Inicio Noticias Sensacine: Crónica día 2. Festival de cine Fantástico de Sitges 2011

Sensacine: Crónica día 2. Festival de cine Fantástico de Sitges 2011

356

Nuestros amigos de Sensacine.com se encuentran cubriendo estos días el Festival de Cine Fantástico de Sitges 2011, y aquí os dejamos una muestra de la crónica del día

Festival de cine Fantástico de Sitges 2011

Sion Sono se convierte en una de las revelaciones del festival, mientras Steven Soderbergh convence y gusta con su ‘Contagio’. También vimos la española ‘Lobos de Arga’ con el gran Carlos Areces.

Día 2, anunciaban lluvia, pero salió un sol espléndido a iluminar las ojerosas caras de los cronistas que no pudieron resistirse a las primeras maratones nocturnas -sesión doble cyborg: ‘The robot’ + ‘The robotrix’-. Por suerte arrancamos la mañana con un chute de cine exploit en vena que desperezó al más dormido: ‘Guilty of romance (Koi no Tsumi)’, primero de los dos títulos que el realizador japonés Sion Sono presenta este año en Sitges, amanecía en el teatro del Retiro dispuesto a conmocionar a propios y extraños. Crónica del descenso a los infiernos de la perversión de una joven apocada (en principio) que se ve arrastrada al submundo de la prostitución por una tutora psicópata, la película de Sono es un catálogo de excesos lo suficientemente afinados para que el espectador disfrute de tamaño festival de la carne. Violencia, sexo e humillación se mezclan en una sinfonía autodestructiva algo inflada en lo argumental (y en el metraje): si bien las partes estrictamente hardboiled funcionan sin castigar al espectador, las proyecciones de carácter onírico -la protagonista no deja de repetir un poema un tanto vacuo- sí serían un pequeño lastre para, ojo, una de las películas que más gustaron en la pasada Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. Mucho cuidado con Sion Sono, me da a mí que vamos a escuchar hablar mucho de él.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.