Inicio Cómics Reseña de ‘X-Men: Génesis mutante 2.0’: Glorias del pasado a todo color

Reseña de ‘X-Men: Génesis mutante 2.0’: Glorias del pasado a todo color

Hablamos de ‘X-Men: Génesis mutante 2.0’, la inolvidable epopeya de la Patrulla-X de Jim Lee en una nueva y obligatoria edición de Panini Cómics.

Las glorias del pasado vuelven a vivir, pero lo hacen a todo color y en una edición obligatoria para cualquier amante de La Patrulla-X de Marvel Comics y que Panini Cómics nos ha traído este mes en un tomo que deberías tener sí o sí en tu estantería. Este sería el resumen perfecto a la hora de abordar la reseña de ‘X-Men: Génesis mutante 2.0‘, la nueva edición de aquella inolvidable y sublime epopeya de Jim Lee con la franquicia de los mutantes que marcó un antes y un después en la historia de los cómics, tanto para bien (nueva época con ilustraciones nunca antes vistas) como para mal (la despedida de Chris Claremont después de toda una vida). Pero ¿qué podéis esperar realmente de ‘X-Men: Génesis mutante 2.0‘? Como solemos hacer en Cinemascomics.com, compartimos la sinopsis oficial de la obra a partir de la web de Panini Cómics antes de seguir con la reseña.

X-Men: Génesis mutante 2.0 (Panini Cómics)

¡Cruzar el Rubicón! Una mañana de 1991 Jim Lee se despertó pensando que le apetecía hacer explotar el cómic de superhéroes. Para ello compuso algunas de las mejores páginas de toda su carrera, con tanta acción, espectacularidad, poses imposibles y chaquetas de cuero como puedas imaginar. Después de esto, esta vez sí, La Patrulla-X nunca volvería a ser la misma, porque para empezar se llamaría X-Men. Toda una generación de lectores caería inmediatamente rendida a los cantos de sirena de la estética más visual y efectista que el cómic Marvel había visto jamás. Esta edición, completamente remasterizada con un nuevo coloreado, te permitirá celebrar como si leyeras de nuevo por primera vez los últimos números de la larga etapa que Chris Claremont escribió en la franquicia mutante, cediendo el relevo a una nueva era en la que el dibujo reinaba supremo por encima de todo. Una etapa tan controvertida como icónica, que ahora, casi treinta años después, sigue en el imaginario de millones de lectores“.

Las glorias del pasado vuelven al presente bañados en un color renovado y con la misma sensación de estar delante de una auténtica obra de arte que marcó un antes y un después en el mundo del cómic. Panini Cómics reedita ‘X-Men: Génesis mutante 2.0’ con un nuevo coloreado más moderno y actualizado para obligarnos a despedir de nuevo al genio Chris Claremont y dar la bienvenida al espectacular arte de Jim Lee que cambió La Patrulla-X y el noveno arte para siempre.

Los tiempos, las tecnologías, las herramientas, los gustos, las modas… Todo cambia. Absolutamente todo lo que nace bajo el líquido paraguas de la sociedad del espectáculo tiene una fecha de caducidad. Todo es frenético y tiene programada su obsolescencia. Pero lo que brilló en su día con luz propia, brillará por siempre. ‘X-Men: Génesis mutante 2.0‘, la reedición de Panini Cómics de La Patrulla-X de Jim Lee que puso el broche de oro a la ineluctable etapa de Chris Claremont, es el mejor ejemplo de todo esto. Ese orgasmo pictórico de bíceps, tríceps, pechos, abdominales, piernas y demás testosterona e hipersexualización dibujada por el maestro ilustrador cambió para siempre el noveno arte. Lee se puso al servicio de los superhéroes y las superheroínas (y villanos, también villanos) mutantes de Marvel Comics para desplegar toda su voluptuosidad sin parangón en una historia que marcó un punto de inflexión en el noveno arte y que, peligrosamente, no equilibró la balanza entre guion y dibujo, sino que colocó a los diseños artísticos por encima de la propia historia. Era el principio de una nueva era.

X-Men de Jim Lee

La experiencia con ‘X-Men: Génesis mutante 2.0‘ para el lector clásico será soñada, pero también lo será para el nuevo lector. Los personajes son verdaderamente reconocibles y las tramas no son nada confusas, sino todo lo contrario: la acción avanza a ritmo frenético, con composiciones imposibles e inimaginables hasta entonces y la trama se abre y se cierra con mucha facilidad para que nada de lo que está pasando te haga perder la vista de lo que hay dibujado en las viñetas. El reposo de Chris Claremont y la perfilación de una historia que se iba expandiendo (nunca cerrando) conforme avanzaba el curso de la acción queda aquí reducida a una onda vital de magia pictórica. Épico, desproporcionado, inteligente y sensacional. Este cómic es obligatorio, así que no sé a qué narices estás esperando para hacerte con él.

Si quieres leer más reseñas de cómics, no dudes en seguir este enlace.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!