Inicio Cómics Reseña de ‘Love in Hell’: El infierno puede ser maravillosamente erótico

Reseña de ‘Love in Hell’: El infierno puede ser maravillosamente erótico

260

Reseñamos el manga de Reiji Suzumaru titulado ‘Love in Hell’ y editado y publicado maravillosamente en España por la editorial Fandogamia.

Cuando uno va a coger por primera vez ‘Love in Hell‘ la primera sensación es la de estar delante de una obra poco seria. Una obra que dará prioridad y rienda suelta a lo erótico-festivo por encima de la propia historia. Y, realmente, así es. Pero el manga de Reiji Suzumaru cumple con una función clave en todo esto: divertir. Aunque no solamente el entretenimiento sexual es la única propuesta del japonés. Porque ‘Love in Hell‘, como vamos a reseñar a continuación, ha logrado una entidad propia. Especialmente a la hora de plantearnos un universo ficticio.

La historia de ‘Love in Hell’ es sencilla y directa, con personajes arquetípicos que permiten seguir la acción y el desarrollo de la trama con una facilidad pasmosa.

Obviaré las partes proporcionales inherentes a un manga de este estilo, como son las escenas o momentos sexuales. Quería destacar de ‘Love in Hell‘ la capacidad de síntesis que ha tenido Reiji Suzumaru de presentarnos, por capas, cómo es el infierno que ha imaginado. Un infierno que, de inicio, se nos presenta como “un infierno de tetas“. Sí. Así es. El inicio del manga es sencillo, pero directo. El protagonista, Rintaro Senkawa, es un tipo medio del mundo moderno. Incapaz de comprender la vida que le rodea, muere a los 27 años por culpa de una borrachera que termina con su existencia tras una caída.

Love in Hell

Rintaro aparece en el infierno. Al menos así le da la bienvenida la co-protagonista de la historia, Koyori. Esta joven de 17 años es una diablesa con poca ropa que debe ejercer su oficio (porque en el infierno de Suzumaru ser diablesa es un oficio). Su trabajo no es otro que el de acompañar por el infierno a su pecador, que es Rintaro. La tensión sexual entre ambos se hace evidente en los primeros compases de ‘Love in Hell‘. Y nos acompañará a través de la historia como una parte muy interesante de la trama.

El manga de Reiji Suzumaru tiene entidad propia y nos presenta un infernal universo similar al capistalismo dentro de la propia ficción.

Así pues, con los dos protagonistas presentados es el momento de adentrarnos en el entorno de ‘Love in Hell‘. El infierno que se nos presenta tiene una entidad extremadamente propia. Hay una sociedad dividida entre condenados y condenadores. Existen las ciudad, con una población determinada. También hay tiendas, oficinas, empresas, bares, restaurantes, saunas, baños públicos, etc. ¡Es una sociedad capitalista!

Love in Hell

Pero, ¿cómo se obtiene el dinero (hienes) para malvivir en ese infierno? Muy simple: ¡sufriendo dolor! Además de ir puliendo tus pecados, que es la única manera de acabar saliendo del infierno, en la sociedad de ‘Love in Hell‘ uno gana dinero -prácticamente- mediante las torturas de las diablesas. Ya sea despellejándolos vivos, cortándoles la cabeza, tatuándolos (lo que conlleva inocular en el condenado un GPS para tenerlos controlados) y un largo etcétera de dolorosas posibilidades.

Resumen de la reseña de ‘Love in Hell’.

En resumen, ‘Love in Hell‘ es una obra fresca y sin pretensiones. Cumpliendo con los cánones de estilo nipón y los clichés del género, este manga nos ofrece una divertida travesía por el infierno con personajes programados y fáciles de comprender y recordar. Una delicia para pasar el rato y olvidarse del ajetreo de la rutina que genera la realidad. Pero también hay que destacar el maravilloso trabajo editorial que hace Fandogamia en España con este y otros títulos. Realmente recomendable.

Reseña Panorama
Reseña de 'Love in Hell'
Artículo anteriorTom Holland se convierte en Batman antes de ‘Spider-Man: Homecoming’
Artículo siguienteMeñique de ‘Juego de Tronos’ confirma una teoría fan
David Lorao
Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación 'Goonie' y pasión por la escritura. "Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis". También puedes leerme en twitter como @goonielor.