Cómics / Reseña MARVEL Daredevil Nº 16. La importancia de la continuidad para dar coherencia
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil Nº 16. La importancia de la continuidad para dar coherencia

Daredevil continúa preparándose para afrontar las consecuencias del juicio que tiene pendiente por homicidio involuntario. Panini Comics prosigue con la publicación de la brutal etapa de Chip Zdarsky.

El bagaje que cada personaje carga a sus espaldas es importante para poner en valor su evolución, su aprendizaje a base de experiencias más o menos traumáticas. Son muchos años de publicaciones para los superhéroes del Universo Marvel (este año se cumplen 60 años desde su inicio, en Fantastic Four # 1 USA de 1961) y no siempre se tienen en cuenta sucesos que marcan una vida. Pero hay guionistas que parecen “Verdaderos Creyentes”, enciclopedias vivientes cuyo ADN fue mutando conforme las páginas de los cómics fueron escribiendo la historia de nuestras vidas, a través de héroes pijameros con los que seguimos disfrutando, es sería el caso de Chip Zdarsky con Daredevil.

Chip Zdarsky uno de los mejores autores al frente del diablo de Hell’s Kitchen

Zdarsky es uno de esos escritores que responde al canon de creador concienciado con el pasado de las colecciones por las que pasa. No parte de cero simplemente, no reescribe la historia, no se olvida de los detalles ni desaprovecha creaciones anteriores de otros autores. Ha hecho más que muchos de los que han pasado por el cargo en muy poco tiempo, colocando su etapa al nivel de la de Frank Miller o Ed Brubaker. Puede parecer pretenciosos afirmar algo semejante pero si no te has enganchado a una de las mejores series de Marvel en la actualidad aprovecha la publicación del tomo Marvel Premiere Daredevil nº 1, que sale a finales de este mes, con los cinco primeros números de esta etapa. Una compra que no decepciona.

Además de haber creado su propia familia criminal, con los Libris, y a una amenaza hasta para el propio Kingpin, como son los Stromwyn, ahora aprovecha para recuperar a un personaje importante de la etapa de Mark Waid en el título. Se trata, nada más y nada menos, de un antiguo amor de Matt Murdock, Kirsten McDuffie. Su estrella se apagó con la marcha de Waid pero Zdarsky quiere que la antigua ayudante del fiscal del distrito y abogada cuente con cierto peso en sus narraciones, todavía por ser explotadas pero claramente intencional por los sentimientos que aun logra despertar en el alter ego del Diablo Guardián. El amor, una de las temáticas más importantes en la vida de Matt y mejor desarrolladas para nuestro invidente rompecorazones.

Marco Checcheto regresa a la serie

Marco Checchetto regresa-a los lápices de daredevil

Y para este número recuperamos a Marco Checchetto y la grandeza de unos lápices y tintas que demuestran cómo hacer imponentes las amenazas, sin desmerecer el valor de los héroes, que lejos de empequeñecerse crecen ante los desafíos más imponentes. Pero esa capacidad narrativa se extiende hasta humanizar a unos personajes que son mucho más que los superhéroes que se pasean por los tejados de la ciudad de Nueva York. Se transmite cercanía entre las torres acristaladas del fondo y el ladrillo junto a los depósitos del agua de las azoteas, mientras se desgajan las almas que comparten ideales de justicia no siempre comprendidos o equiparables.

Nos acercamos al número 25 USA, que no contará con un número de páginas especial ni supondrá una celebración, justo antes de comenzar con los episodios relacionados con el evento “Rey de Negro”. Es solo un paso más en esta etapa que no tenemos el más mínimo deseo de que termine.