Cómics

Reseña de Factor X Nº 2. La Caída de los mutantes. ¡Apocalipsis ataca!

Llega el evento que cambió todo el panorama mutante en los 80. Y para Factor X significó la aparición de uno de los villanos más peligrosos: Apocalipsis

Ya con las riendas tomadas con fuerza Louise y Walter Simonson imprimieron una identidad propia al supergrupo mutante Factor X. Alejado de la serie madre y sus tramas, pero contando con el desarrollo del patriarca Chris Claremont para desarrollar un mundo mutante propio, los autores presentaban al nuevo gran enemigo de la raza, o su salvador si atendían a su discurso, Apocalipsis. Lejos de quedarse en un villano, esta creación se convirtió en el origen de toda una línea histórica que en el futuro redefinirá la franquicia.

Este tomo engloba algunas de las historias más recordadas de la serie, las que dejaron marca, no solo por el dibujo de Walter sino por el desarrollo que Louise dejó, y que años después aún se deja ver en los X Men. Factor X se descubre como un grupo mutante, y no como la empresa que caza a estos peligrosos seres, el enfrentamiento con Cameron Hodge continúa y ahora el equipo tiene a su cargo un montón de jóvenes dotados.

Este grupo de adolescentes y niños acentuará el cambio de tono de la serie Factor X. Marginados y supervivientes de la Masacre Mutante entre los Morlocks, se convertirían en una atípica familia con unos lazos creados por la necesidad, pero fortalecidos por el amor. Aún ahora muchas de estas relaciones continúan y siguen siendo válidas para todo guionista de la franquicia.

Primera aparición de Apocalipsis

Pero si hay que destacar una historia en Factor X, siempre será la de Apocalipsis. El primer gran ataque tras su primera aparición, y de sus generales, sus cuatro jinetes. Ese arco desarrolla un tema que Claremont venía tratando en la Patrulla X, pero desde un punto de vista nuevo. A la superioridad del homo superior que muchos villanos, Magneto entre ellos, predicaban se une la selección natural y genética del que se adapta, del más fuerte. Apocalipsis no quería un mundo mutante, quería el mundo de los mutantes más fuertes, del homo superior en su etapa más evolucionada.

El gran secreto en Factor X que nadie esperaba fue la recuperación de un personaje clásico transformado en villano, en un ser de belleza tornado en una máquina mortal, el Ángel pasaba a ser Arcángel y el cambio era total. Tan importante fue que no hay guionista que haya tenido a Warren Worthington entre sus personajes que no haya tratado la dicotomía de ambos seres, y haya tratado de introducir nuevos elementos. Pero siempre acaban remitiendo a todo lo creado por los Simonson, que crearon un ser que podía ser mítico, mitad ángel mitad demonio.

El dibujo

En el terreno artístico Walter Simonson estaba en uno de sus momentos más dulces, y su capacidad para transformar las luchas superheroícas en bailes espectaculares llenos de cinética y líneas imposibles hacen de la serie un goce para el lector. SI bien no siempre alcanzaba la velocidad necesaria y en ocasiones normalmente en annuals y números puntuales, dejaba los lápices a otros autores que cumplían con el trabajo como June Brigman o Terry Shoemaker.

Una de las grandes épocas de los mutantes, solo por detrás de la obra de Claremont, planificada para ser poco más que una serie más para vender dada la popularidad de la franquicia se convertía por derecho propio en una colección tan sólida como el título original del que provenía.

Si quieres conocer de dónde vienen tus héroes y por lo que pasaron antes de vivir en Krakoa, o posiblemente de acabar nuevamente adaptados a la pantalla grande aquí tienes una gran oportunidad. ¿Vas a perdértela?

Te recomendamos

Noticias relacionadas

La vida de Francisco de Goya en viñetas

Dune: La Casa Atreides. Descubre donde empezó la guerra por la especia

JOTA (J.C. Royo)

La mejor tienda friki para frikis

CMC