Inicio Cómics ‘El Rey de la carretera. KM 0’, un reality en el que...

‘El Rey de la carretera. KM 0’, un reality en el que Mad Max triunfaría

2969

El futuro es un paramo desolado, a no ser que vivas en la gran ciudad, y tengas televisión. Y el programa estrella es ‘El Rey de la carretera’, pero ahora un puñado de elegidos pueden ser como él, y lucharan por serlo. Aleta presenta esta mezcla de reality con cine de acción y humor para el divertimento de los detractores de la telebasura, pero amantes de adrenalina.

pag_3

Josep Busquet se compincha con José Ángel Ares y juntos se divierten a costa de Gran Hermano, de El último superviviente y un poco de Top Gear y su extraña forma de hablar de coches, y sus locas carreras con propósitos sin demasiado sentido. Un futuro apocalíptico donde la vida como hoy la conocemos se mantiene tras grandes muros y gran seguridad, en la que todavía perdura la civilización y el hombre ilustrado y social, ¿o no? La televisión domina al humano medio, publicidad, trabajo, compra lo anunciado, sintoniza tu canal favorito y tu programa ideal, déjate llevar por la rutina y aborrégate, no seas como los salvajes de mas allá de las barricadas, se educado, no seas rudo, no seas libre, porque nadie patrocina eso. ‘El rey de la carretera. KM 0’ es una sátira que critica la actual indolencia de la población para con la televisión, los héroes falsos que nos entrega, y el aborregamiento general, pero lo hace en medio de un refrito de Mad Max o pelis italianas postapocalipticas de serie Z como ‘1990 los guerreros del Bronx’ o ’2019 tras la caída de Nueva York’ o la mítica ‘1990 Rescate en Nueva York’ de John Carpenter que elevó este género a los altares del culto cinéfilo.

Comenzamos con el mejor programa de la televisión, una mezcla de road movie con supervivencia, como si Bear Grylls condujera un camión mastodóntico en medio de la cúpula del trueno. Pero como en toda cadena, hay que parar para preparar una nueva temporada, y un programa para elegir a un nuevo “Rey de la carretera” lo sustituye. La oportunidad es única para todos, pero el resultado descafeinado desagrada a una banda de seguidores del programa original, y brilla como una oportunidad única para dos hermanas, Gwen y Bremm, supervivientes en el mundo exterior postholocausto. Y así comienza una carrera por la popularidad, por ser “el Rey”, por demostrar quien es el más duro, pero mientras que para algunos está trucado y lleno de efectos, para otros es un camino lleno de violencia y sangre, y de paso robos y carreras alocadas por campo y ciudad.

tumblr_static_4kocinqygyw4owo8wcw8gckc4
Josep Busquet
es un guionista muy prolífico (¡este hace el número 40 en su carrera!), hay momentos en los que no sabes si es porque escribe bien o porque lo hace muy rápido o porque secuestra a las familias de los editores para obligarles que lo publiquen. Pero sea como sea, cuenta con una extensa obra, e incluso una feria itinerante propia que lleva por todo el paisaje español, la Bulldog Con.

Pero más allá del mito del barbudo escritor, se encuentra un inteligente narrador, que sabe introducir elementos satíricos en la obra, sin perder de vista el objetivo de la misma, divertir. ‘El Rey de la carretera. KM 0’, es ante todo eso, un entretenimiento que gusta de ser bárbaro, que tiene sus dosis de crítica social, pero que la aprovecha para pergeñar una historia donde dos hermanas golpean a mucha gente, una banda de guerreros de los páramos asalta una ciudad a tiro limpio, y sobre todo, alguien lo graba todo para que los espectadores disfruten como lo hace el lector.

La sociedad anestesiada por la televisión contra el salvajismo que les encanta en pantalla, la verdad sobre la fantasía que les entregan enlatada y con un lacito. Un “Rey” con potencial pero que vive para sus productores. Busquet puebla el relato de detalles, pero siempre lo más importante es la carrera. De Gwen y Bremm por ser ídolos, del Rey por recuperar su programa, y de la banda de la Jefa, que quiere ser la nueva reina, pero sólo tras derrotar al Rey. Diálogos agiles y explicaciones justas, en esta serie sobra todo lo que entorpezca la acción.

Y si Busquet está en su salsa, José Ángel Ares le responde con un arte más que adecuado, por tercera vez colaboran, y por tercera vez se nota la quimica. La historia es una locura, el dibujo desbarra para estar a la altura. Onomatopeyas que inundan las viñetas, grandes y extravagantes, nuevas y ruidosas, todo para que el lector oiga el sonido de los motores y las explosiones según avanza de viñeta en viñeta. Composiciones de pagina que pueden romperse para que el héroe atraviese la pagina y llegue desde la viñeta superior a varias después sin pisar ninguna otra en el proceso, “el Rey” usando una viñeta para golpear a su rival, si, todovales, todo es muy loco, y muy original.

Aleta Ediciones nos entrega una historia de aventuras y carreras, de televisión y  explosiones, original en cuanto a parte grafica, creada para divertir ante todo y por encima de todo. Pero con más sentido crítico del que parece, aunque sobre todo dominan las peleas, la sangre y los cacharros extravagantes, como trampas que parecen sacadas de un carnaval del Joker o armas imaginadas en Mad Max o alguna película china de artes marciales.  La cuidada edición que la editorial de Joseba Basalo ha publicado incluye un making off, muy televisivo eso de explicar el proceso cuando hay que esperar a la siguiente temporada, con los autores explicando el proceso, y ofreciendo diseños de páginas, algo de arte promocional, y sobre todo muchos chistes, algunos muy malos. Y así cierran este primer volumen, porque han prometido que habrá más, y lo hacen con el objetivo cumplido, entretener, divertir, y de paso darle muchos palos a la telebasura.

Por si necesitáis más razones, escuchad al mismo Josep Busquet hablando de su cómic.

a la venta en milcomics