Cómics / Reseña de Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos
Cómics

Reseña de Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos

Robbie Thompson y Javier Rodríguez reúnen a los mayores hechiceros supremos de nuestro universo en un viaje temporal lleno de magia y acción.

Panini cómics reedita la serie que nació en la última época de popularidad del Doctor Extraño. Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos reúne a los grandes magos defensores de la realidad de varios momentos temporales. Desde un joven Anciano a un maduro Wiccan y otros invitados no esperados como Isaac Newton y un avatar del espíritu de la venganza. El mundo vuelve a estar amenazado ¡ y solo los grandes magos de la historia de la humanidad pueden detenerlos!

Cuando una gran amenaza es detenida, a veces no puede ser eliminada, y en el mundo de la magia nada es gratis. Contener un gran mal tiene un precio que puede transformar a cualquiera, y si este se libera, el precio cambia, se multiplica. Solo la unión de todos los Hechiceros supremos de la Tierra podrá detenerlo. El problema, atraídos desde la corriente temporal para luchar, muchos no son todavía hechiceros supremos, ¡algunos no son ni siquiera adultos! Stephen se enfrenta a una nueva amenaza mientras la magia de su Tierra se reduce, y de paso le tocará lidiar con algunos magos rebeldes y con su antiguo maestro el Anciano, solo que no es anciano, no ha sido aún su maestro y está en una fase muy rebelde de la vida.

Los autores

Robbie Thompson y Javier Rodríguez son los autores de esta aventura del Doctor Extraño, y dejarán su toque fresco, dinámico y estéticamente brillante. Thompson llegó al cómic del mundo de la televisión. Su estancia en Supernatural, The Cape o Jericho dejaba claro que su campo es el de la acción, lo místico, las relaciones y el humor. Ahora trabaja en la distinguida competencia con este estilo tan propio en series como The Suicide Squad o Teen Titans. De Javier Rodríguez poco se puede decir, español y un brillante narrador y dibujante, con tanto talento que dibujó la Historia del Universo Marvel que Mark Waid escribió, y dejó una obra a un nivel artístico y de composición magistral, todo un universo explicado y relatado en unas páginas alucinantes.

Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos nació en una época muy concreta, cuando Jason Aaron estaba cambiando todo el panorama de Stephen Strange, estaba destruyendo y reorganizando la magia y a Thompson le tocó usar al personaje en ese punto tan concreto. Y no le ha quedado nada mal para ser sincero. Ha desarrollado una trama correcta y llena de emoción y giros, con cuidado y detalle en los personajes y su desarrollo. Algunos de ellos eran parte del universo Marvel, otros han ganado importancia en estos días, lo que deja claro que su trabajo creando y desarrollando esos personajes ha sido notable. Deja una historia coral en la que los puestos están definidos y funcionan, y los engranajes encajan bien y sin chirriar. Pero tampoco es que tengan un brillo intenso, es una buena historia pero destaca lo creado más que la historia por la que fueron creados.

El dibujo

Rodríguez coge todo eso y lo eleva un peldaño, con un estilo dinámico y con composiciones y recursos narrativos increíbles el autor recuerda a autores expertos en transformar las viñetas y las páginas como Steve Rude o Mike Allred, y deja una historia con una línea narrativa alucinante que supera en muchos momentos lo que está contando. Después de Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos le encargaron la ‘Historia del Universo Marvel, y se entiende la decisión tras este despliegue de imaginación y originalidad.

Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos es una buena obra de Doctor Extraño, anclada fuertemente en su línea temporal, quizá un poco de conocimiento de los primeros números de Jason Aaron ayude, pero no es obligatorio. Se lee a gusto y una buena historia, pero no notable, se ve elevada por el trabajo de Rodríguez.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Daredevil y Batman ahora tienen muchas más cosas en común

CÓMICS: Spawn Integral Vol 10. Final y principio para Al Simmons

The Boys: Así es la única regla de Homelander que los Siete no pueden romper

David Lorao