Inicio Cómics El trepidante manga de ‘All you need is kill’ o cómo morir...

El trepidante manga de ‘All you need is kill’ o cómo morir una y otra vez en combate

4522

¿Sabías que ‘Al filo del mañana’ está basada en la novela ‘All you need is kill’ de Hiroshi Sakurazaka? 

All you need is kill novela que inspiró Al filo del mañanaEl novelista japonés Hiroshi Sakurazaka publicó en diciembre de 2004 el libro ‘All you need is kill’, una trepidante historia de ciencia ficción de un soldado que vive su peculiar ‘día de la marmota’ pero sin hallarse perdido en el pequeño pueblo de Punxsutawney como Bill Murray en ‘Atrapado en el tiempo’, sino en medio de una sangrienta y apocalíptica guerra entre humanos y los extraterrestres miméticos. El protagonista, Keiji Kiriya, muere reiteradamente en el mismo combate pero vuelve a revivir el día antes de la batalla. Vive en un bucle. La adaptación cinematográfica de la novela, ‘Edge of Tomorrow’ (‘Al filo del mañana’), se estrenó a finales de mayo y está dirigida por Doug Liman y protagonizada por Tom Cruise y Emily Blunt.

Norma Editorial publicó en abril la novela, pero recientemente también ha puesto a la venta el primer volumen del manga de la obra de Sakurazaka. Un cómic de Ryosuke Takeuchi con ilustraciones del mangaka Takeshi Obata, quien ha destacado por sus trabajos en los mangas ‘Hikaru no Go’ (por el que recibió el premio Shogakukan Manga en 2000 y el Premio Cultural Osamu Tezuka en 2003) y en los populares ‘Death Note’ y ‘Bakuman’. El dibujante estará presente este año en el XX Salón del Manga de Barcelona, que se celebrará del 30 de octubre al 2 de noviembre.

‘All you need is kill’ es una historia de superación, la lucha de un guerrero inexperto que descubre que tras morir en una batalla despierta una jornada antes de la lucha y así repetidas veces. Las misma batalla. Morir. Despertar el día antes. Le costará aceptarlo, pero al hacerlo estará dispuesto a todo: “Soy el único que vive en el bucle”, piensa Keiji en el cómic, “el único en todo este mundo. Nadie más tiene que luchar una y otra vez con el miedo a ‘morir’. Pues muy bien. Acepto el reto. ¡Si ‘sobrevivir’ es la única manera de ofrecer resistencia, lucharé hasta el final para conseguirlo!”. En esta guerra tendrá un papel muy importante Rita Vrataski, una luchadora implacable conocida en la novela gráfica como ‘la perra de combate’ y que es la comandante del cuerpo de las Fuerzas Espaciales de los Estados Unidos.

Los miméticos de 'All you need is kill'
Los miméticos de ‘All you need is kill’

El camino de Keiji no será nada fácil. Además de sufrir día tras otro las muertes más dolorosas tendrá que entrenar duramente para llegar un poquito más allá al día siguiente y matar más extraterrestres miméticos. Cuando se halla en el bucle 158, el protagonista se presenta a sí mismo en el manga diciendo: “Aquí ya no hay un recluta novato que intenta huir acongojado de la batalla. El que está aquí ahora en una máquina de matar por cuyo cuerpo corre sangre en lugar de aceite. Un auténtico veterano curtido en innumerables batallas”.

Con las adaptaciones cinematográficas de cómics como ‘300’, ‘V de Vendetta’, ‘Watchmen’ o ‘Sin City’ se ha demostrado lo cercanas que pueden estar las películas de los cómics. Parece que las barreras hayan desaparecido y ahora con un fondo verde y una mágica posproducción todo puede conseguirse en la gran pantalla. Sin embargo, la potencia de las viñetas de ‘All you need is kill’ deja claro que el manga aún puede situarse un paso más allá. Las ilustraciones muestran las cruentas, sangrientas e interminables muertes de Keiji Kiriya y presentan potentes escenas de acción con dibujos que mueven los personajes a gran rapidez. Los dibujos también impactan por las miradas de dolor, de sorpresa, de desesperación, de hambre de guerra y de supervivencia de sus personajes.

Si se compara la película de Doug Liman y el primer volumen del manga de Obata –a falta del siguiente tomo- está claro que comparten el mismo fondo y ambas beben del libro de Hiroshi Sakurazaka. El mismo fondo, es decir, la historia de un soldado que muere todos los días en una batalla contra los miméticos y despierta el día antes de la lucha. Asimismo, el planteamiento del personaje principal es distinto a pesar de que ambos comienzan siendo novatos en el arte de la guerra. En la película, el personaje principal es el oficial estadounidense William ‘Bill’ Cage, al que le obligan a ir al frente a luchar. No está preparado y se negará con todas sus fuerzas pero se ve obligado a ir. Muy distinto es el personaje del cómic, el japonés Keiji Kiriya, un nuevo recluta de la Fuerza de Defensa Unida. Él ya está a punto para su primera batalla. De hecho, el cómic arranca con su primera muerte y su despertar la jornada anterior a la batalla: “Me… me temo que estoy más tenso de lo que me esperaba. Soy soldado. Un ‘jacket’ que mañana va a participar en su primera operación. Al fin y al cabo la humanidad está viviendo una guerra nunca vista hasta ahora (…) Los adultos dicen que lo de luchar contra monstruos les parece ciencia ficción pero para mí que he vivido inmerso en esta guerra desde niño, es lo normal”. También es distinto el transcurso de la historia como por ejemplo cómo despierta Keiji, el equipo de soldados que tiene a su alrededor o cómo conoce a Rita Vrataski.

All you need is kill novela que inspiró Al filo del mañana

La película tiene grandes dosis de humor, un humor muy negro pero al que se recurre continuamente, haciendo más cercano al público el drama que sufre su protagonista al morir una y otra vez. El cómic es un poco más oscuro en ese sentido a pesar de que se puede intuir un humor similar. La oscuridad se hace patente en la transformación del protagonista cuando pasa de ser un recluta a un experto asesino de miméticos y en los momentos en los que muere despiadadamente. En el cómic Keiji se hará con un arma similar a la de Rita, una enorme y espectacular hacha, algo que no sucede en la película.

Otro aspecto interesante del manga que no se incluye en el filme son las referencias a la niñez del protagonista: “Cuando yo era niño, solíamos jugar a las batallas contra los alienígenas. A mí se me daba bien hacer del héroe que se sacrifica por sus compañeros (…) El héroe moría. Sin embargo, ese noble sacrificio daba alas a la humanidad para alzarse con la victoria. Era un inocente ‘juego de muerte'”. Algo que le hace pensar en todo lo que le sucede en los bucles: “Morir de verdad no es ningún juego. Es extremadamente duro y doloroso… Yo lo he aprendido muriendo (…)”. Las reflexiones del personaje principal ofrecen una dimensión mucho más personal e introspectiva que en el filme solo se intuye.

El primer volumen del cómic finaliza en uno de los momentos claves de la película y en uno de sus mejores giros argumentales: cuando Rita Vrataski le da a entender a Keiji que sabe lo que le ocurre, es decir, que muere para volver a despertar y que está inmerso en un bucle. A pesar de que desaparece el factor sorpresa si uno ha visto el filme, el cómic es igualmente recomendable por cómo está narrado con unos dibujos increíbles.

Artículo anteriorLea Michele, la estrella de ‘Glee’, aparecerá en ‘Sons of Anarchy’
Artículo siguientePrimer tráiler en español de ‘Mad Max: Furia en la Carretera’
Pere Francesch Rom
Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat. Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.