Retro-crítica a Con amor, Simon: igualdad y comedia - Cinemascomics.com
Cine Críticas de cine

Retro-crítica a Con amor, Simon: igualdad y comedia

Con amor, Simon se estrenó en el 2018, dirigida por Greg Berlanti y protagonizada por Nick Robinson, Katherine Langford y Keiynan Lonsdale.

Simon Spiers es un joven de 16 años con una vida normal, unos padres geniales, una hermana pequeña adorable y un estupendo grupo de amigos. Pero Simon tiene un secreto: es gay. Cuando un día uno de sus e-mails cae en manos equivocadas, Simon verá cómo las cosas se complican extraordinariamente, y deberá enfrentarse a una situación que pondrá en peligro la vida que llevaba hasta ese momento.

Con amor, Simon tendrá un serie a partir del 19 de junio, en Hulu, Con amor, Víctor y por ese motivo hoy echamos un vistazo a la película.

La cinta intenta normalizar y visibilizar la realidad de muchos adolescentes en el armario, y además logra ser la primera película de comedia adolescente con un protagonista gay. Es una apuesta clara por la visibilidad del colectivo gay; lo que hace que sea muy fácil compararla con Call me by your name, pero no tienen nada que ver.

Con amor, Simon, ahonda en los sentimientos y la angustia que implica estar en el armario,

contando con una escena, en la que Simon, sale del armario delante de sus padres llena de sentimiento y profundidad, que si bien es cierto, que busca la lágrima fácil, logra que conectemos con Simon, interpretado por el genial Nick Robinson. Pese a ser una película “industrial“; es conmovedora y con sus dosis exactas de comedia.

Con amor, Simon, está basada en la novel homónima,

que comparten muchos aspectos, por tanto, es una buena adaptación. Cuenta con una banda sonora que ayuda a profundizar en los sentimientos, miedos e inseguridades y momentos felices de Simon; al igual que el uso más que acertado de las música de los años 80. El metraje logra hacer que muchas personas se vean reflejadas en Simon intentando ocultar quién es en realidad. Además, cuenta con mensajes que pueden calar en la sociedad; como el hecho de que sea injusto que solo los gays salgan del armario.

Si bien es cierto, que es un tanto irreal,

ya que, al final, como buena comedia romántica, todo acaba bien y solo vemos la homofobia en el chico con pluma y no en Simon; así mismo todo es como un cupcake recubierto de colores y purpurina, haciendo que todo se vea más sencillo de lo que en realidad es. Aunque logra ser realista en muchos momentos, que incluso me han sacado alguna lágrima. Pese a ser superficial por momentos, era necesaria y ha logrado más, siendo más simple, que la oscarizada Llámame por tu nombre. Ya era hora que hubiera una película así que, además creará franquicia con Love, Victor.

“Ahora ya puedes respirar, ya puedes ser más tú que nunca”. 

¿Qué te pareció Con amor, Simon? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.