Cómics / Reseña MARVEL NOW! Deluxe Capitán América de Nick Spencer Tomo 2: Hail Hydra.
Cómics

Reseña MARVEL NOW! Deluxe Capitán América de Nick Spencer Tomo 2: Hail Hydra.

Steve Rogers: Capitán América 1

MARVEL NOW! Deluxe Capitán América de Nick Spencer Tomo 2: Hail Hydra. El camino a la versión moderna de Imperio Secreto comienza aquí

Mientras Sam Wilson tomaba el peso de portar el escudo y los colores del Capitán América, Steve Rogers recuperaba su juventud y con un nuevo uniforme y escudo diferente también retomaba su labor como Capitán América. Panini Comics ofrece ambas series reunidas en este tomo colocando los episodios en su orden de lectura óptimo.

Dos colecciones con dos protagonistas distintos

Nick Spencer iba a afrontar diferentes temáticas en cada una de las series bajo el epígrafe Captain America. Por una parte seguiría narrando las peripecias de Sam como Capi poco deseado por cierta parte de la opinión pública mientras por otra teníamos el regreso de Steve bajo una nueva apariencia y con sorpresas preocupantes que hacían acto de presencia desde el primer número de la nueva cabecera. Dos Capitanes América con diferentes perspectivas que recogen las dos vertientes de los estadounidenses, la demócrata y la republicana, alto voltaje político con más de un giro sorprendente.

Mientras Sam Wilson tiene que bregar con la aparición de la Ameripolicía y sus tintes raciales, Steve Rogers ve como su origen en la década de los años veinte se ve reescrito de una forma que nunca antes habíamos podido contemplar. Todo lo que pensábamos sobre la infancia y adolescencia de Steve se ve trastocado pero cobra un nuevo sentido completamente lógico. En ese momento no podíamos sospechar el alcance real de semejante revelación, ni siquiera plantearnos que conduciría finalmente a la moderna encarnación de la saga Imperio Secreto. Era un camino que teníamos que recorrer.

El pleno de dibujantes españoles

Hasta cuatro artistas patrios decoran las viñetas de estos comics, repartiéndose por parejas en ambas colecciones. Mientras Ángel Unzueta y Daniel Acuña se encargan de las aventuras de Sam Wilson, Jesús Saiz y Javier Pina se acomodan en la reescritura del mito de Steve Rogers. No es porque sean paisanos pero los cuatro llevan a la excelencia sus respectivas páginas con su propio estilo. Mientras Unzueta y Acuña dotan de mayor rudeza y sobriedad los trazos de Sam, Saiz y Pina traen unas líneas más limpias a la parte en la que Steve cobra mayor protagonismo.

Por sus manos van a pasar también los tie-ins relacionados con la reciente Civil War II que tuvo como principales contendientes a Iron Man y a la Capitana Marvel. Por tanto el número de personajes a los que van a tener que dibujar se amplía bastante, sobre todo teniendo en cuenta que ambos Capitanes estuvieron presentes en el funeral de Jim Rhodes, Máquina de Guerra o que ambos van a tener que tratar de esquivar lo difícil que puede resultar tomar partido por uno u otro bando de la contienda cuya diatriba moral pasaba por la utilización del joven inhumano Ulysses Cain, que parecía poder predecir el futuro, con la repercusión que podría tener beneficiarse de semejante poder.

Estamos por tanto ante unos episodios importantes en los que tanto Sam como Steve marcan la pauta a seguir camino del siguiente evento de importancia en el Universo Marvel. El primero se enfrenta a la enorme oposición que encuentra para seguir manteniendo la propiedad del escudo del Capitán América y su derecho a portar tanto el nombre como las barras y estrellas en su uniforme. El segundo sufre una evolución hacia el mal, hacia todo lo contrario a lo que ha venido representando, sin dejar clara su postura sobre si es todo parte de un plan o si se está comportando conforma a una naturaleza hasta ahora oculta. Una etapa interesante de desgranar y que los fans del Capi disfrutarán plenamente.