Inicio Cómics Reseña de ‘Batman: Las calles doradas de Gotham’

Reseña de ‘Batman: Las calles doradas de Gotham’

46

¿Qué es lo mejor y lo peor de ‘Batman: Las calles doradas de Gotham’? Os contamos qué podéis esperar de esta interesante propuesta Elseworlds de DC Comics

Hoy, desde Cinemascomics, venimos a hablaros de ‘Batman: Las calles doradas de Gotham‘. Escrito por Jen Van Meter (‘Hopeless Savages’) e ilustrado por Cliff Chiang (‘Wonder Woman’) y Tommy Lee Edwards (‘Zombie World: Winter’s Dregs’), ‘Batman: Las calles doradas de ‘Gotham‘ es uno de esos cómics tan interesantes que propone la línea “Elseworlds (Otros Mundos)” de DC Comics. Antes de profundizar en él con esta reseña, ¿qué podemos esperar de él?

Batman: Las calles doradas de Gotham (DC Comics)

Esta es la sinopsis de ‘Batman: Las calles dorada de Gotham‘ que propone ECC Ediciones. La editorial que publica DC Comics en España lo vende así:

“A principios del siglo XX, en Gotham, las condiciones laborales son lamentables, por decir poco. Aquellos que consiguen trabajo se juegan la vida día tras día en las fábricas. Los sindicatos son ilegales, y la ciudad oprime a la gente que los apoya. Solo el Gato es capaz de ver el verdadero camino hacia la libertad. En él, la gente tiene un representante, pero loque necesita ahora es un héroe. Y ese héroe es un Robin Hood industrial: el Murciélago. Cuando un asesino siembra el terror entre la clase obrera, solo el Murciélago tiene el valor para seguir su rastro de sangre y encontrar a los verdaderos asesinos”.

‘Batman: Las calles doradas de Gotham’ es una propuesta muy inteligente e interesante. Pero Jen Van Meter y Cliff Chiang se ven mermados por un número autoconclusivo de poca longitud. Con lo que el mensaje propuesto y la acción acaban asfixiándose por culpa de una conclusión precipitada

Siempre he sido un amante empedernido de esos cómics autoconclusivos que algunos gafapastas han querido definir como “novelas gráficas”. No entraré hoy en este debate. Aquí no. Quizá en otra ocasión. Pero si hay algo que me gusta más que esos cómics autoconclusivos, eso es el sello “Elseworlds (Otros Mundos)” de DC Comics. Me fascinante. Consiguen atraparme porque son propuestos rompedoras, transgresoras, rupturistas. Nos sacan de la rutina de los cánones y las grapas mensuales. Logran atraparnos desde el principio.

Batman: Las calles doradas de Gotham (DC Comics)

Batman: Las calles doradas de Gotham‘ es uno de esos números. En esta ocasión Bruce Wayne no es Bruce Wayne. Es Bruno Vanekow, un inmigrante polaco cuyos padres han muerto por culpa de la avaricia de un empresario capitalista. Uno de esos patrones del siglo XIX y principios del siglo XX que pisaban los derechos humanos para seguir codiciando más y más capital. Sin querer contar mucho (ya que el cómic es bastante cortito), lo que puede esperar uno de esta obra es un cambio de escenario y de contexto en la mitología del Hombre Murciélago. Pero el Caballero Oscuro y todos sus personajes secundarios están aquí. De una manera orgánica e inteligente. Una propuesta genial por parte de Jen Van Meter y Cliff Chiang con un mensaje sindicalista muy apropiado para la época. ¿Pero? No es del todo satisfactorio.

Batman: Las calles doradas de Gotham (DC Comics)

La propuesta se ve muy mermada por culpa de la velocidad. Todo avanza precipitadamente, como si la historia de Van Meter y Chiang tuviera que terminar lo antes posible porque este debe ser un número corto y autoconclusivo. Lo que ambos artistas tenían entre manos con ‘Batman: Las calles doradas de Gotham‘ era un cómic muy profundo. Debería haber sido mucho más densa para lograr que el mensaje calara mucho más hondo en la conciencia del lector. Pero no debe ser así. Por lo que la historia pasa de un notable alto a un bien. Una lástima porque era casi perfecto.