Inicio Cine Secretos de ‘Escuadrón Suicida’: producción precipitada, desacuerdos y mucha presión

Secretos de ‘Escuadrón Suicida’: producción precipitada, desacuerdos y mucha presión

1955

Los problemas y el salseo que hay detrás de el grupo DC y Warner Bros se está convirtiendo ya en un elemento básico de la franquicia cinematográfica

“Mejor tarde que nunca”. Esa fue la reacción de Warner Bros ante la emoción del estreno de la esperada película de ‘Escuadrón Suicida’. Y claro, con tanta presión y con muchas dificultades en el proceso… la película ha salido como ha salido.

Will-Smith-y-Margot-Robbie-en-Escuadron-suicida

Un seguimiento de la película indica que la película podría abrir con la cifra tan generosa de 140 millones de dólares en Estados Unidos y llevar el éxito al estudio después de el ‘Francotirador’ que ganó 547,4 millones de diciembre de 2014.

Con Batman vs Superman ganó un total de 873 millones en el mundo, pero para impresionar al público o llegar a la deseada cifra de mil millones de dólares, a Warner todavía necesita con urgencia ponerse las pilas con el universo de DC Cómics y elevar la apuesta de ‘Escuadrón Suicida’ que costó unos 175 millones de producción.

Sin embargo, si el equipo de villanos son capaces de funcionar (cosa que es difícil después de las críticas recibidas) será por todo el salseo que se está creando en torno a la realización, rodaje y producción del filme. Los cotilleos, rumores y todo lo que hay detrás es lo que verdaderamente está haciendo negocio: un programa de producción diseñado para cumplir una ambiciosa fecha de estreno; un director, David Ayer, que no había hecho este tipo de películas; y un grupo de ejecutivos llenos de ansiedad dispuestos a interceder con fuerza en si intento de proteger la marca.

Trabajar bajo presión no es bueno

A menudo, cumplir todas las expectativas y los desafíos autoimpuestos crean una ansiedad que va creciendo conforme pasan los días. En casos extremos, como fue el problemático caso de los ‘Cuatro Fantásticos’ de Fox, la presión es tan grande que se convierte en fundamental la función del director.

Así que, a pesar de los momentos agotadores, las múltiples versiones y los recortes de la competencia, la producción de ‘Escuadrón Suicida’ estuvo llena de complicaciones. En una declaración conjunta con The Hollywood Reporter, Ayer y el presidente de producción de Warner Bros, Greg Silverman dijeron: “Esta fue una experiencia increíble. Experimentamos mucho a lo largo de todo el camino y necesitamos mucha colaboración, pero los dos estamos muy orgullosos del resultado. Esta es una película de David Ayer y la Warner tiene el orgullo de presentarlo.” 

El jefe de Warner, Kevin Tsujihara, anunció el proyecto en octubre de 2014, como parte de una lista de 10 películas de DC que se extiende hasta el 2020. Aunque el estudio creía que no había suficiente tiempo para hacer un buen cine, se lanzaron a una carrera de velocidad desde su comienzo.

Una carrera a contrarreloj

“Ayer escribió el guión en seis semanas y ya comenzaron a grabar”, argumenta defendiendo que todo hubiera salido mejor si hubiesen tenido más tiempo. Sin embargo, otra fuente que ha participado en la película revela que una vez que el proyecto había empezado, echarse atrás no era la mejor opción. “No es sólo al público que defraudas una vez que ya has fijado la fecha de estreno, es también defraudar a los socios, al merchandasing y a un montón de gente que está detrás, que aporta capital y del que obtienes ingresos. No se puede mover una fecha de estreno por escasez de tiempo” 

Con Ayer, Warner Bros contrató a un director que nunca había hecho nada tan gigante, nunca había hecho una película cargada de acción y de efectos especiales. La contratación de directores de cine que carecen de esa experiencia es ahora tendencia, por eso salen los resultados tan desastrosos que están saliendo ahora. Aunque sea muchas veces por necesidad y escasez de buenos directores para la gran pantalla.

“Hay una gran cantidad de personas que no quieren dirigir esas películas y eso es una gran problema”, dice un productor con la experiencia de la franquicia. “Muchos de los chicos necesitan unos cinco años para hacer una buena película de ese estilo, pero hay una máquina que tiene que ser alimentada: la economía.”. Los directores experimentados son caros, lo que significa que a su vez a los estudios les va gente con menos experiencia confiando que harán un gran trabajo. A veces funciona como Colin Trevorrow con ‘Jurassic World‘, pero otras veces no (James Bobin con ‘Alicia a través del espejo’).

El siglo de oro de las series

El gran problema que está habiendo es que estamos en la etapa de las series. Las producciones para la pequeña pantalla son más rentables: hay más seguidores, te da para unos años y se crea un merchandasing similar al de las películas. Los grandes directores están ahora haciendo series. Y por eso nos encontramos con series que marcarán la historia como ‘Juego de Tronos’, ‘Breaking Bad’ o ‘Mr.Robot’.

Otra fuente de Warner, confesó que los ejecutivos estuvieron agobiados desde el principio, pero que este agobio fue en aumento al ver que se acercaba la fecha y después de la mala respuesta que tuvo BvS. “Kevin estaba muy enojado por el daño que se le hizo a la marca”. Una preocupación fundamental para los ejecutivos de Warner fue que ‘Escuadrón Suicida’ no consiguiera llegar a las expectativas que se habían creado gracias al tráiler. De esta forma mientras Ayer hacía su visión original, Warner se puso a trabajar en un corte diferente.

En el momento en el que se hizo la película, se introdujeron a varios editores en el proceso, aunque sólo se le atribuye el mérito a John Gilroy. (Se rumorea que el editor final fue Michael Tronick). “Cuando se tienen grandes expectativas y la presión del timepo, hay que tirar de todos los recursos que se puedan”, dice esta fuente. “No se puede hacer de la manera que se solía hacer con simplemente un editor y un asistente.”

No siempre llueve al gusto de todos

En mayo, la versión de Ayer levantó varias opiniones: “Si hay Múltiples opiniones que no están de acuerdo hay que rehacer el proceso”, dijo un allegado. “Ese fue el problema principal durante un período de tiempo en el que se intentó llegar a un consenso”. Sin embargo, y a pesar todas estas dificultades, los asociados insisten en que Ayer lo sabía y quiso aceptar y participar en el proceso. Una vez que se analizaron las dos versiones, se hizo evidente que era posible “llegar a un lugar común” (La versión de estudio fue la que ganó). Y no solo el tiempo fue el enemigo de no estar de acuerdo, para llegar a ese lugar común, se requieren millones de dólares.

Otras fuentes describen a este proceso con “mucho pánico y mucho ego por parte de todos en vez de llegar a un acuerdo con calma”. Una persona con conocimiento de la situación argumentó que Ayer “estaba bajo mucha presión”, que estaba agotado y necesitaba tiempo para procesar las ideas que tenía en conflicto.

Pero el salseo no acaba aquí. Y es que Warner no estaba nada contenta con el trabajo de Ayer lo despidió y se negó a continuar adelante. Como respuesta, el director se fue a Netflix, productora que le ofreció 90 millones de dólares. Sin embargo, un día o dos desoués de que Ayer fuera despedido, se proyectó un nuevo corte de la película para una audiencia de prueba y, según fuentes, los resultados eran lo suficientemente fuertes para que fueran optimistas, por lo que Ayer regresó a Los Ángeles.

Una película con una producción desastrosa no podía ser buena…

Ahora la pregunta es si la película va a conseguir saciar a unos fans sedientos de cualquier cosa, si va a funcionar en un verano carente de éxitos de superhéroes. La verdad que la cosa no es que pinte muy bien, pero el analista Rich Greenfield dice: “He aprendido hace mucho tiempo que no siempre existe una conexión entre críticas, taquilla y éxito financiero”. Sin embargo, para que Warner consiga llegar a Marvel de Disney aún queda mucho.

Con todo esto se puede decir que ahora entendemos un poco las malas críticas, aunque aún no podemos hablar del todo. Los ejecutivos de Warner confiesan que con todo lo que ha pasado, si se consigue llegar a los 800 millones y superar a los 750 millones se llegará a un punto de equilibrio y se considerará una victoria.