Inicio Cómics ‘Battlefields. Los tanquistas’, cuando el blindaje solo sirve para que ardas más...

‘Battlefields. Los tanquistas’, cuando el blindaje solo sirve para que ardas más rápido

1739
Compartir

‘Battlefields. Los tanquistas’ es un viaje por la parte más cruda de la guerra, la que no se ve en las celebraciones.

Garth Ennis continúa su repaso por los escenarios de la Segunda Guerra Mundial, esta vez acompañaremos a una de las tropas más desconocidas.

battlefields-los-tanquistasEl día D será recordado como el comienzo del fin del tercer Reich, para aquellos que vivieron ese día y los restantes de la contienda, tendrán en su memoria algo que no es glorioso o heroico, recordarán sangre y fuego, amigos perdidos y un cansancio insondable.

Los cómics de guerra fueron un producto popular en el Reino Unido hace algunas décadas, en Estados Unidos tuvieron su época, pero la diferencia era la crudeza. Los americanos vendían heroicidades y seres diferentes, una guerra que tenía mucho de duro, de descarnado, pero también irreal y llena de tipos duros que caminaban sin tacha por ella. En cambio, aquellos cómics británicos bebían de otros pozos, más crudos, con menos héroes y más realidad, más sentimientos y dolor que sus primos del otro lado del Atlántico. Esos eran los cómics que leía Garth Ennis, y son los que le influenciaron. Leyó sobre la guerra, estudió la guerra, y poco a poco descubrió ese mundo horroroso y que destruía a los hombres que tomaban parte en ella, y así nacían varias series, War Stories para DC, y Battlefields para Dynamite. En la pequeña editorial independiente encontró un hogar más libre para esas historias que probablemente hirieran más corazones de los que la gran DC podía permitirse.

‘Battlefields. Los tanquistas’ es una historia cruda, con un comienzo humorístico, negro como es típico en Ennis, irónico y con sarcasmo británico, pero avanza y atraviesa el drama de la guerra. Mientras con detalles te arranca una sonrisa, el norirlandés te clava las tripas al suelo con historias como la del capellán que sacaba los cadáveres calcinados de los tanques para que nadie los viera, o no podrían volver a subirse a un blindado. La de los soldados, hombres en medio de una guerra, a veces fanáticos, otras solo hombres luchando, animales cuando la contienda les consumía.

Aunque la duración de este arco argumental es corto, es intenso, directo, divertido a la vez que estremecedor. Y para completar todo esto, el epilogo en el que el escritor explica mucho de lo que le llevo a escribir esta serie, desde las historias de guerra de los supervivientes, hasta la historia de una campaña que pocos recuerdan como el cuenta. Porque los laureles de ganadores, de marcha militar, no es real, y desaparece en la arena de la playa, el fango de los campos, y bajo las balas de los que eran los mejores soldados del mundo, unos alemanes acorralados que defendían su tierra.

battlefields-los-tanquistas

Al dibujo tenemos a un paisano, Carlos Ezquerra, el aragonés vuelve a colaborar con el británico en una historia dura y violenta. Lo hizo en War Stories, en Bloody Mary, y durante sus principios en la editorial 200AD, Ezquerra ya era veterano, por algo es el creador del diseño de Juez Dredd, el más popular personaje de la editorial. En este caso vuelve a demostrar que la edad mejora el buen vino, y a él le sienta de miedo. Duro, rápido, sin florituras, directo al grano, con suciedad, y sin perdonar a nadie, así dibuja Ezquerra. Los tanques son bestias enormes que aplastan todo allá por donde pasan, y entre las bestias siempre hay titanes como los Tyger. Pero eso no deja de ser parte de la historia de unos personajes que tienen algo de caricaturesco, que no son completamente reales, siguiendo una estela europea donde los rostros tienen rasgos que los definen, narices de animal o ave carroñera, larguiruchos y estirados ingleses, el físico es importante, define al  personaje tanto como lo que dice.

‘Battlefields. Los tanquistas’ es una historia que divierte, y emociona, que duele y hace reír, que demuestra que la guerra es una barbaridad, una mierda donde los hombres se convierten en animales al revolcarse en ella, pero también que hay hombres que siguen siendo hombres frente a ese montón de dolor que es la Segunda Guerra Mundial.

¿Habéis leído el cómic?¿Qué os ha perecido? Esperamos vuestros comentarios.

a la venta en milcomics


Compartir
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.