Cómics / Reseña MARVEL Daredevil nº 19. Vidas cruzadas de dos Daredevils
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil nº 19. Vidas cruzadas de dos Daredevils

Daredevil 19

Llegan los cruces con Rey de Negro a las colecciones Marvel. Mientras Matthew Murdock / Daredevil, sigue pasando sus días en la cárcel, Elektra Natchios continúa con su labor en La Cocina del Infierno. Panini Comics continúa editando una de las series del momento, que no se relaja ni con un crossover impuesto.

Las frías paredes de la cárcel

Daredevil fue acusado, juzgado y encarcelado. Trató de no dejar nada al azar pero la vida está llena de sorpresas y hay cosas que no están en la mano de nadie. Elektra cogió su mano de cartas y la jugó a su manera, con planes que benefician a Matt pero con otros que no dejan de resultar inquietantes. Mientras todo eso ocurre se añade un nuevo factor a la ecuación, la llegada a La Tierra de Knull, el rey-dios de los simbiontes. Su ejército ha tomado las calles de La Cocina del Infierno pero también se han introducido entre las rejas de la cárcel.

De forma paralela se plantea este episodio, que salta entre lo que le sucede al Daredevil original y lo que está pasando al mismo tiempo con la nueva sustituta. Para distinguir aun mejor unos hechos de otros nos encontramos con dos dibujantes distintos. Mientras Marco Checchetto sigue ampliando su fama como estrella del medio dibujando las escenas que transcurren en el exterior de la prisión, Mike Hawthorne hace lo propio, salvando las diferencias, con las que afectan a un Murdock acorralado.

Los simbiontes te quieren a ti

El asalto de los esbirros de Knull ha provocado que muchos habitantes del planeta se hayan visto poseídos por estas entidades viscosas y sintientes. En la mayoría de los casos se unen a personas sin ninguna habilidad especial pero en otros potencian a seres que ya cuentan con poderes extraordinarios. Y da igual si estás de un lado u otro, uno de estos simbiontes te llevará hacia el bando de Knull y eso no es una buena noticia para ninguno de los protagonistas. Ambos Daredevils tendrán que imponerse a una situación comprometida que les va a exigir dar lo mejor de sí mismos.

Chip Zdarsky demuestra una vez más que puede con todo lo que le echen en esta colección, con lo suyo y lo que Marvel le interponga. Sabe sacar provecho de todo elemento que se ponga a su disposición, como si lo hubiese conjeturado él mismo. Teje una doble perspectiva en la que no descuida la historia que nos viene narrando mientras obtiene beneficio de la aparición del crossover. Nos habla del valor de las promesas, de la dificultad que puede entrañar cambiar de hábitos e incluso de la rebeldía de la juventud que obliga a tremendos sacrificios.

Un continuará de impresión

Zdarsky ya nos tiene acostumbrados a tremendo cliffhangers, pero el que lleva a cabo aquí por partida doble nos deja con la miel en los labios. Rey de Negro continúa en el siguiente episodio de la colección por lo que queda un poco en suspenso el arco que había comenzado en el Daredevil #25 USA. Lo que está claro es que con aventuras así no importa mucho tener que esperar unos meses a que se resuelva esta saga, aunque Daredevil no sea una parte activa del arco principal que Panini viene publicando de forma independiente.

En el próximo número, en el que alcanzaremos el número 20 de la numeración española de la etapa de Zdarsky, continuaremos con el mismo formato de dos dibujantes que hemos tenido en este. La impaciencia se apodera del lector por tener que esperar un mes para conocer la resolución de esta batalla contra los simbiontes.