la baja estofa con los que tiene que relacionarse en sus trabajos. Los poderosos lo necesitan, los marginados le temen, y él se aprovecha de todos ellos para poder sobrevivir.

W. Jeter es un escritor de ciencia ficción de la vieja escuela. Conocido por continuar la saga de Blade Runner en varias novelas y por su amistad con el autor de la obra que dio origen a la película, Philip K. Dick y su “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”. Incansable analista del comportamiento y la psique de sus personajes, gusta de plantear siempre opciones y decisiones a los mismos para que con sus acciones desarrollen y muestren sus identidades y personalidades. Lo que hace que la acción quede en un segundo plano. No significa que no la haya, sobre todo cuando se trata de escribir sobre personajes con vidas violentas, pero siempre va en detrimento de la narración más psicológica.

Esta primera entrega se lee rápidamente, no es extensa y el ritmo es ágil gracias a las dos líneas temporales que desarrolla y a la multitud de secundarios que añaden color a las tramas. En alguna ocasión sobran explicaciones pero el estilo de Jeter viene de la época a la que pertenece, más clásica y que buscaba una interacción mayor con el lector y los personajes y menos un desarrollo del worldbuilding.

Si quieres visitar una galaxia muy lejana, que no respondía todavía a precuelas, secuelas o series, más pura en cuanto a ideas y con un horizonte limpio, estás ante una buena forma de empezar con el universo expandido. Con un personaje popular pero secundario y con una historia que se atañe a los bajos fondos, y a los resultados de una acción de los héroes de la Rebelión, plantea una buena ampliación de lo que es el Star Wars más clásico.

Te recomendamos