fbpx SpiderWoman Mala sangre. La incontinencia de los lazos familiares
Cómics

Reseña SpiderWoman Mala sangre. La incontinencia de los lazos familiares

spiderwoman mala sangre

Marvel lanza el séptimo volumen de las aventuras de Jessica Drew / Spiderwoman, independizándola de los guiones de Dennis “Hopeless” Hallum y dejándola en manos de Karla Pacheco. Panini Comics agrupa en este tomo de tapa blanda los cinco primeros números de esta etapa.

Jessica Drew / Spiderwoman fue producto, en los años 70, de una política de protección de la marca. Spiderwoman se creó para que una denominación propia de la franquicia Spiderman no cayese en propiedad de otras manos que no fueran las de Marvel. Pero Jessica no se convirtió en un mero cliché ni un simple recurso, pronto cobró entidad propia y un bagaje que siempre tendrá a su disposición. Pues no solo el título de heroína con superpoderes adorna su currículum, también puede presumir de ser detective privada o agente secreta, no una cualquiera sino agente doble de Hydra y S.H.I.E.L.D. al mismo tiempo. Y a pesar de toda esa ajetreada vida, en eventos más recientes ha tenido tiempo de ser madre y de preocuparse por pagar las facturas.

En el entretenido tomo que tenemos entre las manos, vamos a poder presenciar un retorno a los orígenes del personaje para ahondar en temas derivados de la obtención de sus poderes y hablarnos en mayor detalle de la familia. Todo ello a colación de un nuevo trabajo como guardaespaldas de Rebecca, hija de Michael Marchand, propietario de una farmacéutica y asquerosamente millonario. Así comienza una trama que irá descubriendo secretos muy bien guardados mientras la Srta. Drew suma a su desarrollo personal la atención de Octavia Vermis, hija de Otto, personaje ligado a Hydra ya en los primeros pasos de Spiderwoman en el mundo de los comics.

Desde Nueva York a la montaña de Wundagore, lugar casi de culto si hace tiempo sois unos enamorados del Universo Marvel, Karla Pacheco, estadounidense y sin lazos familiares conocidos con nuestro patrio Carlos, recorre un camino frenético repleto de emocionantes peleas y sorprendentes giros argumentales. La guionista, que apenas cuenta con el bagaje de su colaboración en Fearless, Imperio Secreto Un mundo feliz o Spiderman 2099 Alfa, además de un Annual de The Punisher, demuestra que sabe como entretener al público con la acción necesaria sin dejar de dotar a Jessica con nuevo lore que enriquezca su historia personal. Y para complementar el conjunto se ha rodeado de los ilustradores adecuados.

El dibujante principal de la serie no necesita apenas presentación pues el barcelonés Pere Pérez ya lleva más de una década trabajando para el mercado norteamericano, tanto para DC Comics como para Marvel, pasando por otras editoriales como Valiant. Destacan sus números para La Patrulla-X, la miniserie de Pícara y Gambito (Anillo de fuego) o sus más recientes números en Jane Foster Valquiria. Pere es un gran conocedor de las artes marciales, además de uno de los exponentes referenciales de la Escola Joso, Centro del Comic y las Artes Visuales. Combinar ambas pasiones hace que sus coreografías en las viñetas sean no solo disfrutables y fluidas, sino embriagadoras. Expresivo, plástico y puntilloso en las posturas, no se olvida de reflejar el esfuerzo. Verdadero movimiento que le sienta de perlas a Spiderwoman.

Además tenemos dos complementos que sirvieron de añadido a las entregas primera y quinta en USA, con lápices del espectacular y voluptuoso Paulo Siqueira y del ultra realista Mattia de Iulis. Las páginas de ambos, con guiones de Karla, amplían y centran la situación actual que rodea a Jessica Drew, tanto a nivel personal como por su participación en el grupo Fuerza de Asalto junto a personajes como James Buchanan Barnes, Daimon Hellstrom, Billy Kaplan o Mónica Rambeau, tan de actualidad por su participación en las nuevas series con personajes Marvel que recientemente hemos podido ver a través de la plataforma Disney +.

Esta Spiderwoman deja claro la riqueza de su legado para seguir desarrollándose en nuevas historias que no dejan de resultar divertidas. Un comic ideal y desenfadado para olvidar las preocupaciones. Una lectura que ocupe una de esas tardes o noches en las que abandonarse a un universo de ficción sin limitarse al entretenimiento, ampliando lo que hasta ahora conocíamos de Jessica, por si algunos solo recuerdan que Spiderwoman sacó a Carol Danvers de las frías aguas de la Bahía de San Francisco cuando la Pícara villana le arrebató sus poderes de Ms. Marvel.