Retro-crítica a Scream: el éxito de Craven - Cinemascomics.com Retro-crítica a Scream: el éxito de Craven - Cinemascomics.com
Noticias

Retro-crítica a Scream: el éxito de Craven

Scream se estrenó en 1996, dirigida por Wes Craven y protagonizada por Neve Campbell, David Arquette, Courteney Cox.

Un año después del asesinato de su madre, Sidney  vuelve a vivir una situación angustiosa: mientras un terrible psicópata tiene aterrorizado al barrio, su padre está siempre ausente y su novio está a punto de romper con ella.

Scream revitalizó el género del terror y le dio una vuelta más al slasher,

cuenta con uno de los mejores inicios del género, que conjuga todos los clichés de los que se burla, en tan solo diez minutos. Un inicio con un tempo muy marcado, que se cocina a fuego lento y que ya nos define cómo sera el resto del metraje. Entre el guion de Kevin Williamson y la dirección de Craven hicieron una película de terror seria en la que se reían de los tópicos del cine de terror. Scream cuenta con uno de los asesinos más reconocidos del planeta cine, Ghostface; un villano humano, que se cae, se choca y que se le puede vencer. Una novedad, dado los villanos inmortales de la época como Freddy Kruegerl, Myers o Jason.

Scream tiene su propio trío de protagonistas,

que se mantiene en pie en toda la saga, formado por Sidney, Wale y Dewey, los tres buscan detener la masacre de Ghostface. El elenco es maravilloso, empezando por la propia Neve Campbell, quien vive una evolución a lo largo de la película, de chica vulnerable a mujer todoterreno y segura, algo que encarna muy bien Campbell. Luego tenemos a Wale, interpretada por Cox, que destila cariño y odio a partes iguales; Cox que ya venía con fama debida a Friends, lo borda una vez más. Y Arquette dando vida al ayudante del sheriff Dewey que vive una evolución similar a la de Sidney. El reparto lo terminan Skeet Ulrich y Matthew Lillard, como Billy y Stu,  que bordan unas actuaciones sublimes para ser los asesinos del filme.

El guion es ácido,

con un poquito de humor negro, las críticas al género y las menciones constantes a las películas de terror más populares así como la propia historia que te deja caer quién es Ghostface, pero siempre con un giro de más. El montaje y producción sublimes, así como ciertos planos y escenas que generan una tensión genial. Así que tenemos una gran película, que generó tres secuelas y una serie con tres temporadas.

¿Qué te parece Scream? Cuéntanos tu opinión en los comentario o en nuestras redes sociales.