Cómics

Reseña PANINI COMICS Telepaths. Abriendo la mente a un nuevo orden mundial

Los poderosos siempre querrán mantener el control, incluso cuando nuevos sujetos entren dentro del juego de la dominación. Panini Comics escribe en Telepaths una nueva línea de código para afrontar los dilemas morales y reales que supondrían la aparición de la telepatía en nuestro día a día.

El Sol y la mutación

Telepaths es una obra que se adentra en un terreno muy pantanoso. Nos ofrece una visión acerca de la complejidad del ser humano, de los puntos en común y las diferencias que tenemos entre nosotros, de lo que nos une o nos aleja en determinados momentos, de la solidaridad y del egoísmo, incluso de la propia supervivencia.

El componente educativo y cultural también está muy presente porque estamos ante un supuesto de ciencia ficción pero como diría José Mota… “Y si sí…”. Porque para eso está el género, para explorar supuestos muy remotos pero que causa impresión analizarlos. Y más ante un caso tan cercano a nosotros como el de nuestra estrella, ese Sol que lleva milenios mandando su radiación a la Tierra, causando mutaciones múltiples que en muchos casos son imperceptibles y que en este comic va a explorar la posibilidad de que una erupción solar provoque un cambio en aproximadamente un 10% de la población mundial.

De pronto millones de personas se vuelven telépatas tras un episodio que, mediante un fuerte pulso electromagnético, apaga a los seres humanos durante cerca de media hora. Cuando se reinicia la consciencia una suma razonable de individuos ha cambiado para siempre. El caos se ha apoderado de buena parte de la sociedad mientras vemos los esfuerzos de los Gobiernos por tratar de controlar la situación y hacer que los telépatas  se unan al esfuerzo común. Aquí nos encontramos con las razones de cada uno para hacer lo que considere correcto, para verse como uno más de rebaño o aprovechar la ocasión. Es una oportunidad de sacar tajada, sea cual sea el motivo. Rodeados de las mentiras que salen a la luz al poderse profundizar en las mentes que las han estado ocultando hasta ahora.

La desconfianza y el derecho a servir

A lo largo de los seis episodios contenidos en este tomo, vemos como surgen diferentes formas de afrontar el brote de personas con superpoderes. Porque la telepatía solo es el primer paso para descubrir que algunos pueden ir un paso más allá. Telequinesis, piroquinesis, el control mental y otras habilidades más allá de la simpleza de leer los pensamientos. Van a hacerse patentes para complicar aún más las tramas y subtramas que van surgiendo. Porque a pesar de encontrarnos con la palabra “Fin” al terminar nuestra lectura, quedan muchos aspectos que pueden ser desarrollados con posterioridad. La sensación de no haber rascado más allá de la superficie, de presentarnos a unos personajes que pueden dar mucho más de sí.

Mientras algunos de los que han recibido la “mejora” se unen para protegerse, otros tratan de obtener riquezas para una huida hacia adelante que les coloque en una posición ventajosa. Y siempre tendremos a los que se posicionan del lado de la ley vigente. Los que cuestionan la superioridad moral que pretenden imponerles los que simplemente tienen la fuerza para hacerlo. Porque la integridad del protagonista, un sargento de la Policía de Boston llamado Jack Kelly, va a estar muy a la par de la injusticia que representa el convicto Miles, un hombre que se tomó la justicia por su mano y que ahora ve la posibilidad de empezar de nuevo lejos del sistema al que estaba sometido. Ambos viven su propio duelo de titanes en esta historia.

Mucho que contar y muy poco espacio

Telepaths no es una obra maestra pero sí un comic interesante que se devora con rapidez. Que ofrece mucha información y detalles que se atropellan, múltiples focos de atención que no terminan de tener un desarrollo completo, frentes abiertos que no terminan de cerrarse del todo, al menos no con el análisis profundo que merecen. Joe Michael Straczynski crea un universo rico y complejo que finalmente no termina de completarse, que deja un final coherente pero abierto, mucho. Tenemos algún argumento que queda soterrado por el peso de la acción principal y de no tener continuación nos deja ese mal sabor de boca de no haberse desarrollado en el doble de entregas, porque da para eso y más.

El dibujo de Steve Epting merece el mayor de los elogios, no es perfecto, no es ultradetallado en su búsqueda de unos caracteres fotorrealistas, deja los fondos un tanto desangelados en algunas ocasiones, buscando centrar la atención en lo que sucede y no en lo que lo rodea. Pero es genial y nos mantiene embebidos en la fluida trama, aunque ésta se atropelle un poco al final y devenga en un desenlace acelerado. Nos gustaría ver más de Jack y Miles, de Theresa, de Kathy y Potus (President Of The United States)… porque esta historia solo es el principio de algo que puede ser más grande.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Un objeto de Dragon Ball puede matar a Superman

David Lorao

Reseña MARVEL USA Fantastic Four Vol. 7 #1. Reinicio con aroma español

Bunny Mask. La esquirla de diente. Terrores adultos con disfraces infantiles

JOTA (J.C. Royo)