Cómics / Reseña MARVEL Daredevil La Mujer sin Miedo nº 2. El reto es lo que nos fuerza a superarnos
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil La Mujer sin Miedo nº 2. El reto es lo que nos fuerza a superarnos

Wilson Fisk ha regalado el dossier que tenía de Elektra para que pueda ser utilizado y así conocer desde sus habilidades hasta sus puntos débiles. Algo de lo que Kraven el Cazador puede sacar partido. Panini continúa con los últimos retazos de Chip Zdarsky en Daredevil.

Lo que no me mata me hace más fuerte

Todos tenemos aptitudes en las que sobresalimos mientras que en otras competencias flojeamos, es lo más normal. Tanto a nivel físico como intelectual e incluso emocional. Pero en multitud de ocasiones aquello que creemos que nos debilita puede ser lo que más nos motive a superarnos, por lo que luchemos hasta la extenuación, llevándonos incluso a sacrificar otras cosas de menor importancia o a darlo todo, hasta la propia vida. Por eso las debilidades fluctúan, nos adaptamos, las reforzamos o las blindamos para que llegado el momento no lo sean tanto o se conviertan en nuestra mejor arma.

Para Elektra Natchios esa debilidad puede ser claramente la figura de Matthew Murdock, al que conocemos por ser el hombre de su vida, en muchos sentidos, por encima de la figura de su difunto padre, al que ella siempre amó y tuvo en un pedestal, a pesar de su cara más oscura. Pero si Matt estuviera en peligro o necesitado de ayuda ella estaría allí, no para ser una más, para defenderse como una tigresa con las garras afiladas, para buscar la solución al problema o simplemente para ser el regazo sobre el que caigan las lágrimas de Murdock. Lo que sea necesario y cuando sea necesario.

Sola y con principios

Cuando Elektra se erigió como la guardiana de La Cocina del Infierno y se puso el disfraz de Daredevil, customizado a su manera, sin disimular que era una mujer la que se ocultaba bajo el traje, se adaptó a las normas de Matt, eliminó las puntas afiladas de sus sai y las dejó romas como los bastones que ya utilizaba habitualmente el Diablo Guardián. Varias veces ha mencionado, desde que se convirtió en Daredevil, el tiempo que hubiese ahorrado pudiendo eliminar contendientes en lugar de tener que dejarles simplemente inconscientes o sin más fuerzas para luchar pero ha seguido fiel al juramento que empeñó.

Ahora, cuando se enfrenta al Cazador, no cuenta con ayuda externa (el Reinado del Diablo tiene ocupado a todo el mundo) pero no la necesita, sigue aprendiendo a conocerse a sí misma, se ha protegido hasta de sus más profundos secretos, sea cual sea el precio a pagar con su amado. Ahora tiene las riendas de la situación y cualquier cosa que Wilson Fisk guardase entre sus papeles ya no le supone un problema, se ha liberado, y cuenta con todas sus habilidades para gestionar de la mejor forma posible cualquier contingencia.

Cuando el dibujo no es solo arte

Ver lo que hace Rafael De Latorre en este episodio es digno de enmarcar. No nos enseña una o dos encarnaciones de Elektra sino incluso una tercera. Tenemos a la mujer que es actualmente, desenvuelta entre las sábanas junto a Matt, a la que lleva el uniforme rojo y negro de su representación de Daredevil, tan plástica en sus movimientos mientras combate, y una tercera que nos retrotrae al momento en el que se despidió de Matt tras la muerte de su padre, mucho más joven, con una mirada dulcificada por el duro momento que acaba de pasar, casi perdida, pero con unas heridas que a falta de sanar ya han dejado una lección aprendida.

Por comics como este es por lo que vamos a echar de menos a Chip Zdarsky en Daredevil. Steven Murray, nacido en Edmonton, Canadá, allá por 1975 (anda, como el que os escribe, ¡es quinto mío!), ha llevado a cabo una de las etapas más memorables del personaje junto con Elektra. Muchos dirán que no llega al nivel de Frank Miller y yo no lo voy a discutir, pero si está junto a Brubaker como mínimo.

Aunque Murray sea conocido mundialmente bajo su seudónimo de Chip Zdarsky solo para la faceta que engloba a comics, tanto como guionista como dibujante, y cualquier otro relato, merece que se le reconozca bajo cualquiera de sus facetas, porque pocas veces se ha visto tanta inspiración para narrar como él lo hace, para intercalar flashbacks con momentos que transcurren en la actualidad, para tejer una red que engancha, que termina dejando enganchado al lector hasta el mes siguiente, el ejemplo de cómo merece la pena comprar una grapa mes tras mes, logrando ser excepcional durante tres años consecutivos.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Buyan: La isla de la muerte. La historia de una leyenda contada con un mito

Descubre el top 4 de mejores antihéroes de DC comics

Antonio Quintero

Daredevil y Batman ahora tienen muchas más cosas en común