Cómics / Reseña MARVEL Daredevil nº 26. Creced y multiplicaos… y entonces llegó la clonación
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil nº 26. Creced y multiplicaos… y entonces llegó la clonación

portada Daredevil Nº 26

Vuelve Marco Checchetto a los lápices de la colección de Daredevil y lo celebramos como si España hubiese ganado otro gran campeonato internacional de cualquier deporte. Panini Comics nos explica con todo detalle por qué hay más de un Bullseye.

Todo empezó con una oveja… o fue con Ben Reilly…

Hemos tenido que esperar todo un mes para encontrar una aclaración pormenorizada que nos permita entender cómo era posible que Bullseye se moviese tan rápido como para matar en diferentes partes de la ciudad de Nueva York en breves periodos de tiempo en Daredevil. De primeras no lo vimos venir pero ahora encuentra su lógico razonamiento en la ciencia y sus avances a lo largo de la historia de la humanidad, centrándonos en este caso en la clonación de organismos vivos. Wilson Fisk quería encontrar una manera de controlar al mejor asesino de todos los tiempos y como hemos estado viendo en los episodios anteriores, el tiro le ha salido por la culata.

Tan mal le ha ido que incluso el propio alcalde de la ciudad de Nueva York se ha “tatuado” un punto de mira en la espalda y tiene que permanecer oculto ante el riesgo que supone tener a Bullseye suelto y multiplicado por tres. Mientras Elektra tiene que bregar con una amenaza que de forma individual ya es un grave dolor de cabeza como para plantearse un enfrentamiento por triplicado. El orgullo no es buen compañero de viaje por lo que Natchios buscará ayuda cuando todo se complique y no está sola, tiene amigos entre los más poderosos.

Motín a bordo

La prisión arde cuando los presos toman el control. Los experimentos que se están llevando a cabo terminan por afectar a la población presidiaria e incluso al mismo Matt Murdock, que se ha erigido en su líder. Las drogas que aumentan la agresividad de los encerrados entre rejas plantean una diatriba de lo más curiosa pues una de las virtudes que maneja Daredevil es la búsqueda de su autocontrol. No son pocas las veces que a lo largo de las páginas de su colección regular, Matthew ha sucumbido a su lado más oscuro pero su lucha persiste siempre.

  50 personajes de Marvel filtrados en Doctor Strange 2

Ahora debe retomar el control de sí mismo para no hacer daño a aquel que le quiere ayudar. Ser franco y decir la verdad de lo que sucede no es precisamente de ayuda en este momento de elevada tensión pero como en el caso de Elektra, no está Matt para rechazar una mano amiga en ese instante de necesidad. Los efectos del experimento en el laboratorio se van atenuando pero de no ser por la colaboración de cierto detective, que se atreve a penetrar hasta lo más profundo de las instalaciones, igual estaríamos ante un desenlace distinto.

Escuchando los pensamientos de Cole North

Chip Zdarsky no suele desaprovechar una buena oportunidad cuando se trata de poner en escena a Cole North, seguramente su creación más importante en lo que a esta etapa en la colección del Cuernecitos se refiere. El detective, que pasó de ser un buen dolor de muelas para Matt a convertirse en un aliado del que puede fiarse, siempre responde a su compromiso de integridad, pero en esta ocasión lo complementa con todo un análisis de la relación que le une al Diablo Guardián de la Cocina del Infierno. Una disertación dentro de su propia mente que resume perfectamente lo que hemos ido viendo durante los más de dos años de comics de Daredevil que llevamos desde que se renumeró la colección.

  Este será el personaje de Marvel Studios más aterrador

Marco Checcheto vuelve en este número pero será apenas un espejismo. Por lo menos sabemos que en los dos episodios siguientes su sustituto será Stefano Landini, que va a tratar de clonar el trazo de su compatriota, salvando las distancias, para dar una mayor coherencia en los lápices. La crudeza de Marco no nos deja ver apenas más allá de su enorme figura y lo demuestra con cada episodio al que puede dedicar tiempo. Esta colección sin uno de los dibujantes estrella del momento no sería lo mismo pero seguimos siendo muy fans de Zdarsky y todo lo que se le pasa por la imaginación.