Inicio Cómics ‘Secret Wars’: Guía de lectura

‘Secret Wars’: Guía de lectura

2209

En Cinemascomics queremos aprovechar la llegada de ‘Secret Wars’ a nuestro país para diseccionar el evento más ambicioso de la historia de Marvel Comics.

Llegó el momento. El mayor evento del año para Marvel Comics y posiblemente uno de los más grandes y ambiciosos proyectos que La Casa de las Ideas ha llevado a cabo en el siglo XXI. Y esto no es algo aislado para el resto de cabeceras, como todos bien sabemos. Ningún personaje de la editorial de Los Vengadores va a salir indemne de este descomunal arco argumental que va a discurrir por casi todas las series de Marvel Comics, pero que va a tener una serie limitada de 8 números (se acabaron confirmando 9 en la edición norteamericana) que estará firmada por Jonathan Hickman e ilustrada por Esad Ribic. A partir de este mes (ya en tiendas especializadas) y hasta el próximo mes de febrero de 2016, “Secret Wars” va a ocupar absolutamente toda la narración editorial de Marvel. Así que prepárate porque lo que viene es lo más grande que has visto en tu vida y en Cinemascomics queremos ayudarte a comprenderlo antes de sumergirte en sus textos. El presente artículo viene a diseccionar la anatomía de “Secret Wars“, una especie de autopsia previa al evento para que la lectura sea mucho mejor comprendida y comprensible.

Los precedentes de ‘Secret Wars’:

Como hemos señalado previamente, Jonathan Hickman ha sido el encargado de llevar a cabo esta macrosaga titulada “Secret Wars“. Pero, como viene siendo habitual en los eventos editoriales de esta magnitud, la aventura preparada por el historietista no es cosa de un día y lleva fraguándose desde hace tiempo. Por decirlo suavemente, “Secret Wars” es la consecuencia o la respuesta al trabajo de Hickman en “Los Vengadores“.

Remontémonos dos años atrás. Marvel Comics puso en marcha lo que se ha auto-denominado como “La saga de las Incursiones“, en honor a un fenómeno cósmico que los superhéroes marvelitas se ven obligados a paliar. Paradójicamente, sería uno de los padres fundadores de La Casa de las Ideas, Reed Richards (Mr. Fantástico), quien diera en la tecla de este problema. Fue en el número 28 de la grapa de Panini Comics sobre “Los Nuevos Vengadores“. En aquel arco argumental, Richards se percataba de una extraña e inusitada alteración en el universo: dos Tierras de realidades alternativas diferentes entraban en colisión durante 8 horas y, si transcurría ese tiempo sin que uno de esos dos planetas fuera destruido, automáticamente ambas Tierras quedaban reducidas a cenizas.

SECRET WARS (viñeta)

De esta manera pudimos comprobar asombrados como Los Illuminati, grupo formado por Mr. Fantástico, Iron Man, Capitán América, Doctor Extraño, Rayo Negro y Namor, tomaban la decisión de ir en contra de todos los principios de los superhéroes. Todos salvo uno. Efectivamente, acertaste. Steve Rogers plantó cara a la logia secreta de la que formaba parte y Doctor Extraño se vio en la obligación de borrar su memoria para que el plan no se fuera al garete ni se provocara otra ruptura en el seno de Los Vengadores al estilo “Civil War” (Mark Millar, Steve McNiven). Mientras Los Vengadores continuaban con su peligrosa existencia, esa eterna rutina de peleas contra las fuerzas del mal y la ordenación de la sociedad, Los Illuminati libraban una particular batalla contra el destino oculto de la Tierra. Finalmente, los acontecimientos no se desarrollaron como todo estaba previsto y sucedió lo inevitable.

Tras superar “La Guerra contra los Constructores” y “La invasión de Thanos“, Capitán América descubrió la verdad sobre Los Illuminati. La ruptura estaba encima de la mesa, pero la logia secreta tomó la decisión de no aniquilar a ningún otro planeta más (como sucedió en las grapas de “Infinity“)… ¡Dejando abierta la puerta para la destrucción del Universo Marvel que todos conocemos! Sería Namor quien, en solitario, convocara a Thanos para formar un Cónclave que librara a espaldas de Los Vengadores y Los Illuminati la verdadera batalla del cosmos: las Incursiones. Por su parte, Capitán América reunió a la mayor parte de superhéroes de la Tierra y empleó a S.H.I.E.L.D. para dar caza al grupo formado por Los Illuminati. El conflicto llegó a las manos y Steve Rogers se enfrentó nuevamente a Tony Stark… Mientras tanto, la última de las Incursiones se estaba produciendo e iba a poner cara a cara a las dos realidades alternativas más exitosas de Marvel Comics: Tierra-616 (Universo Marvel) contra Tierra-1610 (Universo Ultimate).

El presente y el futuro de ‘Secret Wars’:

Lo que está claro es que Marvel Comics no tiene ninguna excusa en torno a este evento porque Tom Brevoort, editor durante todo este tiempo que hemos resumido brevemente, era consciente de que la única salida para estos acontecimientos era la aniquilación absoluta de todo cuanto se hubiera construido en el pasado. Y en esas que llegamos al primer número de “Secret Wars“, con un Jonathan Hickman responsable de poner el punto y final pero también el final y punto a años y años de trabajo en La Casa de las Ideas. Porque es el final de las Incursiones, pero también es el comienzo de un nuevo territorio: el Mundo de Batalla. El choque cósmico entre las dos Tierras que tanto adoramos (adorábamos, pretérito) no ha dejado a nadie sin cuartel y ahora sólo queda ese Mundo de Batalla que será tan recurrente para el ilustrador croata, Esad Ribic, experto en ambientes fantástico-medievales.

Para que el ingenuo lector no se lleve un golpe visual y narrativo que le lleve al shock o a la hiperventilación, Mundo de Batalla no se asemeja -ni por asomo- a nada parecido al Universo Marvel convencional. Ten en cuenta que la fantasía se va a ver completamente desbordada en las páginas de “Secret Wars” cuando las Tierras 616 y 1610 se destruyen y dan como resultando ese mundo desconocido para todos los seguidores de Marvel Comics. Panini Comics nos lo avisa de esta manera: “Una retorcida versión Marvel de ‘Juego de Tronos‘: hay reyes, territorios enfrentados, fronteras conflictivas, intrigas palaciegas, misterios insondables y la convicción de que cualquiera puede morir en cualquier momento. Nadie está a salvo“.

SECRET WARS (Mundo de Batalla)

Advertidos quedamos. Todo es diferente de la última vez, si rememoramos las “Secret Wars” originales. El Universo Marvel que conocías ya no existe, únicamente existe el Mundo de Batalla. El lector se va a ver obligado a empaparse de esta nueva localización, ubicación de fantasía épica alejada del conocimiento marvelita y más próxima a los relatos de ciencia ficción medieval. Eso sí, Nueva York estará; no obstante, dividida en dos mitades: la Nueva York de Tierra-616 y la ciudad que nunca duerme de la Tierra-1610.

Por ello, la editorial de Los Vengadores se ha visto en la obligación de cerrar la gran mayoría de sus sagas, dejándonos cerca de 40 mini-series relacionadas con el evento y con las distintas parcelas del Mundo de Batalla. Nada de mundos imaginarios o realidades alternativas o “What If?” o cualquier otro elemento narrativo al que apoyarte: aquí todo es real, todo existe, todo tiene unas repercusiones. ¿Que Spiderman nunca hizo un pacto con Mefisto? ¿El Viejo Logan sigue intentando encontrar su camino? ¿Qué significa ese batallón de Thors? “Secret Wars“: está pasando, señores.

Checklist oficial de ‘Secret Wars’ (recomendable hacer zoom):

SECRET WARS (Checklist)