Cómics / Reseña MARVEL Thor de Jason Aaron Tomo 6: La muerte de Thor. Sin miedo a esconderse de la verdad
Cómics

Reseña MARVEL Thor de Jason Aaron Tomo 6: La muerte de Thor. Sin miedo a esconderse de la verdad

Odinson, aquel que se muestra indigno de levantar a Mjolnir, la aparición de un nuevo Thor de la Guerra, y la actual Poderosa Thor, bajo la que se encuentra una enferma Jane Foster, forman el conjunto de Thors que Panini Comics conduce hacia un desenlace fatal.

Destructor de Tormentas

El principio del volumen que tenemos entre manos comienza precisamente con la presentación de un nuevo Thor. Para ello es necesaria la intervención de un martillo que ha quedado vacante tras los sucesos de las Secret Wars modernas y la serie que acompañó a las mismas, donde teníamos a varios Thors deambulando por ahí, entre ellos el del Universo Ultimate con su contundente martillo, que ahora reposa sobre la Vieja Asgard una vez que su dueño desapareció. Es un objeto preciado, que podría ser levantado por quien se considerara digno de ello pero de momento no había encontrado un portador adecuado, uno que demostrara coraje, sacrificio y la fuerza suficiente para afrontar el reto. Tras lo que suceda en Nidavellir, el reino de los enanos, obtendremos la respuesta.

El conjunto de personajes que suelen acompañar a Thor desde que sus publicaciones se iniciaran en 1962 (justo este año estamos celebrando su sesenta aniversario), es bastante amplio. Pasando de Odin, Freyja, Balder o Sif, los Tres Guerreros, Hogun, Fandral y el voluminoso Volstagg han protagonizado grandes gestas, aunque parece que siempre hemos tenido en este último a una especie de exagerado bufón, cuyas historias tienden a la exageración y sus actuaciones han contado con más de un golpe de suerte mientras sus compañeros son los que resuelven la situación. Pues ha llegado el momento de dar a Volstagg ese momento de gloria absoluta y repleta de poder proveniente del trueno, aunque muchos recordemos algún otro gran momento, como su participación en el conflicto que se llevaba a cabo en Midgard, durante la Saga de Surtur que nos narrase Walter Simonson a mediados de los ochenta.

La gran celebración

Pero tras esos episodios, en los que Volstagg cobra protagonismo, vamos a llegar justo a la publicación del número #700 de The Mighty Thor USA. Uno de esos momentos en los que toca un especial de gran relumbrón que es perfecto hasta para recuperar a viejas glorias (como el propio Simonson) o autores cuyo trabajo ha estado ligado a las etapas más recientes del personaje, aunque sea en apenas una página o dos (como es el caso de Das Pastoras o Coipel). Un número redondo en el que se aprovecha para iniciar la narración que da nombre a este tomo, La Muerte de Thor, que se alargará hasta el #706 USA y contará con un epílogo especial a modo de One-Shot que desatará algunas costuras más propias del trampantojo.

Aunque en este punto casi no le podemos poner pegas a un Jason Aaron que durante cinco años fue amo y señor de los designios de Thor, bajo cualquiera de sus formas. La manera de rematar la historia y no ser insensible con ciertos personajes, que han sostenido su etapa, se puede tildar de brillante, como lo sería posteriormente el desenlace. Su habilidad para combinar a los Odinson del pasado, presente y futuro a los que añadir a Gorr, ese Carnicero de Dioses que ha sido el enconado rival de Thor en su última aparición cinematográfica en Thor: Love and Thunder. Pero la lucha de Jane Foster contra el Mangog alcanza niveles épicos que redondean su periplo como portadora del martillo.

Los mejores artistas con los que se puede contar

A pesar de tener a Esad Ribic en mente, con el que empezó e iba a terminar todo, no le podremos ver en este volumen pero si contar con una base fuerte en las manos de los jóvenes Russell Dauterman y Valerio Schiti, que con la ayuda puntual de James Harren o Mahmud Asrar, forman un bloque maravilloso a la hora de embellecer cualquier historia. Dauterman nos hace caminar por un universo a caballo entre lo onírico y lo realista mientras en Schiti vemos la gloria que estaba a punto de alcanzar en la colección de Iron Man y posteriormente en el evento Imperio.

Estamos ante una etapa que en general merece la atención de cualquier lector de comics de superhéroes. Estos episodios dejan un sabor agridulce pero al mismo tiempo completan un conjunto que habla de la lucha contra el cáncer, del sacrificio, del camino duro que debemos recorrer para superarlo o para abrazar un último paseo hasta la morada definitiva de nuestras almas. Seguramente casi todos los que lleguen a leer este texto habrán pasado por ese amargo trago junto a algún familiar o incluso puede que ahora mismo estén luchando contra esa enfermedad.

No está permitido rendirse, no sin haberse dejado la piel en la batalla, no sin obtener un puesto junto a los mejores guerreros, terminando por sujetar una jarra de hidromiel junto a los que hicieron un camino similar, que perdieron sus vidas pero alcanzaron la gloria en el Valhalla, como Jason Aaron y compañía, que hicieron de esta larga etapa un viaje que debemos tener en nuestras estanterías.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Reseña MARVEL Yo soy Hulk. Un buen repaso a la trayectoria del Gigante Verde

Audible lanza el primer adelanto de The Sandman III

Carlos Gallego Guzmán

Buyan: La isla de la muerte. La historia de una leyenda contada con un mito