Cómics / Reseña MARVEL Señores de Imperio. Contestando preguntas sobre cómo llegamos aquí
Cómics

Reseña MARVEL Señores de Imperio. Contestando preguntas sobre cómo llegamos aquí

Señores de Imperio / Lords of Empyre Emperor Hulking

Tres especiales se reúnen en este tomo de tapa blanda para situar detalles sobre la condición previa a Imperio. Panini Comics edita de este modo tres historias diferentes sobre Hulkling, Quoi y el Espadachín que aportan curiosidades y las distintas motivaciones que encontramos al comenzar la saga.

Los protagonistas de estas tres entregas recogidas en Señores de Imperio, juegan un muy importante papel en el evento que este mes ha llegado a la publicación de su final. Todos estaban ocupando un segundo plano hasta hace muy poco y es necesario volver a situarlos en el mapa del Universo Marvel. Alistados en diferentes bandos, podemos ver las influencias que han recibido justo antes de comenzar la acción. Las relaciones personales o las paterno-filiales afectan sobre todo a los dos personajes de menor edad. Son muy importantes de cara a la forja de los caracteres de los más jóvenes. Mientras tanto será el peso del pasado el que impulsará al Cotati Primordial, con los sacrificios que tuvo que hacer y lo que le supuso dentro de su raza vegetal.

Viendo la temática del tomo resulta difícil ver cómo llega la publicación del mismo al final de la saga cuando nos cuenta cosas que perfectamente podrían servir de preludio. No es tan complicado, se nos ha ocultado cierta información conveniente que si aparece relatada aquí y que nos hubiese hecho vivir, con menor incertidumbre, alguno de los hechos narrados en Imperio. De ese modo Señores de Imperio sirve como complemento final, desgranando aquello que juega un papel importante pero que no era procedente contar aun. Básicamente añade más luz para comprender el camino.

Los autores que se ocupan de estas historias nos llegan desde distintas orientaciones pues a día de hoy es complicado que los lectores no sitúen a Chip Zdarsky dentro del Universo Marvel pero quizás no hayan oído hablar de Alex Paknadel. A Zdarsky últimamente le sale cualquier cosa bien. Le mandas un pase que podríamos calificar como un melón y te lo convierte en un gol de bella factura. Su especial dedicado a Hulkling hace un repaso por la historia del personaje desde su nacimiento hasta el momento actual como emperador Dorrek VIII. Podemos pensar… ¿qué necesidad tiene Zdarsky de hacer el guión de este número?. Aunque la respuesta solo fuera demostrar que puede hacer cualquier cosa en Marvel y no solo limitarse a justicieros urbanos ya nos iría bien a los que le profesamos devoción.

La sensibilidad de la que hace gala Zdarsky, la naturalidad con la que trata al entorno de Teddy Altman y Billy Kaplan, la complicidad que existe entre los amantes… convierten el especial de Hulkling en una delicia que además repasa a sus difuntos padres, ambos de altura. La conspiración y la corrupción también quedan retratadas en un entorno hostil que va a rodear al más noble de los emperadores que hayamos podido ver en el Universo Marvel. Y para remate el dibujo quedó al cargo del español Manuel García que con páginas así está pidiendo a gritos que se le haga un hueco importante en la editorial.

Alex Paknadel se ocupa de los especiales protagonizados por padre e hijo, Espadachín y Quoi. Este guionista británico ha labrado su carrera en colecciones como Assassin’s Creed Uprising o Doctor Who, de menor calado entre el público español, por lo que igual su nombre todavía no os suene de nada. Estos dos especiales son un buen ejemplo de su labor y funcionan de forma coordinada. Incluso podemos ver que Quoi tiene mucho más trasfondo que el que hemos podido encontrar durante la narración principal de Imperio. El dibujo de esos dos episodios ha corrido de cuenta del brasileño, residente en Estados Unidos, Alex Lins y del alemán Thomas Nachlik, ambos debutantes en Marvel con estas colaboraciones de mucho nivel que seguramente les abran las puertas a otras colecciones.

Señores de Imperio es una lectura amena e interesante, que nos ofrece ese punto necesario para entender las motivaciones, o la forma de ser, de ciertos personajes que todavía no cuentan con un bagaje tan amplio como otros héroes y villanos de Marvel pero perfectamente pueden ser desarrollados para ocupar un lugar honorable en ese cosmos de ficción que tanta afición arrastra.