Cómics

Reseña MARVEL SpiderWoman Tomo 4: El Reinado del Diablo. Queda clausurada esta etapa

Entrega final de la SpiderWoman de Karla Pacheco y Pere Perez con un arco final que se entremezcla con el evento de la temporada, El Reinado del Diablo. Panini Comics traza las líneas maestras del combate entre Jessica Drew y todas las némesis que la han perseguido estos dos años.

La madre que la parió

Queridos lectores, podéis preguntaros a quién nos referimos con semejante afirmación y la verdad es que la respuesta no es una única persona pues afecta a SpiderWoman pero también a Veranke y, sobre todo, a Karla Pacheco. Iniciar un proyecto con la idea de llevar a cabo una miniserie y conseguir extenderlo a más de veinte entregas ya dice bastante del buen hacer del dúo que ha formado junto a Pere Pérez, tan bien engrasado que van a continuar colaborando juntos en el futuro. La característica que más brilla de sus guiones, para la cabecera que protagoniza Jessica Drew, es el sentido del humor que desborda, hasta para las referencias a números anteriores y sus notas al borde de viñeta.

Se lo ha pasado muy bien Karla pero Pere puede decir lo mismo, ha disfrutado como un niño encadenando una secuencia de acción tras otra, algo en lo que prácticamente nadie en el medio puede igualarle. Sus coreografías de combate son únicas, un deleite para la vista por su plasticidad y dinamismo, da igual que el escenario sea el croma verde de un estudio cinematográfico que los pasillos del edificio donde vive SpiderWoman, trona del Ikea mediante. Es puro espectáculo en movimiento. Juntos han conseguido que tener a la Capitana Marvel cerca apenas sirva para poner a salvo a los inocentes, Jessica tiene que librar sus propias batallas, independientemente del nivel de poder que se tenga.

El variopinto grupo de villanos

Y para eso hay que tener una galería de rivales a la altura, al menos que den para unas risas. Porque hay que reconocer que Los Espadas Gemelas de Toledo o los Hermanos Grimm no dejan mucho espacio para una broma y sin embargo se les asocia todo lo posible para que parezcan meros comparsas circenses, desde la referencia a la población de Ohio que lleva el mismo nombre que la antigua capital del Reino de España a la confusión constante entre Barton y Percy. Un chiste encadenado a otro hasta llegar a un desenlace donde cobran más peso los verdaderos villanos de toda la historia, Octavia Vermis y Michael Marchand, también conocido ahora como Aeternum. La rama familiar, la que ha mantenido el peso de la mayor parte de la trama.

Porque los Anti-Arac 9, como se hace llamar el grupo de diez que se ha unido para derrotar a Jessica Drew, no dan para mucho más, a pesar del casting que durante un episodio entero se lleva a cabo, un número sin pelea alguna, otro logro para los dos autores de este comic. Ni siquiera han tenido dudas en integrar a un personaje que recibe el nombre por el que se autodenominan ambos, Krazy Goat, aunque ellos empleen el plural de esa concepción de “Cabras Locas”. Pero lo que de verdad sorprende es la inclusión en los tie-ins con El Reinado del Diablo de una de las verdaderas némesis de SpiderWoman, por las circunstancias que rodearon a Invasión Secreta, la skrull Veranke.

Cerrando puertas

Resulta una gran forma de afrontar tu participación en un evento la de enfrentarte a la persona que te suplantó, que generó tantas dudas entre la comunidad de superhéroes sobre quién era Jessica Drew. Veranke fue la forma en la que Brian Michael Bendis quiso fortalecer su devoción por SpiderWoman, dándole una presencia en su equipo de Vengadores con la que ni siquiera los mayores fans de Jess soñaban. Ahora Karla y Pere inician el round definitivo para saldar cuentas, con Wilson “Kingpin” Fisk como director de orquesta, desvelando cual había sido el destino de la skrull a la que se creía muerta.

Llegados a este momento llega la hora de la reflexión sobre esta etapa que ha durado justo dos años, de mayo de 2022 a mayo de 2022 según sus fechas de publicación. Tenemos ante nosotros una era que destaca por su diversión pura y dura, por guiones inteligentes que han tenido que integrar un par de eventos de Marvel mientras reposicionaban a la familia del personaje, sin dejar de lado a un importante elenco de secundarios entre los que se ha hecho un hueco hasta el pequeño Gerry y las habilidades heredadas de su madre. Un comic que merece una edición Omnibus para tener recogida la etapa completa en tapa dura, con eso lo digo todo.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Un objeto de Dragon Ball puede matar a Superman

David Lorao

Reseña MARVEL USA Fantastic Four Vol. 7 #1. Reinicio con aroma español

Bunny Mask. La esquirla de diente. Terrores adultos con disfraces infantiles

JOTA (J.C. Royo)