Inicio Cómics ‘Secret Wars: Integral’, donde nacen las grandes hazañas

‘Secret Wars: Integral’, donde nacen las grandes hazañas

Compartir

En pleno desarrollo de las nuevas ‘Secret Wars’, Panini edita en una edición de lujo con multitud de extras la colección clásica que dio el pistoletazo a los grandes eventos anuales.

Era el año 1984 y Jim Shooter, editor jefe de Marvel, decidía que ese evento que se iba a llamar ‘Campeones Cósmicos’ serían las ‘Secret Wars’. El primer evento que reuniría a los héroes más importantes de la Casa de las Ideas e influiría en el trascurrir de las series regulares. Si querías saber cómo ocurrió, debías comprar el macro evento. Y así nacieron los crossovers anuales en el mundo de los superhéroes americanos.

Marvel Secret Wars

Los mayores héroes de la Tierra eran abducidos por una extraña nave que aparecía en Central Park. Regresaban más de una semana después, en el siguiente número de su colección en tiempo de publicación, pero algo había cambiado. Cambios cruciales en muchos casos. Hulka sustituía a la Cosa en los 4 Fantásticos, Coloso de la Patrulla X ya no amaba a Kitty Pride sino a una alien desconocida. Charles Xavier estaba en pie de guerra, Spiderman tenía un nuevo traje que aumentaba sus habilidades. ¿Qué había pasado? Si querías saberlo sólo tenías una opción, comprar el evento Secret Wars. Amparados en el éxito, las editoriales decidieron crear eventos anuales para aumentar las ventas y crear grandes cambios en los héroes. Para bien o para mal Secret Wars había comenzado una era, era la madre de todos los crossovers, literalmente.

Las ‘Secret Wars’ consistían en un combate multitudinario entre héroes y villanos seleccionados por un ente desconocido llamado el ‘Todopoderoso’, este le prometía todos sus deseos si acababan con sus enemigos. Pero en cada grupo existían mecánicas y egos que no respondían bien entre ellos, el Doctor Muerte dominaba en los villanos, y en los héroes la Patrulla X se unía con Magneto desconfiando de los Vengadores, los cuales jama habían ayudado a su causa mutante. Planes dentro de planes y sospechas, egos hinchados y maniobras calculadas o improvisadas se llevaban a cabo encada capitulo. La intriga de quien podría morir impulsaba también el morbo del lector.

b65bf034a41e98df86914d0c27cc835fCuando hablas de un cómic como Secret Wars no puedes evitar comentar que levantó ciertos problemas en el seno de Marvel Cómic, todo porque el editor decidiera escribir él mismo la colección. Aunque el mismo Jim Shooter afirmaba que sus razones tenían que ver con la continuidad y la acumulación de trabajo, otros creían que las ventas y los royalties que llegarían con las mismas tenían mucho que ver. El mundo editorial es así, y con otros ejemplos como Tom DeFalco, asistente de Shooter en esa época, que aprovechaba para crear personajes de su propiedad allá donde pudiera para recibir pagos, pues para que comentar mucho más.

Además, este crossover tenía un valor añadido, la línea de figuras de la Casa de las Ideas necesitaba un replanteamiento ‘Campeones Cósmicos’ era esa idea. Muchos héroes combatiendo villanos era perfecto para sacar un merchandising completo, y Shooter aún aumento más esa idea al trasladarlos a un mundo donde tenía bases, armas y un montón de complemento que poder convertir en muñecos. El dinero ayudó mucho a que la idea fructificara, pero la venta de figuras tampoco fue tan masiva como se esperaba, no todo iba a funcionar igual de bien.

La historia era secundaria

Jim Shooter era un inteligente editor, como guionista resultaba muy de la época. Discursivo y más encaminado a la acción espectacular y los actos heroicos, a las tramas sencillas donde al final la ética del bien siempre era superior. En Secret Wars se desenvuelve a gusto creando todo a su voluntad, en un lienzo casi vacío que llena con su mundo y todo elemento que necesita. Pero claro está los personajes más populares siempre tenían más relevancia, los villanos más terroríficos ganaban potencia. Y muchos otros quedaban desdibujados entre tanta capa y colorín. Mientras que había personajes que recibían atención máxima como Spiderman o Coloso, otros parecía que sólo pasaban por ahí, como es el caso de la mayoría de villanos o de Lobezno, que aparece para gruñir y resultar violento. No se había creado jamás menuda mezcla de héroes, es normal que los desarrollos fueran algo imperfectos. Pero aún con esos movimientos inexpertos, la colección funciona. Se deja leer y la verdad que ver enfrentados a todos los grandes héroes y Villanos de Marvel se hace interesante. Cuando era más joven y lo publicó Fórum me resulto impresionante y algo histórico. Con décadas por medio y muchos cómics sigo encontrando la idea histórica, quizás tanto crossover haya quitado fuerza al desarrollo simple de la historia, pero ahora que estamos inmersos en las nuevas Secret Wars, vuelve ese sentimiento de potencia al leer las páginas del integral de Panini. No es un complemento a la nueva saga, es su origen, la fuente del comportamiento como deidad megalomaniaca de Muerte, del conflicto ético de los héroes y villanos.

Marvel Secret Wars

Y si este cómic funciona es por culpa del arte de Mike Zeck, apoyado por Bob Layton en dos números. El artista norteamericano tuvo gran parte de la culpa del éxito de la serie. Sin su capacidad para la acción, para las grandes escenas, y para convertir hasta los diálogos en conflictos, muy en el estilo que Marvel pregonaba en esa etapa, no habría tanta fuerza en esta obra. De trazo fino y rápido, poco gustoso de fondos farragosos o complicaciones distractoras, Zeck es capaz de convertir una página en un espectáculo de fuegos artificiales donde todo el papel es acción. En una época donde se utilizaba la forma Marvel de escribir, se entregaba un argumento detallado al dibujante y luego se añadían los diálogos, Zeck presento una obra cuyos textos complementan la narración, pero muchas veces incluso sin ellos podemos disfrutar de los héroes machacando y siendo machacados por villanos. Lástima que al ser un autor lento los números finales pierden su fuerza inicial, y eso que tuvo ayuda de Bob Layton.

Marvel Secret Wars

Secret Wars marcó una época y con razón. Una decisión de tal magnitud en el desarrollo del Universo Marvel cambió la forma de editar cómics a la larga en Estados Unidos. Un nuevo comienzo para algún héroe como la Cosa, cambios en otros como Spiderman o Hulk, y el nacimiento de otros como la nueva Spiderwoman o de villanos como Titania. ¿Cómo cambiar el mundo en 12 números? Para Shooter fue fácil, creo un nuevo mundo y cuando consiguió lo que quiso lo destruyó. Nació una nueva idea que marcará toda la historia del comic Book americano: los Crossovers y megaeventos. Y así sigue siendo.


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.