Noticias / Cine / Box Office / Snake Eyes: El origen se estrella en la taquilla americana
Box Office

Snake Eyes: El origen se estrella en la taquilla americana

snake eyes el origen

Snake Eyes: El origen, el reinicio de la franquicia G.I. Joe a través de una película en solitario con uno de sus personajes más populares ha pinchado en su primer fin de semana en cartel

La última entrega de GI Joe, una historia original protagonizada por Henry Golding (Crazy Rich Asians), no ha cumplido con las expectativas, recaudando 13,3 millones de dólares en sus primeros tres días en los cines estadounidenses. Esas ventas colocaron a Snake Eyes en el segundo lugar en las listas nacionales, detrás del último trabajo de M. Night Shyamalan, Tiempo,  que ha recaudado 16,5 millones de dólares. Es un comienzo que no pinta nada bien para Snake Eyes, cuya producción costó 88 millones, sin incluir el presupuesto de marketing para promocionar la película. También ilustra los límites de la realización de películas en franquicia en un momento en el que los estudios siempre están a la caza de la próxima gran novedad.

Desafortunadamente para Paramount Pictures y el director Robert Schwentke, las críticas desfavorables no ayudaron demasiado para llamar al público a las salas de cine, aún más si tenemos en cuenta el historial de la franquicia. Snake Eyes tiene un 42% en Rotten Tomatoes y un CinemaScore «B-» de la audiencia, lo que sugiere que la película PG-13 puede no recuperarse en las próximas semanas. Los ingresos de taquilla tampoco dependieron de otras películas como Space Jam: Nuevas leyendas, que se estrenó el fin de semana pasado y atrajo principalmente a grupos familiares, ni de Tiempo, que se inclinó ligeramente hacia las mujeres (52% de los compradores de las entradas) y las personas mayores de 25 (62% de las ventas). Para Snake Eyes, el 60% de los clientes eran hombres y el 50% tenían menos de 25 años.

Aunque la industria de las salas de cine no ha recuperado completamente su atractivo durante la pandemia, los expertos en taquilla sugieren que la creciente preocupación por la variante Delta de COVID-19 tampoco es la única responsable de la falta de audiencia de Snake Eyes. Los analistas de taquilla sugieren que ahora, más que nunca, las personas que acuden al cine se han vuelto más selectivas sobre lo que van a ir a ver para salir de casa.

«El cine y la economía doméstica en general están todavía en modo de recuperación», dijo Shawn Robbins, analista jefe de Box Office Pro. «Las audiencias potenciales están siendo selectivas en cuanto a en qué gastan su dinero».

Los expertos de la industria estiman que Snake Eyes necesitará generar aproximadamente entre 160 y 175 millones de dólares a nivel mundial para cubrir los gastos y justificar su presupuesto. Al llegar después de varios retrasos a la pantalla grande debido al COVID-19, la película puede tener dificultades para lograr ese objetivo en particular, aún más con una quinta ola de contagios en todo el mundo.

A la película tampoco le ha ido bien en la taquilla internacional, donde ha generado unos escasos 4 millones de dólares en 37 mercados extranjeros. Unas cifras que solo representan el 29% de su huella internacional. En el lado positivo, Snake Eyes no costó tanto como sus predecesores de la franquicia. Rise of cobra costó 175 millones de dólares, mientras que Retaliaton costó 130 millones de dólares.

Sin embargo funcionaron mucho mejor que Snake Eyes en su primer fin de semana de estreno, GI Joe: The Rise of Cobra en 2009 y GI Joe: Retaliation en 2013 abrieron con 54 millones y  40 millones de dólares respectivamente. Y cada una de ellas obtuvo 300 millones de dólares en todo el mundo, un resultado bueno, pero no excelente, dado sus abultados presupuestos. Cifras muy poco probables para Snake Eyes.

Esto supondría un fuerte varapalo para el estudio, ya que Snake Eyes tenía la intención de revivir la franquicia, basada en la popular línea de juguetes Hasbro, por lo que no se sabe de que manera afectará a los planes de la secuela y el nuevo spin-off anunciado el pasado mes de marzo. Pero en el caso de seguir adelante puede ser un toque de atención para cambiar de planteamiento en el futuro.

Fuente: Variety