Retro-crítica a Ready Player One: oda a los videojuegos Retro-crítica a Ready Player One: oda a los videojuegos
Críticas de cine

Retro-crítica a Ready Player One: oda a los videojuegos

ready player

Ready Player One se estrenó en el 2018, dirigida por Steven Spielberg, protagonizada por Tye Sheridan y Olivia Cooke.

Año 2045. Wade Watts es un adolescente al que le gusta evadirse del sombrío mundo real a través de una popular utopía virtual a escala global llamada “Oasis”. Un día, su excéntrico y multimillonario creador muere, pero antes ofrece su fortuna y el destino de su empresa al ganador de una elaborada búsqueda del tesoro a través de los rincones más inhóspitos de su creación.  En Ready Player One Wade se enfrentará a jugadores, poderosos enemigos corporativos, dispuestos a hacer lo que sea, tanto dentro de “Oasis” como del mundo real, para hacerse con el premio.

Ready Player One es una buena película,

pero no es la mejor obra de Spielberg, es una cinta que se basa en las referencias de la cultura pop de los 80’s y 90’s, así como de las propias referencias del mundo de los vídeojuegos. La película dispara una tras otra todas las referencias, sin descanso, para enganchar más y más a los espectadores nostálgicos. Hay momentos en los que esas referencias toman el control de la película y son los mejores momentos, pero cuando esas referencias se pierden, solo nos queda una película plana, con unos personajes que no interesan lo más mínimo. El guion, que nos cuenta una historia y que nos presenta a unos personajes, es bien sencillo y simple.

Retro-crítica a Ready Player One: oda a los videojuegos

Spielberg es el rey de los Blockbuster,

películas que solo buscan entretener, como Tiburón o Parque Jurásico, pero aquí tenemos una historia sin alma, sin corazón, hecha simplemente como pretexto de esas referencias; con un marco contextual perfecto al principio, pero que lo desaprovechan a medida que pasan los minutos. El elenco poco puede hacer para mejorar las carencias del guion, los protagonistas son simples, sencillos, que caen en todos los tópicos. El guion, está basado en una novela homónima y más o menos es fiel, pero es que el libro en sí es más entretenido…Muchos tópicos y explosiones, pero poca chicha.

Retro-crítica a Ready Player One: oda a los videojuegos

Lo mejor, evidentemente, es el apartado visual,

los efectos tanto visuales como sonoros, aunque era de esperar viendo el presupuesto. Podemos decir que Ready Player One tiene un envoltorio precioso, pero el interior está vacío.

¿Qué te pareció Ready Player One? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.