fbpx Reseña MARVEL Imperio. El día después: Los Vengadores.
Cómics

Reseña MARVEL Imperio. El día después: Los Vengadores. La felicidad nunca llega de forma completa

En Imperio. El día después: Los Vengadores. El conflicto ha terminado. Todo se ha resuelto a favor de nuestros héroes. Pero el tiempo puede cambiar las cosas transcurrido apenas un instante. Panini Comics aprovecha este epílogo para que sirva de nuevo punto de inicio para aquellos que quieran sumarse a las aventuras del afianzado Emperador Dorrek VIII.

El amor triunfa tras Imperio. Ya lo hizo durante, marcando verdaderos puntos de inflexión en la trama. Teddy Altman y Billy Kaplan, Hulkling y Wiccan, el emperador Dorrek VIII y su consorte… Si, ya sabemos que son la misma pareja en sus diferentes denominaciones pero son encantadores y se han ganado a pulso lo que ahora disfrutan, de ese matrimonio que han ido desgranando poco a poco en las páginas anteriores y del que ahora hacen partícipes a todos sus amigos y a los miembros de la Alianza Kree-Skrull.

Pero todo es susceptible de ser alterado y la felicidad reinante puede tornarse en momentos oscuros que están por llegar. Este epílogo especial cierra la participación de Los Vengadores en el evento Imperio pero abre las puertas a la nueva colección de S.W.O.R.D., que está a punto de llegar a nuestras librerías favoritas, aunque tendremos que esperar todavía un mes para ello. Está prevista su publicación en España en el mes de abril. De hecho este especial recoloca a Abigail Brand dentro de la línea a seguir aunque no la va a ligar al universo Vengadores sino más bien nos encontramos con otra colección dentro del sello mutante.

Si Al Ewing y Valerio Schiti han ido de la mano durante Imperio no van a soltarse por el momento y continuarán sus carreras en Marvel juntos, en la serie justo antes citada de S.W.O.R.D. El tándem que forman nos deja escenas impagables dentro de las pocas páginas que componen este número, desde una boda a su consiguiente banquete con DJ kree incluido. Un homenaje a todos los que han participado en la trama principal y momentos que incluso permiten volver la vista atrás y derramar una lágrima por los que faltan desde hace mucho tiempo. Thor, el Capitán América y Tony Stark comparten recuerdos que incluso permitan ver pinceladas de humor con temas que en su momento causaron bastante dolor entre la comunidad superheróica.

Un ejemplar muy redondo el que tenemos entre manos pero no exento de dramatismo. La oscuridad envuelve a R’Klll, antigua emperatriz skrull. Prisionera, sigue mostrando que es un personaje a tener en cuenta en el futuro. Ni las cadenas ni la máscara que la impide usar sus habilidades cambia formas como skrull hacen que su discurso sea menos amenazador. Es peligrosa hasta tomando un vaso de zumo de frutas para desayunar mientras acaricia a un flerken.

Sobradamente hemos comentado el salto al estrellato de Valerio Schiti pero es que no deja de presentarnos imágenes que conservar en nuestras retinas. Merece la pena detenerse ante algunas viñetas para ver que ha tomado la inspiración de obras clásicas de la pintura o splash pages (incluso una doble) que nos van a dejar boquiabiertos. Desde que se abre el cómic con Galactus consumiendo Tarnax IV, antiguo mundo-trono skrull ya tenemos la sensación de revivir en primera persona uno de los sucesos más relevantes de la historia del Universo Marvel.

Deseamos que Ewing y Schiti sigan repitiendo éxitos el día de mañana para nuestro propio disfrute mientras en este comic cerramos una puerta y abrimos otro par de ellas. Nada novedoso en ese sentido pero ganas hay de seguir conociendo la leyenda del emperador de la Alianza Kree-Skrull, aunque no pinte muy bien que digamos.