Inicio Cómics ‘Shadowman: Ritos de iniciación’, y la oscuridad llegó a Valiant

‘Shadowman: Ritos de iniciación’, y la oscuridad llegó a Valiant

1553

Existe un mundo más allá de este, donde las almas que no pueden descansar esperan para entrar a nuestra realidad. Y es un negocio familiar impedirlo. Jack Boniface es el nuevo Shadowman, y nadie le ha informado de ello.

La-nueva-serie-de-ShadowmanShadowman puede todavía residir en la memoria de los españoles en forma de videojuego. Acclaim, la empresa que adquirió los derechos de los cómics Valiant en los 90, antes de definitivamente hundirlos, planeaba desarrollar juegos de todas sus series, pero solo algunos llegaron a ver la luz, Turok y Shadowman fueron los más populares. Era una historia oscura y llena de vudú en nueva Orleans que seguía el espíritu de la serie original. Pero la editorial desapareció y Jack pasó al olvido.

El renacimiento de Valiant no podía olvidar los aspectos sobrenaturales de los superhéroes y Shadowman necesitaba algunos cambios. Su nacimiento y su desarrollo en la anterior etapa respondían a la continuidad de un universo diferente. Boniface era mordido por un alien de la raza que combatía XO Manowar y quedaba infectado con algo que lo estaba cambiando. Así el simple humano se volvía algo más por las noches. Bob Hall fue el responsable de conducir al personaje a zonas mas oscuras.Potenció la hechicería vudú y aumento el carácter sobrenatural sobre el heroico. Tal vez era la serie que mejor avanzó de todo Valiant, pero la economía mató el sello, y el hombre sombra se desvaneció en la oscuridad.

Esta nueva encarnación de Shadowman nos trae muchos cambios. El primero su traje. Ahora lleva cinturón multiusos para guardar material, lucha con una guadaña, tiene mas aspecto de superhéroe. El antiguo Boniface acabó peleando a pecho descubierto porque la marca de su pecho era la puerta a sus poderes, una imagen mucho mas agresiva mas típica de los 90 y sus personajes rudos y violentos. El segundo gran cambio es el origen de sus poderes. Sigue siendo un elegido por los loas para defender al mundo de los males de la noche, pero ahora es un negocio familiar. Y desde ahí parte la historia.

Jack Boniface no tiene padres, perdió a su madre y no llegó a conocer a su padre. Ha dado vueltas por Estados Unidos y ahora vuelve a su ciudad natal, Nueva Orleans. La ciudad del pecado y los secretos nocturnos por excelencia en los USA. Allí le espera una herencia que tiene que aceptar o rechazar, la de luchar por ser el guardián entre mundos, la barrera que separa la dimensión de los muertos sin descanso de nuestro plano, y que ademas une todos los demás como un nexo. La ayuda, una bruja novata y un pequeño hombre que cumple mas que de sobra el estereotipo de hechicero científico loco.

Los encargados de traer a la vida a este nuevo héroe fueron Justin Jordan y Patrich Zircher. Un poco conocido guionista y un dibujante con una buena carrera pero que aún tiene que dar sus mejores obras. Perfecto para un nuevo comienzo. Jordan sorprendía con las a venturas de su creación Luther Strode en Image, y eso le ha permitido entrar a trabajar en el difícil mundo del cómic. Y tiene merecido ese lugar, ideas originales, desarrollos llenos de acción y emoción, estamos ante un guionista de héroes. En Shadowman desarrolla una historia oscura con demonios, malvados hechiceros y magia vudú. Se maneja con soltura y este primer arco argumental se lee de un tirón y se disfruta. El pero, viene de lo simple del desarrollo, se vislumbran ideas, y se ven buenos mimbres, pero resulta tan escaso como todas las presentaciones de superheroes. Valiant ha tenido la capacidad de iniciar todos sus nuevas series con potencia y dando una bofetada en la cara del lector, Shadowman no tiene ese efecto. No digo que no sea una buena historia, lo es, pero le falta mas impacto como primera aventura, falta carne en el asador, da poco al lector para resultar tan adictiva como sus compañeras de sello.

Donde si destaca es en el arte. Zircher andaba algo abandonado realizando trabajos en editoriales de una forma un tanto discontinua, y parece que en Shadowman veremos como su arte se desarrolla durante mas tiempo, Es una buena noticia porque este ilustrador daba muestras de evolucionar cuando trabajaba, hace mucho ya, en el Rising Stars de Stranczinsky. Estos cuatro números recopilados dan buena muestra de como puede ser un gran dibujante de héroes, dinámico, ágil y de narrativa simple. Es directo y te lleva de una viñeta a otra sin que se note, la oscuridad esta presente y se desenvuelve poco a poco, consigue que las sombras sean una amenaza tanto como los muertos o Darque, el gran villano de la obra.

Concluyendo todo este farragoso lío, Shadowman es una serie a seguir por las posibilidades dentro de la idea, un héroe novato y todavía optimista, que descubre el mundo de la magia y la oscuridad, el terror y lo maligno. Una lucha épica por salvar la realidad de la magia oscura. Aunque encuentro que va a necesitar mas tiempo que sus series hermanas de Valiant, puede ser una gran obra, pero creo que Jordan se ha coartado a propósito para no llenar demasiado este primer arco, y se ha quedado algo corto.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.