Cómics / Reseña de PATRULLA X Nº 7. Un interludio antes de Imperio, y un prólogo antes de X de Espadas
Cómics

Reseña de PATRULLA X Nº 7. Un interludio antes de Imperio, y un prólogo antes de X de Espadas

LA IMPOSIBLE PATRULLA-X V1

Con el evento Imperio ya en los kioscos, la Patrulla X y todo el mundo mutante tiene que prepararse. Se estrenará Factor X y durante todo el mes de diciembre tendremos un parón en las series mutantes. Pero antes, hay que resolver unos cuantos problemas.

Con la llegada en enero de la saga X de Espadas a España, cada serie encara sus rectas finales en sus arcos para poder entrar al 100% en el evento. Algunas van a hacerlo con pequeñas aventuras unitarias, otras finalizando sus misiones, y en el caso de la Patrulla X, metiéndose de lleno en Imperio con 4 grapas en dos meses con los crossovers del universo mutante y el evento Marvel.

PATRULLA X Nº 7

Uno de los más simpáticos y queridos miembros de la patrulla x se enfrenta a un antiguo enemigo, en un mundo nuevo. Todo ha cambiado, no solo el panorama mutante, y la adaptación, es la regla para sobrevivir en este hábitat cambiante.

Nos encontramos con número de refuerzo antes de Imperio, con un dibujante invitado de alto nivel: Alan Davis. Un clásico dentro de la saga mutante, el británico siempre elegante, nos deja una historia oscura de un personaje que siempre ha estado entre sus favoritos, Kurt Wagner, Rondador Nocturno. Su dibujo ha sido criticado últimamente, “no tiene la fuerza de antes” o “no se emplea a fondo” y otras tantas declaraciones de fans y divulgadores suenan siempre, pero Alan Davis sigue siendo uno de los mejores narradores y más espectaculares de su generación, y eso, es decir uno de los grandes dibujantes entre los mejores dibujantes de cómic americano.

Giant Size X-Men: Nightcrawler

La mansión de Westchester sigue en pie, contiene un portal para los mutantes que quieran dirigirse a Krakoa, pero algo, evita que lleguen, y un pequeño grupo de mutantes tendrá que resolverlo. Jonathan Hickman vuelve a recurrir a los antiguos escritos del patriarca mutante, Chris Claremont, y recupera uno de sus creaciones para un número en el que la investigación, y la nueva firma de actuar de los mutantes tiene mucha relevancia, pero desde luego, deja espacio para la acción y el buen hacer con las páginas de Davis.

Aunque se trate de una aventura única de la patrulla x, deja otro de esos pequeños “posos” que posteriormente puede ser usado por el escritor norteamericano. Pero lo más importante, no es eso, es ver a algunos de los personajes de Claremont volviendo a la que fue su casa, su mundo durante muchos años, Nuevos mutantes que crecieron en Westchester, o Kurt Wagner, que lo llamó hogar durante mucho tiempo, tras huir de un mundo que lo despreciaba por su status mutante y su aspecto demoníaco.

Siendo Rondador Nocturno un favorito de Davis, solo hay que recordar su Excalibur, no es de extrañar que se recree en el peludo mutante, pero no tiene problema en crear una atmósfera oscura y peligrosa dentro de un ambiente que debería ser amable para los mutantes.

En resumen, una aventura divertida de la Patrulla X que tiene más visos de nostalgia para los personajes y de posible foco para un futuro que nada, pero que se disfruta.