Retro-crítica a Call me by your name: amor en Italia - Cinemascomics.com Retro-crítica a Call me by your name: amor en Italia - Cinemascomics.com
Cine Críticas de cine Noticias

Retro-crítica a Call me by your name: amor en Italia

Call me by your name se estrenó en el año 2017, dirigida por Luca Guadagnino y protagonizada por Timothée Chalamet y Armie Hammer.

Elio pasa el  verano del 83 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa.

Call me by your name estrenará secuela y, el autor de la novela, André Aciman estrenará segunda parte en unos días, llamada Find me.

Se ha convertido en una película de culto para la comunidad LGBT; una historia de amor que se va cociendo poco a poco, con escenas eróticas dignas de una película X, y un amor que va poco a poco y ese es uno de los problemas, se centran únicamente en Oliver y Elio, teniendo así personajes secundarios difuminados, sin encanto, incluso la personalidad de los protagonistas cambia sin sentido alguno. Lo único que es efectivo en Call me by your name es el final, que te sacará una lagrima de lo bien logrado que está, es como un puñetazo en el estómago.

Las tres primeras cuartas partes son lentas, estiradas y aburridas, llegando a ser pedantes;

a diferencia de la novela, que es ágil, fresca y rápida. Hay escenas completamente absurdas, sin sentido y que empeoran todo el marco de la película. La fotografía es brillante, refleja la esencia de la Italia veraniega; al igual que la banda sonora, que es preciosa. Chalamet está brillante, que carga con todo el peso del guion de una manera colosal. Pero ni la genial actuación de Chalamet consigue hacer más amena a la cinta; porque sí, es aburrida, muy aburrida. El guion se pierde en detalles estéticos que solo logran realentizar la cinta. No profundiza en la psicología de los personajes ni en lo que sienten de la manera que lo logra la novela.

En definitiva,

es una cinta que da un paso en el cine gay, pero que se pierde en la belleza más banal y en lo efectista del final. Exceptuando el final, podemos decir que Call me by your name es plana, no logra ninguna emoción ni provoca nada. Simple.

¿Qué te pareció Call me by your name? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.