Cómics

Reseña MARVEL Now! Deluxe Los Defensores: Los diamantes son para siempre. La etapa de Bendis y Marquez

Tras reunirse para la serie de Marvel / Netflix llegó el momento de darles una serie donde Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist y Daredevil se reuniesen en formato comic. Panini Comic nos trae a unos Defensores que no son a los que estábamos más acostumbrados tradicionalmente.

La influencia del plano audiovisual

Han pasado cinco años desde que se estrenase la serie dedicada a Los Defensores de Marvel en Netflix. El grupo de superhéroes se reunió a partir de sus propias cabeceras en la plataforma de streaming y para la ocasión Marvel hizo coincidir la publicación de un comic que también estuviese integrado por los mismos personajes. ¿Para aprovechar, el tirón de las series?, ¿para darle continuidad?, ¿por qué no les parecía buena idea dejar perder una publicidad añadida?, ¿por qué…?.

Fuese por lo que fuese, el mismo mes que se estrenaba la serie, agosto, llegaba el primer episodio de la colección en papel a las librerías, tras un prólogo incluido en el ejemplar del Día del Comic Gratis Americano (Free Comic Book Day FCBD) de All-New Guardians of the Galaxy de 2017, justo un mes antes, en julio.

Aunque Los defensores no terminó teniendo el éxito que se esperaba y eso terminó afectando al resto de ese universo que se había ido generando en Netflix, Marvel tenía decidido que por su parte no quedaría la ausencia de esfuerzo al poner al frente de la colección a dos grandes autores que venían de realizar un gran trabajo en Invincible Iron Man, ni más ni menos que Brian Michael Bendis (que llevaba bastantes años dorados en Marvel siendo el culpable principal de la revitalización de Los Vengadores, una larga etapa de renombre junto a Alex Maleev en Daredevil o siendo el creador junto a Michael Gaydos de Jessica Jones en Alias) y David Marquez (que ya había sido colaborador habitual de Bendis en Ultimate Spider-Man o la Civil War II, además de la nombrada Iron Man).

El enemigo común

Nada mejor para reunir a un grupo de personas que enfrentarles a un mismo villano con el que compartan pasado o haya decidido atacarlos a todos al mismo tiempo y por separado. Este papel lo va a llevar a cabo Iguana (no confundir con Rachel Leighton de la Sociedad Serpiente e interés amoroso del Capitán América durante la etapa de Mark Gruenwald a los guiones), Willis Stryker, un personaje que debutó en 1972 en el primer número de Luke Cage, Hero for Hire y que surge directamente del origen de Power Man.

Así ya tenemos a quién confrontar durante los dos arcos completos que alcanzó la saga y la participación de ambos autores en el título, apenas diez números que sin ser sobresalientes si prometían bastante… aunque no terminó por cuajar entre el fandom y encontró su final, dando por concluido el que se conoce en USA como Volumen 5 de Los Defensores.

Stryker podía parecer a priori un personaje menor, de relleno, para iniciar algo pero no mantenerse más allá de un prólogo. Bendis supo darle la entidad suficiente para convertirlo en un serio aspirante a convertirse en el nuevo rey del crimen de Nueva York, una vez que Wilson Fisk había decidido emprender negocios legales que le pudiesen limpiar su fama como Kingpin, o sea, convertirse en el Alcalde de la ciudad de Nueva York. Dotarle de poderes capaces de afrontar un combate contra los cuatro héroes protagonistas del título, y algún que otro secundario que se uniría, como La Gata Negra o El Castigador, más el pasado que compartía con Cage lo volvían de lo más interesante, amén de su falta de escrúpulos o de piedad por conseguir la posición que quiere, que en realidad a lo largo de estos números muchos quieren.

Terminando un largo periodo

Apenas faltaba poco más de un año para que Bendis diese carpetazo a su tiempo en Marvel para firmar un jugoso contrato con DC Comics, no sin antes dejarnos su genial versión de Victor Von Muerte como Iron Man.

Podemos decir que por el momento Los defensores era su despedida de un personaje tan apreciado por él como es Jessica Jones… y por supuesto Luke Cage. David Marquez (que también haría las maletas camino de DC) hace un buen trabajo adaptándose a un mundo más sombrío del que acostumbraba a dibujar. Los bajos fondos de Nueva York, sus almacenes en penumbra, los callejones estrechos, las largas noches que presiden las sesiones de vigilancia, consiguen una atmósfera única que se apoya en los colores del tristemente fallecido Justin Ponsor.

Los tres nos dejan una historia breve pero intensa, con giros descabellados, con su punto de humor en pequeñas dosis, con los cambios de uniforme que sufren Daredevil y Puño de Hierro a mitad de la trama y con la sensación de estar ante personajes que trabajan bien juntos pero a los que les cuesta mucho esfuerzo conseguir el objetivo de proteger la ciudad de tantos y tantos criminales. Lo que es seguro es que nunca estarán solos, siempre habrá alguien apoyándoles, desde La Enfermera de Noche a Masacre, solo faltaría que hiciese una aparición Howard el Pato.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

La vida de Francisco de Goya en viñetas

Dune: La Casa Atreides. Descubre donde empezó la guerra por la especia

JOTA (J.C. Royo)

La mejor tienda friki para frikis

CMC