Cómics / Reseña MARVEL Daredevil La Mujer sin Miedo nº 1. La prueba de que Elektra en buenas manos es un personaje especial
Cómics

Reseña MARVEL Daredevil La Mujer sin Miedo nº 1. La prueba de que Elektra en buenas manos es un personaje especial

De forma paralela a El Reinado del Diablo surge esta cabecera de Daredevil centrada en la señorita Natchios que profundiza en su pasado y sus intenciones.

Panini Comics descubre un telón oculto tras la formación y motivación que la joven Elektra tuvo antes de conocer a Matt Murdock / Daredevil.

La Mano que mece la cuna

Cuando la conocimos supimos que estaba destinada a revolver por completo la vida de un Matthew Murdock más bien mojigato, a pesar de sus salidas nocturnas como vigilante de La Cocina del Infierno en su alter ego de Daredevil. Elektra Natchios no era un amor pasajero, era alguien que, a pesar de llegar en un ejercicio de retrocontinuidad, ya había pasado por la vida de Matt y ahora que volvía prometía dar un vuelco a aquellos días de universidad que resultaran un tanto salvaje. Porque Elektra es eso y más, es una mujer visceral, sin medias tintas, que coge lo que quiere porque su encanto es irresistible, como las ondas de su larga melena.

Pero entonces llegó Bullseye y la mandó a dos metros bajo tierra, muerta de forma dramática, en una escena difícil de olvidar para cualquier lector. La leyenda estaba servida pero iba a entrar en juego un nuevo elemento, la resurrección a cargo de La Mano, esa organización mafiosa a medio camino entre la mística y la Yakuza menos escrupulosa, la que obliga a cortarse los dedos cuando se comenten errores que todavía pueden pagarse de ese modo. Pero la Elektra que regresó ya no era la que conocíamos, era su peor versión, la que nunca más tuvo un ápice de inocencia.

El buen patrón

Ahora ha llegado Wilson Fisk con ganas de vengarse de mucha gente y el dossier que guardaba sobre Elektra ni siquiera lo ha vendido al mejor postor, lo ha regalado. Así de aviesas son sus intenciones. Y entonces es cuando La Mano regresa a la vida de nuestra heroína, con elementos que hasta ahora desconocíamos, pero que van a engrandecer el pasado de una mujer de armas tomar que, para llegar a ese culmen, tuvo que pasar por su propio entrenamiento de alta intensidad y poca satisfacción inicial. Donde Stick no consiguió llegar si lo hizo Aka.

Y de lo que es la trama de este primer e interesante número no os vamos a desvelar más información, merece mucho la pena ir metiéndose en la historia para descubrir paso a paso todo lo que empieza a rodear a esta Elektra que va a vivir su propio tie-in dentro de El Reinado del Diablo. Y lo hace con un dibujo de lo más inspirado por parte del brasileño Rafael De Latorre, al que ya hemos podido ver en la colección actual de la Viuda Negra pero que es mucho más conocido por su aportación a la serie del sello Aftershock, Animosity.

La importancia del guionista inteligente en Daredevil

Pero el artífice absoluto es un guionista del que llevamos más de dos años hablando maravillas. Chip Zdarsky ya había ido dejando importantes pinceladas antes de recaer en la colección de Daredevil, sobre todo con un personaje como es Spiderman, con un tono más desenfadado. Lo que nos ha venido contando sobre Elektra, su transformación en Daredevil para ayudar a Matt, en principio interesada por unos motivos más oscuros para ganarse su favor (que aun mantiene) pero con un cambio de mentalidad que ha dejado a sus sais sin elementos letales, asemejándolos a los bastones clásicos del superhéroe ciego.

Y esa característica evolución desde las sombras a un aspecto más limpio de alma es obra de un guionista que sabe desde hace mucho a donde se dirige su camino, desde que empezó toda esta historia que ha vuelto a unir los destinos de Murdock / Daredevil y Natchios, que saca lo más brutal de él y la endulza a ella, hace que nos enamoremos de la mujer que es y de la que puede ser, de la arrebatadora ninja asesina y al mismo tiempo de esa versión más segura de sí misma, de sus armas de mujer, de su pasión y de su caída de ojos. Quiero a Elektra en mi equipo pero si estuviera soltero y pudiera ser tan afortunado de conquistarla… también la querría en mi cama… aun a costa de poder morir con el cuello rebanado, merece la pena correr el riesgo.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

CÓMICS: Spawn Integral Vol 10. Final y principio para Al Simmons

The Boys: Así es la única regla de Homelander que los Siete no pueden romper

David Lorao

Reseña MARVEL OMNIBUS Conan el Bárbaro: La etapa Marvel original Volumen 6. Un cortecito por aquí… otro por allá…