Cómics

Spriggan 8. La batalla final por dominar el poder de los antiguos alienígenas

La última entrega de la legendaria serie Spriggan cierra la larga lucha por el control de la tecnología alienígena que nos legaron para mejorar el mundo y que mal usadas pueden destruirlo.

Spriggan, el manga de Hiroshi Takashige y Ryouji Minagawa finaliza con un espectacular último arco en el que se resuelve el futuro de Arcam y de las antiguas tecnologías. Yu Ominae, Jacques y sus compañeros se enfrentarán a su propia organización para evitar un desastre a escala global. La clásica saga de acción llega a su fin y Panini añade una historia extra publicada posteriormente para redondear esta nueva edición de Spriggan.

Durante toda la serie hemos asistido a una lucha en varios frentes en la que Arcam representaba la responsabilidad de la humanidad, el sentido común de investigar lo desconocido y usarlo para el beneficio de todos, sus enemigos en su búsqueda rápida de poder y beneficios eran la parte avariciosa y más temeraria de la humanidad. Pero Arcam cambiaba de manos y poco a poco la sensatez empezaba a difuminarse en pos del control y el poder.

Yu Ominae no está dispuesto a dejarse arrastrar en esta deriva y su lucha acabará siendo contra sus antiguos jefes. El adolescente tiene esperanza, es el futuro prometedor, siempre un poco salvaje pero aprende y crece a la vez que sus habilidades.

Takashige ha escrito una saga de acción y aventuras con toques de ciencia ficción y fantasía.

Es un narrador inteligente que compartimenta la información a revelar en cada arco y siempre deja cuestiones para resolver en los posteriores. Desde luego los años 90 en los que nacía la serie marca mucho su estilo, el tono militarista de los enemigos y la conspiranoia anti gubernamental así como el uso de las teorías de los Astronautas Ancestrales de Von Daniken son casi omnipresentes. Pero sirven de respaldo a una metáfora sobre el futuro de la humanidad.

Si tuviéramos el poder para cambiarlo todo y convertir el mundo en un paraíso para todos, sin distinciones entre humanos, ¿Lo usaríamos así, o buscaríamos una forma de retenerlo para beneficio propio? Spriggan deja esa pregunta en cada aparato que encuentran, en la benevolencia del hombre o en su naturaleza agresiva y egoísta. Es la lucha de Hobbes contra Rousseau, ¿El hombre es lobo para el hombre o es bueno por naturaleza?

Conclusión

La saga de Yu Ominae es una aventura llena de acción, artes marciales, tecnología fantástica y muchísimos tiroteos. Hay adrenalina de sobra en cada capítulo como para hacer una película de los 80 americana. Y eso la hace adictiva y divertida, no te aburres nunca de leerla. Pero siempre hay algo más en cada historia, una pequeña reflexión ética, a veces a golpe de machete, pero reflexión al fin y al cabo.

Y el arte de Minagawa cuenta todo esto con un ritmo y un dibujo impactante. Su evolución a través de la serie es evidente, dejando en su camino líneas sobrantes, ganando sobriedad y ejecutando grandes acciones en viñetas cada vez más espectaculares y simples, quita lo innecesario para dejar lo necesario para contar la historia y mostrar todo lo que hay en el guion.

La nueva edición de Panini incluye una historia extra que los autores publicaron algún tiempo después y que sirve de regreso nostálgico y cómico sobre la saga. También deja claro que la relación de los autores sigue dando buenos resultados y que Minagawa no deja de cambiar y evolucionar en su arte.

Spriggan es un manga legendario y merece estar en las librerías siempre y con una buena edición. Panini lo ha hecho perfectamente con una edición en gran tamaño que permite que podamos disfrutar de la serie por muchos años.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Un objeto de Dragon Ball puede matar a Superman

David Lorao

Reseña MARVEL USA Fantastic Four Vol. 7 #1. Reinicio con aroma español

Bunny Mask. La esquirla de diente. Terrores adultos con disfraces infantiles

JOTA (J.C. Royo)