Cómics / Reseña MARVEL Puño de Hierro: El corazón del Dragón. Cuando el chí te abandona
Cómics

Reseña MARVEL Puño de Hierro: El corazón del Dragón. Cuando el chí te abandona

El universo místico, que rodea la idiosincrasia del personaje de Puño de Hierro, vuelve a escena para dotar de profundidad una historia de dragones cuyo poder se ofrece a las armas inmortales. Panini Comics nos trae la nueva miniserie de Iron Fist con guiones del veterano Larry Hama.

Cuando hay buena materia prima en la que fijarse

La etapa que, en la primera década de este siglo, llevaron a cabo Ed Brubaker y Matt Fraction, con dibujantes como David Aja, fue un referente de cara al futuro para todo aquel escritor que quisiese continuar con ese legado tan importante que dejaron entre ciudades celestiales de distinto cuño y armas inmortales que se encargaban de protegerlas. Aquel Inmortal Puño de Hierro enriqueció todo el entorno de nuestro protagonista, dotándole de una mayor profundidad y dejando claro que desde ese momento tendría a su lado una nueva hornada de aliados de lo más variopintos, todos con la misma condición que Danny Rand, poseedores del chí del Dragón de cada una de esas ciudades míticas.

Larry Hamma recoge todos esos mimbres para embarcarnos en una lucha visceral con el futuro de todas las ciudades en juego. Añade una localización más a las ya conocidas, la ciudad oculta, donde se encuentra la ciudadela de Bao Fu y una puerta sellada tras la que se ocultan peligrosos demonios con un plan para escapar, uno que incluye hacerse con los corazones de los dragones ancestrales. Para ello cuentan con mercenarios contratados al efecto como El Supervisor o Lady Bullseye. Pero Puño de Hierro tampoco está en inferioridad pues a su inseparable compañero Luke Cage se unen el Hermano Perro, Cobra Gorda, la Novia de Nueve Arañas y… la General Okoye, líder de las Dora Milaje wakandesas.

El cine le dio mayor relevancia

Ser interpretada por Danai Gurira (Michonne en The Walking Dead) en el Universo Cinematográfico de Marvel, ha provocado que, la líder del cuerpo de élite que protege al rey de Wakanda, cobre una mayor importancia en el mundo del comic. Aunque el personaje fue creado por Christopher Priest y Mark Texeira hace algo más de veinte años, Okoye disfruta ahora de su mejor momento y lo podemos comprobar a lo largo de la narración. Su papel en la historia no es el de una comparsa que acompaña al actor principal sino que va haciéndose su hueco poco a poco hasta ocupar un lugar protagonista que ella no busca por su carisma y su ímpetu la sitúan ahí por méritos propios.

El trazo de Dave Wachter, que en Marvel tiene tan solo un par de colaboraciones aparte de esta miniserie (se ha prodigado mucho más en Teenage Mutant Ninja Turtles para IDW Publishing, sí, las Tortugas Ninja), ofrece una perfecta ambientación oriental con figuras muy definidas mediante líneas increíblemente finas que le procuran un estilo propio muy identificable. El norteamericano no escatima en detalles y nos deja un combate final bajo la lluvia en el que podemos sentir la pesadez del suelo, el esfuerzo contra los elementos y los ojos que se entornan para seguir luchando bajo unas condiciones poco favorables.

Tiempo de cambios

No vamos a destriparos el final de este volumen de Puño de Hierro pero lo cierto es que marca un antes y un después en Danny Rand pues a partir de ahora las cosas para él van a ser muy distintas a lo que está acostumbrado. Hama ha trazado un nuevo hito en la dilatada saga de Iron Fist que no decepciona, ofrece nuevos puntos de vista a explorar y nos deja abierto un prometedor futuro. Si te gusta el personaje, su kung-fu y buena dosis de misticismo made in K’un Lun, en estas páginas vas a disfrutar con grandes peleas y un agradable toque de humor que para nada desentona con el conjunto.

Te recomendamos