Cómics / S.W.O.R.D. Mutantes en el espacio
Cómics

S.W.O.R.D. Mutantes en el espacio

S.W.O.R.D. Mutantes en el espacio

La nueva sede de S.W.O.R.D. lleva a Krakoa al espacio, AL Ewing lleva a los mutantes en busca de nuevas fronteras tras su recordada estancia en El Immortal Hulk.

El nuevo título de la franquicia mutante iniciada por Jonathan Hickman busca algunos de los escenarios más memorables de la época clásica, el espacio, los planetas alienígenas y las grandes batallas de ciencia ficción. Alienígenas, tecnología, biotecnología, problemas, naves espaciales y mutantes en trajes de astronauta en la nueva serie que ha llegado a los kioscos españoles.

La creación de S.W.O.R.D. por parte de Krakoa es un movimiento arriesgado, ya que crear una agencia espacial es como mínimo desafiante para el resto del mundo, más cuando tienes entre tus integrantes a Fabián Cortez o cable. Pero al mando, la misma de siempre, Abigail Brand. Tras un tiempo trabajando para Alpha Flight y el Departamento H, la agente retorna a su inicial trabajo estable para los mutantes y sus relaciones con el espacio exterior, ya que la raza del homo superior ha tenido muchos, muchos encontronazos, algunos buenos y otros malos, con razas como los kree, sh’iar o el Nido.

La serie El Inmortal Hulk ha recibido numerosas nominaciones a premios como serie regular, la clave la encontró el británico Al Ewing. Su visión, en la que mezclaba el cine de terror de serie B junto con el monstruo gama, ha llevado a muchos a volver a la serie del personaje. Ahora la salida del escritor de la cabecera da pie a cambios, pero su nuevo proyecto es un poco diferente, ciencia ficción en contra del terror que antes estaba llevando a cabo. Ewing es un veterano en la ciencia ficción, con una buena estancia en la serie de cómics del Doctor Who, así que nos espera una, como mínimo, etapa original en Sword.

La serie comienza con la típica presentación para Magneto, uno de los grandes del círculo interior de Krakoa, de las obras y del funcionamiento y de los personajes que componen toda la tripulación de la nueva nave. Dentro de todo esto podemos ir conociendo los caracteres de los nuevos. Como es un número inicial no hay acción, pero si por lo menos alguna sorpresa en cuanto a uso y sobre todo en cuanto a la tecnología que tienes Sword. Pero tras esto el gran problema que tiene la serie es que entra de cabeza en el evento ‘Rey de negro’ y con esos tres números perdemos casi de vista completamente lo que puede ser la franquicia mutante. El rey de negro con la llegada de Knull se ha dado en su propia serie y en las páginas de Veneno, pero ha producido muchos cambios en varias series del Universo Marvel y en este caso afecta completamente a la continuidad de la serie.

Si bien esto hace que sea atractivo para cualquier no lector de mutantes, sí que puede resultar engorroso para los que solo sigan la rama x de Marvel, ya que para la acción y evita la información completa dentro de la franquicia del mundo de Krakoa. Aunque sí que produce algunos cambios en los personajes de cara a la serie, y Ewing aprovecha este tipo de crossovers para introducir elementos que posiblemente utilizara, y cambios en los personajes aumentando sus desarrollos.

La verdad gráfico cae en manos de Valerio Schitti de forma que podemos ver una línea clara muy típica del dibujo que están trayendo todas o casi todas las series de la franquicia mutante. Desde luego sí que tienen un aspecto más superheroico que nunca. El dibujante presta atención sobre todo a la tecnología intentando no hacerla compleja, y acercando al público a lo Space ópera, consigue unas historias claras en las que cuenta con detalle todo aquello que el guionista le entrega.

Dentro de todas las series que acompañan a Patrulla X en el nuevo Amanecer de X ,S.W.O.R.D. es nueva y no ha tenido casi tiempo de entrar en el mundo mutante. La entrada tan repentina en el evento Rey de Negro no ha dejado espacio. Habrá que esperar para poder ver que tipo de desarrollo tendrá y si esta relación con algo exterior a Krakoa cambia algo en el universo.