Cómics

Reseña MARVEL Imperio nº 4. El desenlace del componente nostálgico

Reseña de Marvel Imperio Nº 4

Termina Imperio, a falta de los dos especiales de Los Vengadores y Los Cuatro Fantásticos que sirven de epílogo. Panini Comics ofrece la última entrega de una saga que respira plenamente el espíritu de otra época.

Cada obra es normalmente deudora de su tiempo, pero de vez en cuando asistimos a la reaparición de elementos que nos recuerdan etapas pasadas de nuestra existencia, nos provocan un sentimiento cálido por recuperar aquellos que conservamos mediante un recuerdo agradable de algo que disfrutamos pero hace tiempo perdimos. Imperio consigue devolvernos a ciertos comics que datan de los años 80 del siglo pasado pero no olvida el momento actual y la influencia que supone el éxito comercial de determinados personajes en el Universo Cinemático de Marvel. La Capitana Marvel o Pantera Negra han contado con escenas muy importantes y una presencia propia de estar esperando las secuelas de sus franquicias cinematográficas.

Si ha sido clave la recuperación de la antigua emperatriz R’Klll, también hay que destacar a las nuevas generaciones representadas por Hulkling, el actual emperador Dorrek VIII de la Alianza Kree-Skrull, y Sequoia, Quoi para los amigos, hijo de Mantis y del Cotati Primordial que ocupa el cuerpo del Espadachín. Sin olvidar a Billy Kaplan y el lugar que ocupa en la historia, personaje a potenciar, sobre todo a raíz de su presentación en el UCM mediante la serie de Disney +, Bruja Escarlata y Visión. Toda una mezcla del pasado y el presente de la editorial, no en vano la popularidad obtenida en las salas de cine ha salido influenciada por páginas y páginas que muestran el camino.

Al Ewing, junto a la aportación de Dan Slott, nos ha llevado a una obra muy coral y disfrutable en diferentes capas. Ha sabido coordinar las grandes batallas con conflictos a menor escala mientras mostraba las intrigas palaciegas de la nave de mando Kree-Skrull, donde hemos visto desarrollarse las dudas que generaba el final de un conflicto entre dos razas que apenas han conocido otro tipo de relación que no sea dispararse y acuchillarse sin conocimiento. Aunque Imperio pueda ser disfrutado sin sus tie-ins intermedios, si es recomendable leer los números de la colección de Los Cuatro Fantásticos relacionados con la saga y con guiones de Dan Slott. A pesar del resumen necesario, que encontramos en esta última entrega, hay detalles importantes de las aventuras y desventuras de Franklin y Valeria junto a Spiderman y Lobezno que merecen formar parte íntegra de la historia.

Schiti, Valerio Schiti. Conviene no perder de vista este nombre. Su labor gráfica, junto a Marte Gracia en el color, es sobresaliente tanto en dinamismo como en dramatismo. Schiti ha nacido para dibujar superhéroes. Próximamente se mantendrá ligado a Al Ewing en la nueva serie sobre S.W.O.R.D., que ha comenzado a publicarse en USA en diciembre del año pasado, entrando así dentro de las series del universo mutante. El último episodio de Imperio le ha servido para seguir dejando detalles de su clase y calidad, demostrando ser capaz de dar la talla con cualquier personaje de La Casa de las Ideas. Ni siquiera ha dejado que el epílogo de la saga dedicado a Los Vengadores cayera en otras manos.

Imperio nos deja un buen sabor de boca. Una aventura muy completa que vuelve a demostrar lo bien que funcionan juntos Los 4F y Los Vengadores cuando están en buenas manos. La Primera Familia y Los Héroes más Poderosos de la Tierra salen reforzados y amplían las miras de cara a próximas temporadas. ¿Qué será de la cruel R’Klll? ¿Qué camino espera a la nueva Alianza Kree-Skrull? ¿Asistiremos a la redención de alguno de los villanos que han estado presentes en la saga? El tiempo contestará estas preguntas y muchas más (algunas quizás muy pronto) pero de momento que nos quiten lo bailado, sobre todo a los nostálgicos.