Cómics / Reseña MARVEL Daredevil nº 18. La naturaleza aborrece el vacío.
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil nº 18. La naturaleza aborrece el vacío.

daredevil 25

Daredevil ha ingresado en prisión tras declararse culpable de homicidio involuntario. Ahora le toca hacer frente a la pena y también a los reproches. Panini Comics alcanza la publicación del número 25 USA de la actual colección del Cuernecitos, un episodio con paginación normal pero muy relevante.

François Rabelais escribió en el Siglo XVI un ciclo de cinco novelas bajo el título de Gargantúa y Pantagruel en las que acuño la frase con la que se encabeza esta reseña: “la naturaleza aborrece el vacío”. Con esta sentencia condensaba el convencimiento que existía acerca de la imposibilidad de la existencia del vacío, según las tesis preponderantes desde que las emitiese Aristóteles. Solo un siglo después fueron descartadas pero aun puede aplicarse de forma conceptual a algunos ámbitos, incluida la continuidad de los comics-books. Y en lo que afecta a Matthew Murdock nos encontramos con un Daredevil entre rejas y otro que va a tomar su lugar para que La Cocina del Infierno no quede desprotegida al faltar su mayor protector.

Lo que puede sorprender es la elección efectuada como sustituto.

O sustituta. No es la primera vez que, por distintas circunstancias, Matt ha tenido que ceder el testigo. Peri sí va a ser la primera vez que cubra el puesto una mujer. Danny Rand (Iron Fist) y Peter Parker (Spider-Man) han sido suplentes de Daredevil, se han hecho pasar por él. Elektra Natchios no va a ocultar que bajo la máscara se encuentra una silueta femenina, alguien que no va a permitir que el legado del Diablo Guardián se extinga mientras pasa un tiempo a la sombra, sin revelar tampoco su identidad. Y mientras hace el bien postulándose como heroína, mantendrá una trama paralela repleta de momentos oscuros que nos va a hacer dudar de sus verdaderas intenciones. Se abren un sinfín de nuevas posibilidades para la serie.

daredevil 25

El regreso de Marco Checchetto

Recuperamos el trazo de Marco Checchetto. Cada vez que vemos su dibujo echamos en falta que no alcance mayor continuidad. No deja de superarse constantemente, nos sorprende con algunos flashbacks, de enorme mérito, sobre algunas de las escenas más memorables que ha protagonizado Elektra, incluida su muerte a manos de Bullseye durante la mítica etapa de Frank Miller en los ya lejanos años 80 del Siglo XX. Verdaderos homenajes a la trayectoria de un personaje que ha sido amante de Murdock, asesina de La Mano, agente de SHIELD y más recientemente parte de la conjura que está haciendo frente a Kulan Gath en las páginas de Salvajes Vengadores.

Chip Zdarsky no deja de hacer evolucionar la historia. Nos ha ido presentando a diversos personajes de nuevo cuño, posicionando a viejos conocidos sobre el tablero y ahora cambia las reglas mediante un giro que separa la trama en dos frentes, con Matthew viviendo sus días de encierro junto a delincuentes al tiempo que La Cocina del Infierno continúa con su rutina en el corazón de la ciudad de Nueva York. En todo momento está consiguiendo mantener el interés sobre la serie, logrando que 24 páginas, mes tras mes, sean culpables del derroche de elogios que consigue aupar su etapa de Daredevil a lo mejor valorado de Marvel. Y no es fácil mantener semejante nivel.

Con este número hemos inaugurado un nuevo arco argumental titulado “El puño rojo” pero se va a ver interrumpido por los episodios de Daredevil que forman parte de los tie-ins del evento “Rey de negro”, con los simbiontes campando a sus anchas bajo los designios de Knull. En unos meses podremos seguir con la conspiración que parece ocultarse tras las intenciones de la señorita Natchios.