Cómics / Reseña MARVEL Eternos nº 1. El renacimiento a las inmediaciones de la máquina
Cómics

Reseña MARVEL Eternos nº 1. El renacimiento a las inmediaciones de la máquina

La película de Los Eternos de Marvel tiene influencias del manga

Los Eternos, la creación de Jack Kirby, en su retorno a Marvel en los 70, deudora de su Cuarto Mundo en DC Comics, regresa con colección regular como paso previo a su inclusión en el Universo Cinematográfico. Panini Comics la ofrecerá en entregas mensuales en formato grapa.

Resurrecciones infinitas

Hay ocasiones en las que determinados conceptos los aceptamos de buen grado porque llegan en un buen momento o con una gran justificación. Ya la denominación Eternos nos indica una parte de la intención, lo eterno por definición es lo que no puede ser medido por el tiempo, no tiene ni inicio ni fin. Sería un nombre pretenciosos en principio pues conocemos el origen de la raza de los Eternos, creación de los Celestiales. El problema nos alcanza al llegar a cómo se perpetúan tras los avatares de su existencia, una forma de resucitar muy similar a lo que estamos viendo hacer a Jonathan Hickman con los mutantes y Krakoa.

Convertir la muerte en una banalidad resta credibilidad y tensión a las aventuras de nuestros héroes, los vuelve predecibles, les resta motivación por superarse, por avanzar y aprender de los errores, basándolo todo en la pura repetición, en la infinidad de oportunidades. Buscar la debilidad, la humanidad, en estos personajes también contradice el concepto eterno. Hablamos de prácticamente dioses, de elegidos que deben controlar que sus oponentes, los Desviantes, no inclinen la balanza a su favor. Una misión no exenta de dificultades para la que están sobradamente preparados, sin necesidad de alterar su statu quo.

Un reinicio plagado de estrellas

Marvel es conocedora de la necesidad de volver a colocar a los Eternos en las páginas de una colección propia ante el futuro estreno de la película que les introducirá en el Universo Cinematográfico de la editorial propiedad de Disney. Hay que aprovechar el momento pero para llevarlo a cabo no han escogido a un equipo creativo cualquiera sino que contrastado profesionales han sido puestos al mando. Los guiones recaen en la figura de Kieron Gillen, autor británico que ya ha contado con etapas importantes en colecciones como Iron Man o diversas series relacionadas con los mutantes. También ha sido responsable de varias colecciones de y en el panorama independiente cuenta con éxitos como The Wicked + The Divine o Die.

Gillen estructura la sociedad de los Eternos en diversas ubicaciones para ir desgranándola poco a poco, con diversas sorpresas que poder paladear sin prisa pero sin pausa. Nos va a colocar ante la resolución de un asesinato aprovechando para retomar la tensa relación con los Desviantes, dejando de paso ver algunas novedades respecto a los personajes clásicos. Echaremos de menos la presencia de algunos de los más icónicos de los Eternos pues todavía no ha llegado el momento de verlos por estas páginas. Ni siquiera en el segundo número de la colección.

  ¿Por qué Aves de Presa fue censurada en HBO Max?

Eternos y Titanes se retroalimentan

Para el dibujo nos maravilla el trazo de artista completo de Esad Ribic, quizás la luminosidad habitual de los Eternos necesitaba de ese lápiz sucio que endurece los caracteres. Ribic, cuya última presencia la hemos visto en el final de la etapa de Jason Aaron en Thor, nos traslada de Nueva York a Olimpia para trazar la línea previa a recalar en Titanos, un viaje breve pero intenso que va a dejar claras las intenciones de los autores respecto a esta colección, incluyendo sin reparos a la sociedad de los Eternos que se separó de la cepa original, los Titanes.

Marvel plantea un regreso de los Eternos de larga duración, con pesos pesados entre los villanos, no en vano un héroe se mide en función de los retos a los que les somete su némesis y cómo logra superarlos. Gillen y Ribic tienen su propio desafío al tener que devolver la grandeza a unos personajes que han protagonizado algunas sagas icónicas pero no han terminado de lograr el favor del público en general. No va a ser una tarea sencilla.

  Reseña MARVEL Hombre Lobo de Taboo. La noche que cubre el desierto de Arizona