Inicio Cómics Doctor Extraño maestro de las artes místicas

[RESEÑA] Doctor Extraño maestro de las artes místicas

1252

Panini recopila en Doctor Extraño Maestro de las artes místicas (Omnigold) la etapa completa de Stan Lee y Steve Ditko que cuenta el origen del Hechicero Supremo.

Doctor Extraño Maestro de las artes místicas (Omnigold)La historia del hechicero supremo ha estado plagada de muchas etapas, desde su creación como un “relato extraño” ha tenido pocas variaciones en su base, protector, mago, curador, pero su vida más allá de la magia siempre fue complicada. Siempre rodeado de enemigos, sus relaciones personales han sido siempre un deporte de riesgo, ya seas su amigo, su amante, o simplemente un socio, la sombra del mal te acechará en todo momento.

Era la época de las creencias orientales, de la magia, renacían las ideas de culturas antiguas y su filosofía. La cultura hippie había traído todo eso, y el mundo del cómic no es ajeno a ninguna influencia. Se acabó el hipismo pero muchas de sus creencias no, el new age posterior y el establecimiento de cultos como la wicca fortalecía la idea de la magia como algo real. Y Stan Lee ya tenía en mente un personaje que mantenía el aire del misterio de la hechicería y el colorido y actos de un superhéroe, el Doctor Extraño.

Con su buen ojo para elegir colaboradores, Lee acudió al genio que había convertido a Spiderman en un éxito, Steve Ditko, y junto con el dibujante crearon un concepto totalmente nuevo, el Hechicero Supremo. Un mago que protegía nuestra dimensión de los ataques de demonios y grandes amenazas sobrenaturales, un campo que no había sido visitado por ningún héroe Marvel aún. Apoyándose en pocos conocimientos reales de la magia, y mucha imaginación, el guionista dejó que la fuerza de la imaginación de Ditko poblara las páginas de escenarios surrealistas y demostraciones de poderes desconocidos a través de trazos lisérgicos que nunca se habían expuesto en el papel de ningún cómic book. Dentro de las páginas de Doctor Extraño aparecieron los personajes más extraños, los seres más macabros y diferente que se habían visto en la Casa de las Ideas, y poco a poco el personaje se convirtió en el heredero total de una cabecera que estaba creada para ser suya, Strange Tales.

Toda esta etapa llena de creatividad gráfica e imaginación desbordada se recopila en este primer Omnigold del Hechicero supremo. Lee y Ditko cuentan desde el origen, aunque no lo hacen de buenas a primeras, para conservar el aire misterioso del personaje, hasta la llegada de los villanos más emblemáticos de Extraño, el Barón Mordo, Dormammu o Pesadilla llenan las páginas de lo que era una serie de historias cortas, que poco a poco evolucionó a una serie de sagas completas en las que el segundo bigote más importante de Marvel, el primero era el de Tony Stark, se enfrentaba a lo desconocido.

Los planteamientos sencillos pero llenos de acción y extraños rituales, hechizos y deidades multidimensionales, atrae por su planteamiento lleno de dinámica. En buena parte el dibujo de Ditko se ocupa de eso, imprimiendo vida a los , en muchos momentos, farragosos textos de Stan Lee. El dibujante, co creador del personaje, influía en las historias en gran medida, y eso se nota en el peso que sus ilustraciones tenían sobre los textos, buscando un impacto visual muy diferente al que se había visto hasta ese momento.

Como ocurre con casi todos los Omnigold, la gran cantidad de artistas que aparecen hacen el análisis del mismo difícil, y como siempre solo destacaremos a algunos por su relevancia. Por encima de todos ellos siempre están Stan Lee y Steve Ditko, los creadores del Doctor, cuya aportación definió su carácter y su aspecto hasta nuestros días.

Doctor Extraño

Entre las curiosidades de la creación del Doctor Extraño hay una de las más interesantes fue que Ditko dibujaba con ojos rasgados, orientales, al personaje, dándole un aire místico y más cercano a lo que quería Lee, que fue modificado cuando se descubrió el origen de Extraño. Ese detalle mostraba el interés en mostrarlo oculto de la magia, lo extraño, un mundo que hoy tenemos más mascado, pero que era muy desconocido en aquella época, para muestra , la editorial recibió un gran número de consultas por correo de fans que querían saber si los nombres de deidades y demonios que Stan Lee utilizaba eran reales, y si los hechizos eran usados en la realidad, nada era cierto, la fértil imaginación del guionista construyo toda esa cosmogonía, ligeramente, ya que fue modificada y completada muy posteriormente, pero davala idea del impacto de esta serie en el público, que estaban impresionados por la idea de un superhéroe mágico, de un doctor que cura la realidad, de un médico que no podía ejercer como sanador de los cuerpos humanos, pero lo hacía de su mundo.

En resumidas cuentas, si eres seguidor de Doctor Extraño no debes perderte este tomo, si eres fan de Ditko ya debería estar en tu estantería, y si eres un coleccionista y quieres tener los momentos álgidos del nacimiento del arte del comic book, ya lo estás comprando. Para los aficionados más recientes puede resultar algo denso e inocente en sus planteamientos, pero disfrutará de sobra con las aventuras de este peculiar personaje, que en un principio tenía los ojos rasgados, ya que Ditko estableció que era oriental, algo que hasta que nos e conoció su origen era muy posible. Y así nacía Stephen Extraño, con una rareza en su inicio, con un marcado aire sobrenatural y diferente, que ha mantenido en mayor o menor medida hasta nuestros días.

a la venta en milcomics